Para ayudar a sanar un esguince o un hueso roto.



Consume abundantes vegetales verdes. Además de contener calcio, son ricos en ácido fólico, vitaminas, magnesio y fibra. Consúmelos en diferentes presentaciones: crudos, en sopas, horneados, cocidos o como quieras. La col rizada o kale es una de las favoritas, pero incluye espinacas, acelgas, chicoria, berza, hojas de mostaza, etcétera.
Árnica homeopática ayuda a lidiar con el dolor que produce la fractura. Además, reduce la inflamación y estimula la sanación. Se puede tomar unas 3 ó 4 veces al día cuando hay dolor, y hasta cada hora si la fractura es grave. Los resultados son rápidos y palpables. Después, la dosis se reduce a una toma diaria durante un par de semanas.
Evita café, cigarro y alcohol. El café puede servir como analgésico pero no es recomendable para una lesión en los huesos. Los alimentos con cafeína requieren de calcio, que se pierde por la orina, y una pérdida significativa puede retrasar la reestructuración del hueso dañado.

El cigarro, por su parte, altera el flujo sanguíneo. Estudios revelan que los fumadores tardan más en recuperarse de una herida, y tienen mayor riesgo de sufrir una unión defectuosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario