Beneficios de los cataplasmas .





Una cataplasma es un remedio de hierbas que se coloca sobre la piel. La teoría detrás de ella es que la piel absorberá las hierbas. La mayoría de las cataplasmas son para ayudar a acelerar el proceso curativo y reducir infecciones. Pueden ayudar a relajar los músculos, aumentar el flujo sanguíneo, quitar toxinas y reducir la inflamación. Puedes utilizar hierbas frescas y secas para las cataplasmas.

Las cataplasmas ayudan a:
Aumentar la circulación
Relajar los músculos tensos
Desinflamar
Eliminar toxinas en las áreas afectadas

La mayoría de las cataplasmas son para ayudar a acelerar el proceso curativo y reducir infecciones. Pueden ayudar a relajar los músculos, aumentar el flujo sanguíneo, quitar toxinas y reducir la inflamación. Puedes utilizar hierbas frescas y secas para las cataplasmas.

Antes de comenzar a ver los pasos para este tratamiento, tendrás que escoger la hierba medicinal que utilizarás. Obviamente, esta debe contener amplias propiedades medicinales para aliviar el problema deseado, como podría ser la ortiga para las depuraciones, la malva para la inflamación o el tilo para la irritación cutánea.

Hierbas no te faltarán para elegir en cualquier herboristería, pero dependiendo de si adquieres hierbas frescas o secas, es como prepararás tu cataplasma.

Cataplasma con hierbas frescas

En estos casos debes poner a hervir la cantidad de hierba fresca necesaria para cubrir la zona a tratar, en un cazo con el doble porcentaje de agua. Déjala que se cueza por unos minutos a fuego lento, y cuando esté lista, escúrrela un poco y colócala en un mortero o recipiente donde la vayas a machacar.

Ahora debes machacar y apisonar muy bien las hierbas naturales para que se forme la pasta que utilizarás en tu cataplasma.
Ten en cuenta que si bien la hierba puede conservar un poco de agua, no es conveniente que sea demasiada, ya que lo mejor es que se forme una pasta flexible pero consistente, sin llegar a ser acuosa.

Muy bien, ahora escoge un tejido resistente y que permita el paso de las propiedades medicinales de la planta, como puede ser un paño de algodón, lino o una muselina. Coloca allí tu pasta de hierbas y cierra el pañuelo con un nudo o una cinta.

Cataplasma con hierbas secas

Si en cambio cuentas con hierbas secas, el proceso para preparar tu cataplasma será más rápido, pues solo debes colocar la hierba seca en el mortero, y machacarlo hasta que se reduzca a un polvillo.

Cuando ya tengas la hierba reducida, vierte un poco de agua caliente, pero solo lo suficiente para formar una pasta espesa y manejable.

Como en el caso anterior, coloca la pasta en la tela a tu elección y tendrás tu cataplasma lista.

Esto es muy sencillo. Una vez que la tengas lista, solo debes aplicar la cataplasma sobre la zona del cuerpo dolorida o inflamada. Déjala actuar como mínimo durante una hora, así das tiempo a la piel de absorber las propiedades curativas de la hierba.

Un buen momento para aplicar estos remedio naturales es cuando se está acostado y relajado, pudiéndose también aprovechar un momento de descanso frente al televisor para aplicarse este tratamiento sumamente sencillo.

Ahora ya sabes como preparar una cataplasma casera para tratar problemas leves de la salud. Solo asegúrate de escoger la hierba adecuada, y posiblemente tu problema desaparezca al poco tiempo de implementado este tratamiento.



Preparacion Cataplasma de barro:

Se saca de un hueco profundo o de un barranco todo muy limpio, puede ser tierra negra, amarilla o greda. Se recoge en una vasija no metálica y lo mejor sobre una hoja de platano, se le agrega agua , se amasa hasta quedar suave y blanda, se coloca sobre un lienzo y se asegura con ganchos o alfileres. Se cambia cada 2 o 3 horas segun la necesidad, sobre todo en el vientre y donde se necesite desinflamar, quitar el dolor o haya infeccion. Muy efectiva para bajar la fiebre. para las várices, picaduras de insectos.

Las cataplasmas de fenogreco o alholva son usadas con muy buen resultado para tratar las siguientes dolencias:

Cataplasmas calientes: "madurar" granos enquistados o algún tipo de forúnculo, enfermedades reumáticas y problemas de las articulaciones como tendinitis, artritis, artrosis, etc
.
Cataplasmas frías: alivian las hemorroides o se usan como antiinflamatorio.

Las cataplasmas de fenogreco (Alholva: también conocida como fenogreco y coleta) tienen contraindicación sólo durante los tres primeros meses de embarazo o en caso de ser madre lactante.

Preparación de las cataplasmas de fenogreco o alholva
Se ponen a hervir por litro de agua 100 g. de semillas de fenogreco trituradas o hechas harina. Esperamos que hiervan durante 15 minutos hasta obtener una masa con una textura como la de una papilla y se unta la cataplasma sobre la piel.

Aplicación de las cataplasmas de fenogreco
Antes de aplicarse las cataplasmas de fenogreco, si se trata de una cataplasma fría, se dejan enfriar en un lugar fresco. Si se trata de una cataplasma caliente, sólo se dejan enfriar hasta el punto en que las compresas no resulten demasiado calientes. Luego se cubre la cataplasma con un paño de hilo o un material parecido.


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

1 comentario: