YOGA FACIAL -





Gracias a sus ejercicios podemos devolver la elasticidad a nuestro rostro e incluso hacer desaparecer algunas lineas de expresión, que pueden convertirse en molestas arrugas.



Como por ejemplo suavizar las mejillas y los labios, para ellos inflaremos las mejillas con aire y lo vamos pasando de un lado a otro durante cinco minutos o hasta quedarnos sin aire, repetimos el ejercicio cuatro veces más.



Para relajar el cuello y la mandíbula, este ejercicio viene de perlas. Estira el cuello hacia atrás mirando al techo y traga saliva al mismo tiempo que aprietas el paladar con tu lengua.




Haz lo mismo pero mirando hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Para relajar los ojos y la frente, lo que debes hacer es abrirlos como si algo te sorprendiera, sin arrugar la frente y fijándote en un punto cualquiera durante 10 segundos. Repetir esta acción varias veces, da incluso brillo a la mirada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario