Consejos para hipertensos:




---Comer o tomar jugo de limas o limones.

---Tomar 4 vasos al día de cocimiento de alcachofas (alcauciles)

---Agregar bastante ajo a las comidas. Durante 2 meses, es muy bueno comer ajo, puede ser en: ensaladas, sandwiches, puré, crudo, frito, etc.

---Comer abundante perejil en ensaladas; también preparar en infusión y  tomar 4 ó 5 tazas al día. Tomar medio vaso de jugo de perejil antes del desayuno, almuerzo y al acostarse en forma de té, durante 15 días

---Añadir en sopas y guisos, cortezas de limón en trocitos pequeños.


---Tomar antes de las comidas una taza de agua de romero, con 10 gotas de árnica , durante 9 días. Repetir después de 3 días.


LA HIPERTENSION Y LA SAL MARINA. Lo primero que le dice un médico a un hipertenso es que tiene que comer sin sal. La sal ni verla ni olerla. Un hipertenso no tiene por qué comer alimentos insípidos y faltos de sabor. Simplemente puede condimentar sus comidas con sal marina o agua de mar, ya que no comporta ningún riesgo para su hipertensión. El desconocimiento del agua de mar ha llevado a la mayoría de los facultativos a creer que el agua salada del mar y la sal común o de mesa son la misma cosa. Error gigantesco de estos profesionales; lo que da sabor salado al agua de mar es el sodio (Na), uno de los componentes del agua de mar; un sodio que es orgánico y no químico. La sal de mesa corresponde a fórmula química denominada cloruro de sodio (NaCl), eminentemente química, y absoluta y definitivamente nada orgánica. El sabor del agua de mar que es orgánica, no tiene nada que ver con la composición química de la sal común.


No hay comentarios:

Publicar un comentario