Aprende a comer sin engordar!!


Resultado de imagen para comer sin engordar

Cada día puedes robarle un montón de calorías a la báscula sin pasar hambre o matarte en el gimnasio. Te contamos cuáles son los secretos para comer sin engordar y cuáles son los errores que no debes cometer.

Se puede comer de todo sin pasar hambre ni engordar. La clave está en saber lo que tienes que comer, cuándo y de qué manera; y también en saber lo que no tienes que comer o cuándo. Introducir algunos cambios en tu día a día te ayudará a adelgazar sin tener que hacer dieta.

Te proponemos hacer un ‘clinic’ de tu dieta para detectar los pecados gastronómicos que cometes y potenciar tus buenos hábitos nutricionales. Una vez que hayas hecho la lista de alimentos que sabes que te engordan -sé sincera- divídelos en las siguientes categorías: sanos (pan, pasta, queso, etc.), poco recomendables (azúcar, embutidos, platos precocinados, chocolate, grasas no saturadas, etc.) y prohibidos (bollería industria, caramelos, chucherías, fast food, etc.). Modera los primeros (3 a 4 veces por semana), reduce a menos de la mitad el consumo de los segundos, y elimina los terceros.


Tú ya sabes cuándo comes bien y cuándo descuidas tu dieta, así que el primer consejo es que intentes compensar los excesos o las carencias de unas comidas con otras: muchas calorías a medio día = cena muy ligera; comida rápida durante el día = más proteínas, hidratos o vitaminas en la cena. Además de compensar, apunta en tu “agenda dietética”:

 Comer despacio y masticando bien los alimentos. Las señales de saciedad no se producen en el estómago hasta los 20-30 minutos desde que se comienza a ingerir. Si comes deprisa tomarás mucha más cantidad de alimentos.

 Hacer 5 comidas diarias. Lo habrás oído mil veces, pero es una de las reglas de oro para mantener un peso estable, no tener ataques de hambre entre horas y estar bien nutrida. Es mejor que te comas un pequeño bocadillo a que acabes devorando un bollo de chocolate para calmar la ansiedad.
 Aprende a seleccionar los alimentos que te convienen: los que menos calorías tienen ( verduras, etc.), los que son más sanos (aceite de oliva, fruta,  etc.), los que te aportan fibra (cereales, legumbres, pan), los que te relajan ( plátano, chocolate, etc.), los que le sientan bien a tu estómago (purés, yogures, pasta, etc.).
 Cambia tu estilo de vida. Introduce hábitos que te favorecen: dar un paseo después de comer, hacer ejercicio, cenar pronto, cocinar al vapor, comer sentada...
 Fíjate un peso razonable. Empieza con una meta fácil y luego ponte un tope, no pongas en peligro tu salud.
 No te saltes tus buenos propósitos durante el fin de semana: permítete algún capricho pero no todos.

 Introduce en tu dieta platos muy básicos para darle un respiro a tu estómago y restar calorías: pasta cocida con aceite de oliva o aguacate, arroz , frutas con yogur,  etc.

Los 7 pecados capitales
Simplemente evitando estos pecadillos le puedes restar entre 200 y 400 calorías diarias a tu dieta. Además, conseguirás aumentar la velocidad basal de tu metabolismo, lo que significa que quemarás más calorías durante el día y hasta durmiendo:

No desayunar. Mal comienzo. Si no tomas nada por la mañana tu metabolismo ralentiza su velocidad, corres el riesgo de tener un ataque de hambre, tu estómago se resiente y se produce mal aliento, te sientes cansada y con menos energía, y tu cuerpo no recibe los nutrientes que necesita.
 Pasar muchas horas sin comer. Por pasar mucho tiempo sin comer no necesariamente vas a adelgazar. Es más, tu cuerpo, puede negarse a soltar ni un gramo de lo que recibe. Te sentirás siempre cansada, tu humor empeorará y corres el riesgo de sufrir alguna carencia que se refleje en tu pelo, tus uñas, tu piel o tu salud. Comer algo ligero cada vez que tengas hambre le dará vida a tu metabolismo.

 Alimentarse con productos ligth. Éste es uno de los mayores engaños, que incluso puede inducirte a tener problemas de salud. Normalmente, estos productos aportan igual e incluso más calorías que los normales. Además, llenan menos, con lo que sueles acabar comiendo más. Tampoco sirven para cubrir todas tus necesidades nutricionales.
 No comer frutas y verduras. No pases de ellas. Tu organismo necesita las vitaminas, minerales y fibras que contienen. Además, son los alimentos más bajos en calorías. Y no puedes sustituirlos por zumos envasados o yogures con fruta. Cada día debes tomar al menos de 2 a 3 piezas de fruta y otras dos raciones de verduras u hortalizas.

 Beber poca agua. El agua conserva la elasticidad de los tejidos, hidrata el organismo y favorece las funciones metabólicas. Aporta minerales básicos: sodio y potasio para regular los procesos fisiológicos; magnesio para combatir el estrés; calcio y flúor, necesarios para huesos y dientes.

 Eliminar los hidratos de carbono. No te engañes, la pasta, el arroz o las legumbres no tienen la culpa de que hayas engordado. Preparados de forma ligera son unos alimentos excelentes para el control del peso y para conseguir un buen funcionamiento intestinal. Si estás estreñida seguramente es porque has dejado de comer legumbres. Los hidratos de digestión lenta son saciantes y tienen pocas calorías.

 Abusar del azúcar y las grasas. Se esconden en más alimentos de los que imaginas: zumos y bebidas envasadas, yogures de sabores imposibles, panecillos especiales, pizzas congeladas, ketchup, bollería, ensaladas de fast food...


Cuando hagas dieta...
 no te fijes metas demasiado altas
 no abuses de las barritas o productos para el control del peso
 aumenta tu actividad física diaria
 no te obsesiones con pesarte, hazlo sólo una vez a la semana
 no tomes fármacos para adelgazar

Fuente: http://mujer.terra.es/

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

SAIKU

COMO TRASMUTAR LOS MIEDOS








Resultado de imagen para miedos

Podemos realizar este ejercicio en cualquier momento. Para que el ejercicio tenga mas efecto es aconsejable hacerlo, como decimos siempre, en un sitio adecuado, un lugar silencioso y privado.

Escribe una lista con el miedo o los miedos que quieres perder y transmutar.

Busca un sitio cómodo y siéntante con la espalda recta, también puedes tumbarte, en cualquier caso… cierra los ojos.
Respira por la nariz de forma lenta y profunda, lleva el aire hacia tu abdomen.
Exhala el aire de forma rápida por la boca.

Repite estos dos últimos pasos de 3 a 5 veces para después, volver a respirar al ritmo de siempre.
Recorre tu cuerpo (físico) lentamente desde la cabeza hasta la punta de los pies con la idea de encontrar el sitio donde la energía del miedo se concentra.
Si no puedes encontrarlo, coge tu lista de miedos y vuelve a recorrer tu cuerpo, de esta forma seguro lo encuentras.
Cuando localizas el sitio de tu cuerpo donde se aloja el miedo, observalo. No intentes analizarlo, simplemente obsérvalo.

Permite que el miedo este allí, deja que exista, que crezca y que se exprese con una incomodidad física, un dolor, un nudo o energía localizada, a través de un pensamiento/memoria, o una emoción.
Míralo, obsérvalo, siéntelo y dale la bienvenida diciendo: Miedo, te doy la bienvenida aquí!.

Permite que se haga consciente y que crezca lo mas grande que le sea posible. Deja que el miedo se exprese ante ti, recuerda… no debes analizarlo, solo deja que aparezca.
Se podrá manifestar en palabras, pensamientos, memorias viejas… presta atención y fíjate si se transforma en alguna otra emocion o si cambia de sitio en tu cuerpo.
Si eso ocurre, vuelve a darle la bienvenida: Pensamiento, eres bienvenido aquí!, Emoción, eres bienvenida aqui, etc.
Préstale toda tu atención, obsérvalo, míralo y acércate para abrazarlo, para aceptarlo, permite que exista y dale amor, llénalo de luz.
Agradécele por acompanarte y haber estado contigo… ese miedo tenia un trabajo que hacer y se lo agradeces.
Ahora llega el momento de soltarlo y entregarlo al Universo. Deja que se vaya libre y que regrese a su fuente.

Respira de forma profunda…
Siente como inhalas amor y luz.
Exhala de forma lenta llevando ese amor y esa luz al sitio donde el miedo estaba hace un momento.

Si quieres repetir el procedimiento, adelante… eres libre de hacerlo. Puede que necesites hacerlo mas veces para sentir el amor y la luz ocupado el lugar donde antes estaba el miedo.
Para terminar vuelve a respirar de forma profunda y mientras lo haces deja que tu cuerpo y tu entorno se inunden de amor y luz.
Cuando sientas que el ejercicio ha terminado, vuelve a recorrer tu cuerpo desde la cabeza hasta la punta de los pies fijándote si el miedo persiste.
Si vuelves a encontrarlo, repite el ejercicio completo. Recuerda que siempre puedes volver a tu lista de miedos, buscarlo y volver a comenzar el ejercicio.

Con constancia, haciendo el ejercicio a diario, los miedos irán desapareciendo y tener una vida plena, llena de amor y luz.








SAIKU

EQUILIBRANDO EMOCIONES CON CHI KUNG






El pericardio es la membrana que recubre y protege al corazón, tiene como animal simbólico a la serpiente. 

Como pueden ver en el gráfico su canal energético comienza en el pecho atravesando toda la parte interna del brazo hasta el final del dedo medio. 
Este meridiano rige la conciencia y nuestros más profundos pensamientos y deseos. La forma como percibimos la vida está relacionado con la fluidez de energía del canal del pericardio que a su vez depende del equilibrio de los riñones. 
La astucia (propia de la serpiente), incidir en medias verdades, el aparentar una imagen falsa, desviaciones sexuales, la infidelidad, deseos de fama y poder son signos de alteración de energía en dicho canal. 

Uno de los secretos del Chikung es equilibrar el canal 


del pericardio para así llegar a lo más íntimo de nuestro 

ser y estar protegido de los vaivenes emocionales. 

En este mundo en que vivimos es fácil desde temprana edad desequilibrar la energía del corazón y pericardio, debido a los innumerables estímulos que reciben desde afuera nuestros sentidos. Su máxima actividad por dicho canal es de 7 a 9pm y su mínima de 7 a 9 am.



EJERCICIO

*Masajee los nueve puntos del meridiano ( un minuto cada punto)

*Para promover el paso de energía por el canal del pericardio y eliminar el exceso de energía del corazón (dolores o punzadas en el pecho), frótese enérgicamente desde el pecho por todo el trayecto del meridiano, arrastrando la energía hasta la palma de la mano, en donde se encuentra el punto Pe 8 llamado Laogong, que es la puerta donde se libera el exceso de energía de forma natural


Hágalo 18 veces en cada brazo, tres veces al día.















REFLEXOLOGÍA FACIAL.






La reflexología es una terapia basada en los masajes de las manos, pies y cara con la intención de conseguir una mejora en la salud.
Se basa en la creencia de la existencia de órganos reflejos de manera que, masajeando de una manera determinada ciertas partes de los pies o las manos, se está afectado directamente a otras partes del cuerpo como podría ser la vejiga o el riñón.

Los beneficios y las áreas afectadas son diferentes según el lugar en el que se practique el tratamiento de reflexología.

La reflexología facial es uno de los tratamientos de esta disciplina menos utilizados pero no por ello menos efectivo. Consiste en la utilización de las manos con el objetivo de masajear los músculos de la cara y estimular los puntos nerviosos. De esta manera, se consigue un mejor flujo de energía.
Además de los beneficios para la salud como podría ser la eliminación del estrés y la tensión en cara, cuello y hombros, la reflexología facial tiene beneficios estéticos ya que se trata de un potente tratamiento antiedad.
Pero, ¿cómo es posible que un masaje de este tipo ayude a mejorar el aspecto de la piel? La respuesta es sencilla, porque reafirma los músculos faciales de manera que reduce o previene la aparición de arrugas.
Los movimientos del masaje reflexológico.


Un masaje reflexológico eficaz depende principalmente del tacto
de cada ser, que difiere de una persona a otra.

Se trata de algo importante porque toda caricia de la piel evoca una emoción, sea consciente o subconsciente.

Las acciones agresivas y amenazadoras nos hacen encogernos o
desplegar una actitud violenta para defendernos, mientras que los
actos de afecto y aceptación alimentan la confianza y crean un ambiente seguro que suprime el sufrimiento y la enfermedad.

Los movimientos terapéuticos del masaje reflexológico...

• Devuelven la normalidad a todas las funciones corporales.

• Calman los nervios.

• Calman la hipersensibilidad o aumentan la sensibilidad cuando
estamos paralizados por el miedo.

• Generan armonía interior.

• Estimulan los sistemas circulatorio y linfático.

• Reducen la hipertensión y elevan la hipotensión.

• Calman las dolencias y dolores.

• Refuerzan el sistema inmunitario.

• Reducen la actividad de las glándulas y órganos hiperactivos y estimulan los hipoactivos.

• Reactivan las partes del cuerpo perezosas.

• Relajan los músculos.

• Alivian la tensión y el sufrimiento.

• Reducen los edemas.

• Eliminan sustancias tóxicas.

• Revitalizan y rejuvenecen la mente, el cuerpo y el alma.
La necesidad de tacto aumenta en los períodos de enfermedad, sufrimiento o inseguridad.

Comienza siempre el masaje reflexológico con un masaje general,
que se conoce como calentamiento.





SAIKU

COMO COMBATIR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS




dietasyremedios.com







Estos remedios caseros están orientados a reducir o eliminar la retención de líquidos. La retención de líquidos se sufre generalmente en el vientre y piernas, haciendo que ganemos un poquito de kilos extras, además de provocar, sin que nos demos cuenta, hinchazón o inflamación de las partes afectadas. Puede aparecer cuando estás embarazada, o estás en periodo premenstrual, o si ya tienes menopausia, también es consecuencia de enfermedades del corazón, riñones, hígado, solo por citar algunos ejemplos.
¿Cuáles son las causas que hacen que el cuerpo almacene líquidos?

La Hidropesía, edema o retención de líquidos no es una enfermedad, es más bien un síntoma que acompaña a ciertas enfermedades. Se origina cuando se produce un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos entre tres compartimientos: Intracelular, Intravascular e Intersticial; en los que se encuentra distribuida el agua en el cuerpo. Este desequilibrio es causado cuando la persona lleva una vida sedentaria, es decir esta mucho tiempo sin hacer actividad física, además por el consumo excesivo de comidas no saludables, como grasas, carnes, etc. También se debe a factores hormonales, por ejemplo es muy común que las mujeres embarazadas tengan este síntoma. La hidropesía también suele ser causada como síntoma de las siguientes enfermedades: hipertensión arterial, cáncer, desnutrición, trastornos circulatorios, enfermedades del corazón, riñones, hígado, deficiencias de vitaminas y mal funcionamiento del tiroides. Por eso antes de auto medicarse cualquier cosa, consulte a un médico especialista, para que pueda decirle la causa exacta del padecimiento de este síntoma.


Imagen relacionada
Para lograr deshacerte de los líquidos que retiene el cuerpo, puedes aprovechar uno de los beneficios que brinda la avena y otras hierbas medicinales. A continuación te contaré, algunos remedios caseros que puedes prepararte en casa, para ir tratando la retención de líquidos:
En primer lugar puedes prepararte un cocimiento de avena, como es de fácil digestión y reguladora, te servirá si acumulas líquidos en el vientre:
-Cocimiento de Avena: Para prepararlo solo necesitas un puñado de avena y medio litro de agua, una vez tengas estos ingredientes empiezas poniendo a hervir la avena en el agua sólo durante 5 minutos, luego lo dejas reposar, y una vez que se haya enfriado, lo cuelas. Tómalo durante cada mañana.
Te de jengibre: Es un diurético que ayuda a eliminar la retención de líquidos de una manera natural. Para preparar el té de jengibre necesitas los siguientes ingredientes: 2 cucharadas de miel pura, 3 rodajas de raíz de jengibre de 2 centímetros, ½ media naranja exprimida, y un ½ de limón exprimido. Primero lava bien un trozo de raíz y córtalo en tres rodajas, colócalos en una taza, y presiónalos un poquito con un tenedor, agrega  luego el jugo de limón y naranjas exprimidos. Coloca agua en un recipiente y ponlo al fuego, hasta que hierva, cuando pase esto, pon los ingredientes en el recipiente y tápalo, durante unos 10 minutos. Y luego ya tienes tu té listo para tomar.


Resultado de imagen para te de jengibre

-Decocción de Maíz: En casos de retener líquidos por insuficiencia renal, necesitas dos cucharadas de barbas de maíz por taza de agua durante 20 minutos. Es un tratamiento peligroso, no lo haga sin antes consultar al médico.
-Infusión de FumariaLa fumaria será un remedio efectivo si padeces de almacenamiento de líquidos en los tobillos y abdomen, ya que favorece su eliminación. Para preparar la infusión, necesitas 4 cucharadas de fumaria por cada litro de agua que quieras preparar, dejarlo hervir durante 15 minutos. Debes tomar dos tazas al día.
-Te de Cerezo: Las flores de cerezo poseen propiedades diuréticas, lo que lo hace ideal para tratar las acumulaciones de líquidos, porque favorece a la eliminación de orina, a la menstruación y resulta un alivio para los síntomas premenstruales, estas dos últimas son las causas generales de retención de líquidos en las mujeres, así que un té de cerezo, será muy beneficioso. Para preparar él te necesitas 70 gr de flores secas de cerezo y 1 litro de agua. Pon a hervir las flores en un litro de agua, durante 15 minutos, luego deja reposar hasta que se enfrié, cuela las flores, y sírvete. Si lo quieres endulzar puedes agregarle una cucharadita de miel o stevia, para endulzar un poco.
-Decocción de Diente de LeónEsta planta es la más adecuada, para eliminar los líquidos que están excedidos en el organismo. En un litro y medio de agua hirviendo, deja caer un puñado de hojas y raíces secas de diente de león, y déjalos ahí durante 15 minutos. Luego cuélalos, y antes de cada comida, toma una taza. También consúmelo en ensalada de hojas frescas.
-Infusión de Espino Albar: En caso de retener líquidos por insuficiencia cardiaca leve es recomendable una infusión de espino albar o espino blanco, favorece la circulación de la sangre y cuida del corazón y las arterias. Para preparar la infusión de espino blanco debes verter una cucharada de flores secas en un vaso de agua y dejarlo durante 10 minutos. No lo tomes durante más de 9 días.

-Decocción de SaúcoDe esta planta se aprovecha su corteza, ya que es donde está concentrado su valor diurético, para aprovecharlo hay que poner en un recipiente con un litro y medio de agua hervida, unos pedazos de la corteza, y dejarlo ahí hasta que se reduzca a 1/3 parte. Luego colarla y tomarla durante el transcurso del día.

-Maceración de cebollaLa cebolla podrá hacerte llorar y dejar un horrible aliento en la boca, pero es un excelente diurético, favorece la eliminación de los líquidos corporales. Se recomienda su consumo en casos de que la retención de líquido sea por reumatismo, gota o insuficiencia renal. Machaca 50 gr de cebolla en un litro de vino y luego deja que se macere, y toma tres copitas al día.
-Jugo de Perejil: Otro de los mejores diuréticos, úsalo en casos de que la acumulación de líquidos sea por obesidad, reumatismo y enfermedades cardiacas. Machaca la planta de perejil y luego colócalo en medio litro de agua, toma tres cucharadas de jugo al día.
-Decocción de AchicoriaFavorece especialmente al hígado, y mejora la insuficiencia hepática, causante de retención de líquidos en el estómago. También se recomienda su uso si la causa de la retención es por gota o artritis. Necesitas 30 gr de raíces secas trituradas de achicoria por cada litro de agua. Toma dos tazas al día.
Además de tomar los remedios caseros citados anteriormente, será más favorable para tu salud, si sigues estos pequeños consejos:consume mucha agua, alimentos ricos en fibra, potasio y magnesio, muchas frutas y verduras principalmente, evita alimentos ricos en grasas, comidas muy saladas (el sodio favorece la acumulación de líquidos en el cuerpo), el consumo excesivo de dulces, y bebidas azucaradas, puede acarrear diversos problemas de salud.

Siguiendo estos remedios naturales y estos consejos, más un buen programa de ejercicios, acorde al peso y a la edad, podrás eliminar el exceso de líquidos del cuerpo naturalmente.


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

EJERCICIO PARA MOMENTOS DIFÍCILES.





Ejercicio de meditación

Nos sentamos con la espalda alineada en una silla o en el suelo. Cerramos los ojos.
Realizamos el mudra del amor.

Resultado de imagen para mudra del amor
Nos concentramos en la respiración.
Visualizamos un haz de luz que nos envuelve: esa luz comienza a descender desde el centro de la cabeza hasta el pecho, para luego proyectarse hacia fuera.


Respiramos así entre cinco y diez minutos. Abrimos poco a poco los ojos.


Sonreír. 




Hace más de cien años, el neurólogo francés Guilliane Duchenne de Boulogne comenzó a estudiar qué es lo que se escondía detrás de una sonrisa. Hoy se sabe que puede resultar contagiosa y mejorar todavía más un buen estado de ánimo. Por ello, los investigadores sobre el humor recomiendan este sencillo ejercicio cuando se pasen momentos difíciles: mirarse al espejo y sonreír. Esta expresión facial genera la emoción correspondiente, de forma que si vemos el reflejo de una sonrisa, comenzaremos a sentirnos mejor. 




                                                                                                                                        
thespiritscience


Respirar profundo y contar hasta tres...

En una situación de crisis, lo primero que hay que hacer, (solos o en medio de una reunión), es respirar profundo y contar hasta tres.
Los ojos pueden permanecer abiertos, aunque lo ideal es cerrarlos durante unos segundos en pos de lograr abstraernos del conflicto y conectarnos con nosotros mismos.


Si la crisis llega estando entre colegas de trabajo o en una discusión familiar, una buena opción es buscar unos segundos de soledad.
Ir al baño, refrescarse, contar hasta tres muy lentamente ejecutando la respiración profunda es un aliciente para poner las ideas en claro, centrarse  y adquirir mayor comprensión de lo que pasa por dentro y por fuera.

Cuando disponemos de un poco más de tiempo para meditar y relajarnos ante una crisis, podemos aprovechar para descalzarnos, abrir una ventana, y focalizar la mente en pensamientos y sensaciones placenteras. En caso de disponer de un jardín o una plaza cerca, nada mejor que caminar descalzas por el césped y escuchar el canto de los pájaros.

La toma de consciencia nos ayuda a despejar un panorama interior confuso y también a renovar energías.
La respiración profunda es fundamental; otros recurso para renovarse y distenderse es el recitado o canto de un mantra y la adopción de un mudra.

 Conviene que, en situaciones normales, cada quien encuentre cuál es el mantra que más se adapta a su visión particular del mundo y a su personalidad.
 Asimismo, hay mudras, como el mudra del amor, que revitalizan y armonizan en una gran diversidad de situaciones. Por último, las visualizaciones son un recurso excelente para atenuar malestares energéticos.





SAIKU







Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

Técnica yóguica de limpieza completa del tubo digestivo:


Shank Prakshalana



Resultado de imagen para shank prakshalana






“Una de las llaves de la salud se encuentra en el intestino. El organismo se intoxica sistemáticamente, sin interrupción, durante toda la vida. Se intoxica, ya sea por sustancias que llegan a el desde el mundo exterior, con el alimento que no siempre es de muy buena calidad y con el aire insuficientemente puro, ya sea a consecuencia de trasgresiones de la dieta, ya sea, por fin – y sobretodo – por productos de fermentación pútrida de los residuos de los alimentos en el intestino, en las dispepsias crónicas.”


A. Bogomoletz, “´¿Cómo prolongar la vida?.


Así pues, una de las causas principales del envejecimiento prematuro, o mejor, de la senilidad sin más, es la acumulación de toxinas en el organismo por la auto intoxicación. Toda célula, al vivir, produce toxinas, para las que la naturaleza ha previsto vías de eliminación: la piel, los riñones, los pulmones. Es esencial preservar la integridad de esos órganos, porque si no cumplen impecablemente sus funciones el organismo se envenena, lentamente, pero de forma segura.
Hay, sin embargo, una fuente de intoxicación más perniciosa: la que está constituida por los venenos que se filtran a través de la pared intestinal para intoxicar todo el organismo. De aquí brota la importancia, por cierto, de una dietética inteligente; pero, sobretodo, de un intestino rigurosamente limpio. Más de un lector ladeará la cabeza diciendo: “¡Sí, ciertamente, está el estreñimiento! Que esté en el origen de multitud de enfermedades y, tal vez, que sea a fin de cuentas, al causa indirecta de casi todos nuestros males, nos lo han proclamado desde hace mucho tiempo.” Pero lo que sucede es que aun los que no están estreñidos o, por lo menos, los que creen no estarlo, tienen, a pesar de todo y sin que lo sospechen, una fuente permanente de autointoxicación en el intestino grueso. En efecto, evacuación diaria del intestino no excluye que la mucosa pueda tener una costra de sedimentos que poco a poco se han ido incrustando en ella y que jamás han sido eliminados. Estos sedimentos provocan fermentaciones pútridas, cuyas toxinas se difunden insidiosamente, las veinticuatro horas del cada día, por todo el cuerpo.


La irritación permanente de la mucosa intestinal puede ser la causa de numerosos casos de cáncer o, al menos, la espina irritativa que esté en su origen. Estos casos de cáncer de intestino, comparados con los de otros órganos del cuerpo, baten todos los records. Si examinamos su localización constatamos que, que al igual que hay curvas peligrosas en los caminos, así hay lugares privilegiados para el cáncer de intestino, precisamente aquellas zonas en las que la curvatura del colon provoca una disminución de la velocidad de la “corriente” de materias, es decir, a la incrustación de la mucosa.
Per, el cáncer no es el único mal que han de temer las personas que tengan el colon incrustado de materias fecales no eliminadas.


En un artículo aparecido en los “Cahiers Médicaux” en 1937, página 147, el Dr. Becher da una lista de enfermedades directamente imputables a las autointoxicaciones de origen intestinal: “Cirrosis hepática, artritis crónica (reumatismo articular), anemia perniciosa, disentería crónica, rinopatía vasomotriz (una enfermedad de los conductos sanguíneos de la nariz), diversas neuritis, alergias, hipertrofias del hígado y del bazo, diversos trastornos psíquicos, depresiones, ciertas enfermedades del corazón, una multitud de enfermedades de la piel, etc.” De hecho el estreñimiento es un estado en que el colon no está perfectamente limpio y libre de encostramientos de materias fecales. Es perfectamente posible que alguien evacue regularmente todos los días y sufra, sin embargo, de estreñimiento crónico que ignora, con todas las consecuencias que esto conlleva.


El verdadero drama de este estreñimiento por incrustación es que no hay órganos purificadores entre la membrana del colon y la circulación sanguínea: los venenos irrumpen directamente en la sangre y se reparten por todo el organismo antes de llegar a los conductos citados (piel, riñones, pulmones). Si los venenos así destilados en el colon se filtran en la sangre durante muchos años, como muy a menudo es el caso, es fácil imaginarse sus estragos y sus efectos sobre el envejecimiento.
La permeabilidad de la pared del colon es muy grande, por esto es que muchos medicamentos son administrados en forma de supositorios, porque penetran así directamente en la sangre. En cuanto a los laxantes, son paliativos que, por lo demás, no habría que tomar nunca sin consejo médico experto. El sedentarismo es una de las causas más importantes del estreñimiento; los Asanas (posturas de yoga) y una alimentación correcta la eliminan en muchos casos, pero es insuficiente para “descarbonizar” el colon. Los lavados son un remedio ocasional eficaz, pero no limpian a fondo la mucosa, y su utilización habitual, lejos de curar el estreñimiento, lo hace casi incurable al distender el colon y perturbar el peristaltismo.


El método ideal es Shank Prakshalana. Sencillo, al alcance de todos, de una eficacia única, además de limpiar a fondo el colon, elimina integralmente los sedimentos del tubo digestivo entero, desde el estómago hasta el ano, lo que no pueden hacer los lavados, ni siquiera Basti.

El agua absorbida por la boca va al estómago; después, guiada por movimientos simples, al alcance de todos los adeptos del Yoga, aun los principiantes, recorre todo el intestino hasta la salida. El ejercicio se prosigue hasta que el agua salga tan limpia como entró. No presenta ninguna dificultad mayor, ningún peligro y está recomendado a todos, a condición de que la técnica sea escrupulosamente respetada.

Shank Prakshalana o Varisara significa el gesto de la concha, porque el agua atraviesa el tubo digestivo como si este fuese una simple concha. Es un ejercicio yóguico fundamental. La técnica aquí descrita constituye una síntesis de diversos métodos enseñados. Hemos comparado la de Dhirendra Brahmachari de Delhi, la del Instituto de Investigaciones sobre el Yoga de Lonavla, la del Hospital Yóguico (cerca de Bombay) y, por fin, la técnica utilizada por Swami Satyananda en la Bihar School of Yoga de Monghyr.


Preparativos

Calentar agua salada (sal marina sin refinar o sal del Himalaya o del Algarve y agua mineral natural o de fuente de agua corriente sin grifo) – a razón de 5 a 6 gramos por litro, lo que representa un poco menos de la concentración del suero fisiológico – una cuchara de postre rasa por litro de agua. El agua debe estar salada, por que si la bebiésemos pura, sería absorbida por ósmosis a través de la mucosa y evacuada por la vía normal en forma de orina, y no por el ano. Si el agua te parece demasiado salada, reduce la concentración salina hasta que sea aceptable.


Momento propicio

El momento más favorable es por la mañana en ayunas. Ten en cuenta que la limpieza en conjunto dura más de una hora. El domingo por la mañana es ideal para este tipo de prácticas. Ese día ni asanas ni ejercicios violentos, como tampoco a la mañana siguiente.
Así pues que, teniendo en cuenta la supresión de la sesión de ásanas, la limpieza no te tomará tanto tiempo.
¿Cómo hay que proceder? He aquí el esquema del desarrollo completo de la limpieza, excepto los movimientos necesarios para asegurar el tránsito del agua a través del tubo digestivo que son descritos al final:
1. Beber un vaso de agua salada templada (a la temperatura de un caldo al punto).
2. Inmediatamente después ejecutar los movimientos descritos.
3. Beber otro vaso de agua y ejecutar de nuevo los movimientos.
4. Continuar así, alternando la toma de un vaso de agua con los ejercicios.
Al contrario de VamanaDhauti, en el que el agua se acumula en el estómago (lo que provocaría una sensación de náuseas), durante Shank Prakshalana el agua pasa inmediatamente al tubo digestivo sin causar náusea. Proseguir alternando la toma de un vaso de agua y ejecución de los movimientos hasta que hayas bebido seis vasos. En este momento debes ir al WC. Normalmente, la primera evacuación se produce casi inmediatamente. Las heces normales, moldeadas, son seguidas por heces más blandas y después líquidas (amarillentas). Si esto no se produce inmediatamente, o máximo tras 5 minutos, volver a hacer los movimientos sin beber agua y volver al WC. Si, cosa extraordinaria, tampoco ahora se produjese el resultado, habría que iniciar la evacuación mediante un lavado de medio litro administrado por pera o irrigador. Una vez que el sifón está iniciado, es decir, en cuanto salen las primeras heces, el resto sale automáticamente.
Un consejo, después de cada visita al WC y de haber utilizado el papel higiénico habitual, enjuagar el ano con agua tibia, secarlo y lubricarlo eventualmente con aceite de oliva o de sésamo de cultivo biológico, con el fin de prevenir una irritación debida a la sal.
Después de esta primera visita al WC, es preciso beber otro vaso de agua templada salada, efectuar los movimientos, volver después al WC, y cada vez habrá evacuación.
Proseguir así la alternancia beber/ejercicios/WC, hasta que el agua salga tan clara como entró, lo que, según el grado de incrustamiento del colon, corresponde a la toma de 10 o 14 vasos de agua. Raramente más.
Cuando estés satisfecho con el resultado, es decir, cuando el agua esté lo suficientemente clara, podrás:
1. No hacer nada más; en este caso, irás muchas más veces al WC en la hora siguiente; es el único inconveniente.
2. Beber tres vasos de agua tibia no salada y hacer VamanaDhauti (si dominas este ejercicio). Esto termina el sifón y vacía por completo el estómago. Tradicionalmente los yoguis hacen siempre VamanaDhauti después de Shank Prakshalana.


Causas de fracasos


Si, después de haber bebido 4 vasos, por ejemplo, sintieras que el contenido del estómago no pasa normalmente al tubo digestivo, lo que provoca una sensación de hartura que puede llegar hasta la náusea, quiere decir esto que el píloro (esfínter que controla el paso del quimo o bolo alimenticio del estómago a la primera porción del intestino delgado) no se abre como debería. El fracaso no es aún irremediable: recomienza dos o tres veces la serie de ejercicios, sin tomar agua. La desaparición de las náuseas indica que el paso por el píloro se ha abierto. Una vez que se ha iniciado el sifón ya no hay problema y puedes continuar el proceso. Puede suceder sin embargo, que en algunas personas un tapón de gas debido a fermentaciones impida la iniciación del sifón.
En este caso basta con oprimir el vientre con las manos o hacer sarvangasana, además de los otros cuatro ejercicios. En el caso más desfavorable, es decir, cuando el agua no se moviese del estómago, tienes dos soluciones:
1. Hacer VamanaDhauti, es decir, vaciar el estómago la base de la lengua con tres dedos de la mano derecha para iniciar el reflejo vomitivo. El alivio es radical e inmediato.
2. No hacer nada; el agua se evacuará por si misma en forma de orina.
3. Después del ejercicio hay que reposar y evitar enfriarse.


La primera comida

Después de Shank Prakshalana hay que respetar imperativamente las siguientes indicaciones. Comer, no antes de media hora después del ejercicio, y no más tarde de una hora. Está prohibido dejar el tubo digestivo vacío durante más de una hora. La primera comida estará compuesta por arroz blanco (sin la cáscara, cuya celulosa irritaría la mucosa intestinal) cocido en agua mineral y aún muy cocido: los granos deben deshacerse en la boca. Puede ser servido con una salsa de tomate biológico poco salada, pero sin pimienta. Puede ser acompañado de lentejas o de zanahorias bien cocidas. Esta comida hay que acompañarla con 40 gr. de mantequilla biológica. Puedes, o bien, derretirla sobre el arroz o bien comerla con cuchara. En la India no hay elección y es “ghee”, (mantequilla fundida y clarificada) la que se mezcla con el arroz. El arroz puede ser reemplazado por un cocido de trigo candeal o de avena, o por pasta (espaguetti), espolvoreada con queso rallado.


Importante

El arroz no debe ser cocido en leche. Está prohibido beber leche o tomar yogurt durante las 24 horas que siguen al ejercicio. Además están prohibidos durante esas mismas 24 horas, los alimentos o las bebidas ácidas (uno de los motivos de la prohibición del yogurt), las frutas y las legumbres crudas.
El pan está permitido en la segunda comida que sigue al ejercicio. Están permitidos todos los quesos de consistencia dura o semidura. Por ejemplo el gruyere, edam, etc. El queso blanco y los quesos fermentados: brie, camenbert, no están autorizados.
Después de 24 horas puedes volver a tu régimen normal, pero evita todo exceso de carne.

Bebidas

La absorción de agua salada habrá drenado, por ósmosis, una parte del los líquidos de tu organismo hacia el tubo digestivo. Eso forma parte de la desintoxicación. Es normal, por tanto, tener mucha sed después del ejercicio. No bebas ningún líquido, ni siquiera agua pura, antes de tu primera comida, porque continuarías así manteniendo el sifón y las visitas al WC. Por el contrario, durante la primera comida y después de ella, puedes beber agua o infusiones livianas: tila, menta, agua mineral con poco o nada de gas. Es innecesario decir que el alcohol, ya desaconsejado en tiempo normal, está completamente prohibido durante las 24 horas que siguen al ejercicio.
Que las deposiciones no reaparezcan sino al cabo de 24 o 36 horas después del ejercicio, no debe sorprender a nadie. Serán de color amarillo-oro e inodoras.


Efectos benéficos

El primer efecto es de orden eliminatorio, por evacuación total de los sedimentos incrustados en la mucosa del intestino grueso. Algunas personas, a quienes una evacuación casi diaria les daba la ilusión de no estar estreñidas, han tenido la sorpresa de encontrar, entre las materias fecales, un hueso de cereza ingerido muchos meses antes.
En el hospital yóguico de Lonavla, donde los pacientes son tratados con Yoga bajo dirección médica, a menudo queda uno aterrado al comprobar lo que puede llegar a retener un intestino durante meses o años. Es increíble que seres humanos puedan transportar tantos desperdicios en sus entrañas, como tan a menudo sucede, por desgracia.
¿Tiene algo de sorprendente que muchas enfermedades resulten de ello? ¿Puede sorprender que todo el organismo se intoxique, en el sentido más estricto, por los venenos así destilados? No tengamos miedo a las palabras. Si es poco apetitoso evocar esta situación, es ciertamente menos apetitoso sufrirla. Los efectos benéficos no aparecen de la noche a la mañana; sus beneficios inmediatos no son espectaculares, pero no tardan en manifestarse.

Contraindicaciones
Las contraindicaciones son poco numerosas y no son absolutas.
 Úlcera de estómago.
 Disentería.
 Colitis pronunciada.
 Apendicitis aguda.
 Tuberculosis intestinal.
 Cáncer.


Resumen del proceso completo
1. Beber un vaso de agua caliente salada (una cucharada de postre por litro).
2. Realizar la serie completa de movimientos.
3. Beber un segundo vaso y realizar la serie.
4. Continuar así hasta haber bebido seis vasos.
5. Ir a WC y esperar a que se produzca una primera evacuación. Si no se produce en el intervalo de 5 minutos, volver a realizar la serie de movimientos, pero sin beber ningún vaso. Si el resultado se hace esperar aún, un pequeño lavado pondrá en marcha el peristaltismo intestinal e iniciará el sifón.
6. Beber otro vaso, ejecutar los movimientos y visitar el WC.
7. Proseguir así la alternancia de vaso, movimientos, WC hasta que el agua salga igual de clara que entró. La hora siguiente servirá para visitar en varias ocasiones el WC hasta que se vacíen los intestinos de agua.
8. Esperar por lo menos media hora y máximo una hora para ingerir la primera comida.
9. Resistir la sed por lo menos hasta la primera comida.


Referencias bibliográficas
Perfecciono mi Yoga; André Van Lysebeth.
Manual de Yoga; Paramahansa Satyananda Saraswati



http://saikualternativo.blogspot.com.ar/Técnica yóguica de limpieza completa del tubo digestivo: