Si duermes de lado


Los científicos descubrieron que el líquido cefalorraquídeo elimina las toxinas del cerebro de forma más eficiente si duermes de lado. Esto reduce el dolor de cabeza y el riesgo de padecer de alzhéimer y Parkinson. Dormir del lado izquierdo también ayuda a superar las agruras, pero intensifica la carga sobre el hígado.
  • En caso de problemas de digestión, los médicos recomiendan dormir del lado izquierdo. Esto mejora la circulación sanguínea y ayuda a librar la carga sobre el estómago y el esófago.
  • Para mantener la espalda recta en esta posición, pon una almohada pequeña y rígida entre las piernas. Esto también reducirá la tensión en las articulaciones. Y para la cabeza, usa una almohada grande y suave.
  • En caso de tener presión arterial alta y problemas de circulación, te recomendamos dormir del lado derecho. Esto reduce la carga al corazón.


Dormir de espaldas


Dormir boca arriba es una de las mejores posiciones en caso de problemas con la columna y las articulaciones. Esta posición previene la aparición de agruras y arrugas. Sin embargo, también es una de las peores posiciones si tienes problemas con la nariz, presión arterial alta y si roncas.
  • Para deshacerte de los ronquidos usa una almohada suave (o pequeña) debajo del cuello para que las vías respiratorias superiores estén en la posición correcta.
  • En caso de escurrimiento nasal el líquido durante la noche se acumulará en los senos nasales. En esta situación, usa varias almohadas para levantar la cabeza un poco más y crear una inclinación (pero tampoco muy grande para no dañar el cuello).
  • En caso de dolor de espalda y articulaciones, pon una almohada pequeña debajo del cuello; una grande pero plana debajo de las rodillas y una toalla enrollada debajo de la cintura. Esto le dará apoyo a la columna y garantizará la circulación correcta.


Dormir boca abajo


Los investigadores japoneses descubrieron que dormir boca abajo ayuda a reducir la presión sanguínea, y también a mejorar la digestión, deshacerse de los ronquidos y las agruras. Sin embargo, es malo para la espalda porque la columna permanece en una posición torcida no natural.
  • Para proteger la columna de la torcedura y reducir la carga sobre la espalda baja, pon una pequeña almohada debajo del vientre en el área de la cadera. La almohada debajo de tu cabeza debe ser plana (de alrededor de 3 cm). O mejor aún, no la uses para que tu cuello no sufra


Posición fetal


La posición en la cual las rodillas se llevan hacia la barbilla puede ser cómoda, pero es mala para la espalda. El arqueo del cuerpo limita la respiración por diafragma: esto te libera de los ronquidos pero te agrega líos si tienes problemas respiratorios (por ejemplo, asma).
  • Para enderezar la espalda, asegurar la posición correcta de las extremidades y librar el torax, pon una almohada suave y grande entre las piernas, y otra, entre tus codos. Según los médicos, en esta posición, la mejor almohada sería una pequeña y suave que le da apoyo al cuello.
Ilustrador Daniil ShubinFotógrafo Roman Zakharchenko, Modelo Natalia Simonina / Genial.guru

No hay comentarios:

Publicar un comentario