UNA PIEL BELLA CON VEGETALES.





Para codos y talones ásperos.

En un tazón haz un puré de higos maduros y agrega una cucharadita de aceite de coco y una de azúcar morena, mezcla y aplica en los codos y talones, masajea y disfruta de una exfoliación natural como ninguna otra. Enjuaga con abundante agua tibia.



Para la piel seca y escamosa.

Mezcla una taza de puré de calabaza, 1 banana en puré, ¼ de taza de yogur y 2 cucharadas de mantequilla de semillas de calabaza. Aplica sobre la piel del rostro y cuerpo. Frota suavemente con movimientos circulares. Deja actuar 20 minutos y enjuaga. Ten en cuenta que la calabaza contiene vitamina A, que protege contra los rayos UV; vitamina C, que aumenta la producción de colágeno, previene y reduce la aparición de arrugas y zinc, que da brillo a la piel, suaviza y humecta.

 

Para la resequedad de la piel debajo de los ojos.


Con la ayuda de un pepino frío y aceite de jojoba, puedes acabar con esta odiosa resequedad que nos avejenta. Antes de acostarte, coloca rebanadas de pepino helado sobre tus ojos y descansa 15 minutos. Aplica unas gotitas de aceite de jojoba y acuéstate a dormir. El pepino es anti inflamatorio e hidratante y el aceite de jojoba te ayuda a restaurar la elasticidad de la piel.







No hay comentarios:

Publicar un comentario