CELULITIS. como combatirla con remedios caseros.

Resultado de imagen para CELULITIS


La celulitis es una enfermedad metabólica que afecta en mayor proporción a la mujer. Está caracterizada por cambios funcionales y fisiológicos del tejido fibroso, trastornos circulatorios e hipertrofia de las células adiposas.

Esta no implica un riesgo grave de salud, aunque en algunos casos desencadena otros padecimientos. Es conocida principalmente por ser un problema estético que ocasiona muchas molestias. Esta puede llegar incluso a afectar la autoestima.

La celulitis se va formando en diferentes etapas o fases y así se llega entonces a la desestructuración del tejido subcutáneo.

Primera etapa. La microcirculación venosa y linfática se ralentiza, lo cual provoca vasodilatación.

Segunda etapa. Esa vasodilatación hace permeables los vasos venosos y linfáticos y así sale líquido al medio exterior.

Tercera etapa. Ese líquido se vuelve denso y espeso, lo cual dificulta el intercambio de nutrientes entre las células grasas y los vasos.
Las células adiposas crecen en tamaño porque no pueden eliminar sus residuos o productos de desechos a la circulación. Esa hipertrofia adiposa puede inducir incluso al estallido del adipocito, de forma que su contenido graso sale al exterior.

Cuarta etapa. Se genera una fibrosis. Una red que encierra a las células grasas, a los vasos venosos y linfáticos. Esta red dificulta aún más en intercambio nutritivo entre células.
Por otro lado, esta red fibrosa también comprime a las terminaciones nerviosas y a las células grasas y produce dolor.

Quinta etapa. La evolución de la fibrosis genera macro nódulos, dando lugar a la apariencia externa de la “piel de naranja”.
Síntomas de la aparición de la celulitis

Entre los síntomas destacados de la aparición de la celulitis encontramos:

Pesadez en los miembros inferiores por la acumulación de líquidos (edema) y productos de desecho
Edemas en tobillos
Calambres
Pies fríos
Várices
Hematomas espontáneos

¿Qué la produce?

El factor genético o hereditario.
Antecedentes familiares de padecer obesidad y celulitis favorecen su aparición. Siempre será conveniente vigilar la dieta de las personas con mayor predisposición genética.

La falta de ejercicio o sedentarismo. La falta de actividad física empeora la situación. La práctica de ejercicio activa la circulación sanguínea y el metabolismo de las células grasas.

Una alimentación inadecuada. Una dieta excesiva en calorías da lugar a un aumento de peso de las células grasas. Así se empeora aún más el proceso celulítico.

El estrés. Las tensiones acumuladas dificultan la circulación, así los productos de intercambio y de desecho no pueden eliminarse.

El consumo de alcohol y tabaco. Mayor cantidad de toxinas incorporadas al organismo. El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho y el cigarrillo dificulta una correcta circulación sanguínea.

Utilizar vestimenta inapropiada. Ya sea ropa ajustada o tacones altos, estos empeoran la circulación y el retorno venoso, por lo que empeoran el edema.

Permanecer mucho tiempo de pie. Dificulta la circulación y provoca la aparición de varices.

Factores hormonales. La aparición de celulitis está relacionada con altos niveles de estrógenos, lo que da lugar a edema o retención de líquidos.
Entre las situaciones en las que se producen desequilibrios hormonales se encuentran la pubertad, embarazo, menopausia, síndrome premenstrual o el uso de píldoras anticonceptivas. Todas ellas desencadenan o empeoran la celulitis.

Los trastornos circulatorios. Impiden una adecuada eliminación de toxinas.

Resultado de imagen para CELULITIS

Remedios naturales para combatir la celulitis

Hay una lista de remedios naturales que ayudan a combatir dicho problema. A continuación te presentaremos dos que van ayudar mucho a mejorar la apariencia de esta.

Aguacate o palta

El aguacate es una fruta rica en nutrientes que humectan la piel.
Ingredientes
1 aguacate
2 cucharadas de avena (30 g)
2 cucharadas de aceite de oliva (30 g)
¿Qué debes hacer?
Lava bien el aguacate y pártelo por la mitad.
Con ayuda de una cuchara separa la parte carnosa de la cáscara y la semilla.
Agrégalo a un recipiente y tritúralo hasta formar una pasta.
Agrega la avena y el aceite de oliva y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
Aplícala sobre las partes donde tienes celulitis, masajea suavemente con tus dedos y deja actuar durante 20 minutos.
Después retira con abundante agua fría.
Repite el tratamiento unas tres veces a la semana para conseguir buenos resultados.

Preparación con café

La cafeína es uno de los mejores elementos para combatir la celulitis. Con el café puedes preparar un tratamiento casero muy efectivo.

Ingredientes
½ taza de granos de café triturados o café molido (100 g)
2 cucharadas de azúcar (30 g)
2 cucharadas de sal (30 g)
¼ taza de aceite de almendras (50 g)
¼ taza de aceite de oliva (50 g)
¿Qué debes hacer?
En un recipiente combina todos los ingredientes hasta lograr una pasta homogénea.
Aplícala en las áreas afectadas por la celulitis y repite todos los días.
Puedes aprovechar mientras tomas tu baño, o un poco antes.
Déjala actuar 15 minutos y enjuaga.


Los baños con agua fría siempre serán un gran aliado a la hora de combatir este problema, ya que la baja temperatura ayuda a reafirmar la piel. Hay quienes llenan una bañera de cubos de hielo e introducen todo el cuerpo en ella.

Recuerda también que una alimentación sana y el ejercicio son muy beneficiosos para contrarrestar su aparición. El sedentarismo es enemigo número uno del cuerpo.

Baño de algas

Aunque el poder de este  producto no es muy conocido, se debe de decir que las algas constituyen una buena opción para combatir el problema de celulitis por su propiedad regenerativa en la piel.

Ingredientes
50 gramos de algas marinas desecadas
Agua (la suficiente para llenar media bañera)
¿Qué debes hacer?
Agrega agua caliente hasta la mitad de la bañera.
A continuación, añade las algas y déjalas en reposo por 3 minutos.
Luego introdúcete en la bañera de 15 a 20 minutos. Esto te permitirá reducir de manera progresiva tu problema de celulitis.
Realiza el baño de algas unas dos veces a la semana.

Macerado de limón

Ingredientes
La cáscara de 2 limones, preferiblemente orgánicos
½ taza de aceite de oliva extra virgen (100 g)
¿Qué debes hacer?
Lava los limones y procede a pelarlos.
Corta la cáscara en pequeños trocitos y colócalos en un pequeño frasco limpio.
Añade el aceite de oliva extra virgen.
Cierra el frasco y deja reposar durante 10 días en un lugar frío y oscuro.
Luego de los 10 días debes colar la preparación y diluirla con una porción similar de aceite de oliva.
Este macerado se debe de usar solo por la noche, ya que los aceites cítricos pueden provocar quemaduras en la piel si te expones al sol.

Cepillado en seco

Cepillar la zona donde tienes celulitis mejorará la circulación, tanto sanguínea como linfática. Estos cepillados ayudan a abrir los poros de la piel eliminando las toxinas del cuerpo que pueden estar causando la presencia de celulitis.

Para realizar este procedimiento de cepillado la piel debe de estar seca, por lo cual lo ideal es realizarlo antes del baño.

El cepillado debe hacerse en barridos largos, de abajo hacia arriba.
También puedes hacer movimientos circulares suaves para que la piel no se irrite.
El cepillo debe de ser de cerdas naturales, un poco rígidas y un mango el cual facilite el cepillado.

 Resultado de imagen para CELULITIS

No hay comentarios:

Publicar un comentario