Nutrientes Antioxidantes ANTI-EDAD


Resultado de imagen para 20 alimentos antiedad



Carotenoides - Estos son los pigmentos que les dan a muchas frutas y vegetales sus colores brillantes. El rojo del tomate que comiste es rojo debido al carotenoide licopeno. Las zanahorias contienen un antioxidante llamado beta-caroteno. Los carotenoides no sólo combaten el daño de los radicales libres en el cuerpo, sino que también ayudan a mantener tu piel suave, joven y sin arrugas.
No puedes obtener la variedad de antioxidantes de una botella de vitaminas que la que obtienes de comer frutas y verduras orgánicas de colores vivos.

Antocianinas - Otro tipo de poderosos antioxidantes que ayudan a reducir la inflamación al inhibir la producción de ciertas sustancias químicas inflamatorias. Estos compuestos contribuyen a la salud del tejido conectivo de la piel y los músculos, y son incluso más potentes que la vitamina C para combatir los radicales libres que irritan los tejidos del cuerpo y causan inflamación. Las antocianinas presentes en los alimentos se pueden identificar normalmente por sus colores rojo oscuro, púrpura o azul. Algunos de los mejores alimentos con antocianinas son las cerezas, moras, arándanos, bayas de saúco, berenjena, frambuesas, uvas rojas y negras, fresas y ciruelas.

Beta caroteno - un precursor de la vitamina A que se encuentra en espinacas, zanahorias, calabaza, brócoli, camote, tomate, melón, duraznos, calabaza, y muchos tipos de pimientos. ¡El beta- caroteno también se abre paso hasta las células de la piel en tu cuerpo y la protege de los rayos UV de adentro hacia afuera!
El beta-caroteno se convierte en vitamina A en el cuerpo. Aunque el beta caroteno es un antioxidante eficaz, la vitamina A no lo es, y puede ser tóxica para el organismo cuando se toma como un suplemento en dosis muy altas. El beta-caroteno de los alimentos naturales, por otro lado, nunca podría ingerirse en cantidades demasiado altas porque tu cuerpo simplemente detiene la conversión en vitamina A cuando el cuerpo tiene lo que necesita.

Licopeno - Este antioxidante se encuentra en frutos rojos como los tomates, pimientos rojos y sandía. La potencia del licopeno aumenta con la cocción, así que la salsa de tomate y pasta de tomate tienen una mayor cantidad de licopeno que los tomates frescos. El licopeno también puede aumentar los niveles de pro colágeno en la piel, lo que sugiere que ayuda a revertir o retardar el proceso de envejecimiento.

Polifenoles - Los tés verde, blanco y oolong contienen antioxidantes llamados polifenoles que estimulan la capacidad de la piel para protegerse del sol. Beber 2-4 tazas de té verde al día brindarán excelentes beneficios antioxidantes y de protección de la piel. El chocolate oscuro (con más de 70/65% de cacao) es también una rica fuente de antioxidantes.

Selenio - Este oligoelemento se requiere para el funcionamiento correcto de los sistemas del cuerpo de producción de enzimas antioxidantes, así como para la protección de la función de la tiroides . El selenio también ayuda a mantener altos niveles de glutatión. Las nueces de Brasil son ricas en selenio y sólo algunas te darán la cantidad diaria necesaria. Ten en cuenta que las nueces de Brasil son la fuente más conocida de selenio y he visto que algunas fuentes sugieren que podrías sufrir una sobredosis de selenio al consumir demasiadas nueces de Brasil muy a menudo. Comer 2-4 nueces de Brasil al día es genial, pero ten cuidado de comer una bolsa entera ya que podría ser una dosis excesiva de selenio.

Vitamina C - Este potente antioxidante es una vitamina soluble en agua que se encuentra en frutas cítricas, pimientos verdes, el repollo, la espinaca, el brócoli, la col rizada, el melón, el kiwi y las fresas.

Glutatión - el antioxidante más potente en el cuerpo. El glutatión es crítico para ayudar al sistema inmunológico a luchar contra las infecciones y prevenir el cáncer. A medida que envejecemos, el cuerpo pierde la capacidad de deshacerse efectivamente de las toxinas, lo que nos deja más susceptibles a la desintegración celular descontrolada por el estrés oxidativo, los radicales libres, las infecciones y el cáncer. Esto sucede cuando el hígado se sobrecarga y se daña, lo que le impide hacer su trabajo. Las toxinas se adhieren al glutatión, que luego las elimina a través del sistema digestivo y los movimientos intestinales.
El glutatión también nos ayuda a alcanzar nuestro máximo funcionamiento físico. Los estudios de investigación muestran que con el aumento de los niveles de glutatión disminuye el daño muscular, se reduce el tiempo de recuperación, aumenta la fuerza, la resistencia y el desarrollo de músculo magro. La principal revista médica británica, The Lancet, encontró que los jóvenes sanos tenían los niveles más altos de glutatión, mientras que las personas  sanas de edad avanzada tenían niveles más bajos, y los ancianos enfermos y hospitalizados tenían el más bajo de todos.
El glutatión se encuentra en los vegetales que contienen azufre, como el ajo, la cebolla y las verduras crucíferas como el brócoli, las coles de Bruselas, coliflor, rúcula, berro, col, etc., o puede tomarse como un suplemento.

Alimentos con Mayor Contenido de Antioxidantes para Proteger a tu Cuerpo de la Oxidación
Arándanos rojos
Arándanos azules- especialmente los silvestres
Granadas
Uvas
Col rizada (y otros vegetales verdes de hoja)
Moras
Ciruelas pasa
Pecanas
Cerezas dulces
Ciruelas negras
Frijoles negros
Espinacas
Brócoli
Kiwis
Zanahorias
Calabacín
Camotes
Tomates
Duraznos
Mangos
Papaya
Quinoa
Acai
Perejil
Cacao
Salvia
Tomillo
Albahaca
Jengibre
Estragón
Bayas de sauco
Menta
Alcachofa
Frijoles rojos
Frijoles Pinto
Grosellas
Pistacho
Ajo
Cilantro
Pasas/Uvas
Manzanas
Higos
Uva espina
Goji
Chabacanos
Cacahuates
Col
Guayaba
Col Morada
Cerezas negras
Espárragos
Peras
Brócoli
Camotes
Naranjas
Cebollín
Castañas de Cajú
Betabel y hojas de betabel
Aguacates
Rúcula
Frijoles
Rabanitos
Nueces de Macadamia
Papas 
Toronja
Mandarinas
Lechuga de hoja verde
Cebolla morada
Brotes de Alfalfa
Nueces de Brasil
Limones
Té verde
Pimientos rojos, amarillos o verdes
Hongos Portobello y Crimini
Berenjena
Té rojo Rooibos
Garbanzos
Limas
Plátanos (ocasional debido al alto contenido de azúcar)
Aceite de oliva extra virgen
Hongos Shiitake
Chícharos
Piñones
Puerros
Piña
Calabaza
Calabacín
Té negro
Hinojo
Melón Cantaloupe
Pepino
Sandía

Por Catherine Ebeling RN, BSN
y Mike Geary, Especialista Certificado en Nutrición

No hay comentarios:

Publicar un comentario