Cómo saber si eres intolerante a la lactosa



intolerancia



Alrededor de un 70% de la población del mundo tiene algún problema o intolerancia a la lactosa, pero ¿qué es y cómo saberlo? 

La lactosa es un disacárido natural llamado "el azúcar de la leche", que se descompone en dos azúcares simples (glucosa y galactosa) gracias a la lactasa, una enzima que produce el intestino delgado. Este proceso es necesario para que pueda absorberse; por eso, si el intestino está dañado, puede producir menos lactasa, volviéndose difícil la digestión de la lactosa. Entonces ésta pasa al intestino grueso sin descomponerse y comienza a fermentar, generando gases, acidez y otras molestias. A esto es a lo que se llama "intolerancia a la lactosa"

El intestino delgado puede tener esta debilidad por causas como: infecciones, lesiones, enfermedad celíaca, entre otras. 

En general, la mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa lo comienzan a percibir cuando, luego de consumir productos lácteos o derivados, sienten dolor o malestar digestivo. 

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes? 
  • Digestión pesada (pesadez, hinchazón)
  • Cólicos o espasmos
  • Dolor abdominal
  • Gases
  • Estreñimiento o diarrea
  • Problemas de piel
  • Náuseas
  • También puede provocar cansancio, nerviosismo, trastornos del sueño y problemas cutáneos, entre otros síntomas.
¿Con qué alimentos puedes sentirlos? 

  • Leche y lácteos derivados como quesos, yogures o postres
  • Puré o sopas que llevan leche o cremas
  • Productos de pastelería y repostería tradicional
  • Mantequilla o margarina 
  • Licuados o batidos
  • Helados
  • Algunos cereales en caja

Para diagnosticarla, en general, se realiza un estudio basado en la medición de la respuesta glucémica frente a la ingesta. O también puede examinarse mediante el aliento o un análisis de materia fecal. 

La intolerancia puede variar con el tiempo y el estado de salud general. Por lo general, es en la adultez cuando aparecen los síntomas. 

Dependiendo del nivel de intolerancia, podrás tomar leche deslactosada, probar con leches vegetales, o quesos no muy fermentados. 

No te preocupes por el calcio, puedes encontrarlo incluso en 9 veces mayor cantidad en leches vegetales; o también en otros alimentos como: el brócoli, la espinaca, la acelga, la naranja, las lentejas, el tofu, los frijoles, las almendras, entre otros. 

Siempre que dudes de que eres intolerante a la lactosa, percibe los cambios en tu cuerpo y recurre al médico por una consulta adecuada.  

Natursan
Lactosa.Org
La Bioguia

No hay comentarios:

Publicar un comentario