PROPIEDADES DE LAS HIERBAS AMARGAS.



palabrasconmiel.



Las hierbas amargas poseen un efecto estimulador de las funciones desintoxicantes del organismo, mediante la dinamización de los procesos metabólicos y facilitando los procesos de evacuado a través del intestino y la vejiga.

El proceso comienza ni bien el sabor amargo entra en contacto con la lengua, estimulando la producción de saliva mediante las papilas gustativas, lo que a su vez es interpretado por el organismo como el paso previo a la digestión. La secreción de jugos digestivos aumenta y se intensifica la absorción de los nutrientes contenidos en los alimentos.
Debido a esto, es común asociar a las hierbas amargas con la apertura del apetito, y si bien posee esta propiedad, no significa que por el simple hecho de beber una infusión de genciana tendremos más ganas de comer, sino que este efecto se da principalmente sobre las personas con digestiones defectuosas a causa de convalecencias o enfermedades.
Regular el azúcar en la sangre.
El principal efecto del sabor amargo en el organismo es la estimulación.
Para el caso del azúcar en la sangre, presenta un efecto regularizador de la glucemia a través del estímulo que realiza sobre las hormonas responsables de nivelarla: el glucagón y la insulina.
Para el estrés y los estados de ánimo.
En estos días prácticamente todo el mundo sufre los efectos del estrés, por lo que si podemos combinar un remedio natural que nos sirva para mejorar la digestión y a su vez para el estrés, sería perfecto.
Y justamente esta es una de las cualidades de las hierbas amargas: lo beneficiosas que resultan para tratar problemas en apariencia disímiles.
En este caso, a la par que se estimula el sistema digestivo, también el nervioso recibe señales positivas que permiten revitalizarlo, reduciendo la depresión, la angustia y el estrés, y permitiendo mejorar el estado de ánimo.
Otras aplicaciones :
Pero además, las hierbas amargas son buenas para tratar una gran serie de problemas que pueden afectarnos a diario, por lo que resultaría muy útil contar con alguna de estas plantas a mano para cualquier ocasión.
Malas digestiones, acumulación de gases, inapetencia, calambres estomacales, síndrome de intestino irritable, anemia y debilidad generalizada, adicción a los dulces o falta de energía son sólo algunos de los problemas posibles de ser atendidos con la consumición de hierbas amargas.

 Las hierbas amargas son muy útiles para la digestión y muchos problema asociados a esta, pero ¿qué hierba consumir y cómo hacerlo?

Principalmente, las infusiones y decocciones son los métodos indicados para consumir estas hierbas medicinales, que pueden ser desde jengibre, ajenjo o genciana, entre las más intensas, hasta manzanilla, hierbabuena, diente de león o caléndula, entre las más suaves.

Baño de Descarga con Hierbas Amargas

Este es un baño que retira energías negativas de la persona que lo toma, no es tan fuerte como el baño con ceniza y carbón, pero, al ser compuesto en su mayoría por hierbas amargas, quita energía de la persona, por eso es conveniente hacerlo sólo esporádicamente o por indicación nuestra, ya que ningún baño debe ser realizado indiscriminadamente.

Sin más preámbulo, inicio con la explicación del baño.

Ingredientes.
7 manojos hierbas frescas (ruda, albahaca, romero, pirul, sábila, espada de San Jorge, espada de Santa Bárbara)
1 Cubeta

Preparación.
En la cubeta vas a poner más o menos 10 cms. de agua y vas a ir deshojando los manojos de hierbas uno por uno, las hojas las vas a poner en el agua y, cuando hayas terminado con la primer hierba, restriegas las hojas con el agua con la intención de quitar la esencia de esta y dejarla impregnada en el agua

Esto mismo lo haces con cada una de las demás hierbas, sólo la espada de San Jorge y Santa Bárbara es un poco diferente, al ser estas plantas de hoja larga, las vas a ir cortando con tus manos longitudinalmente, de esta manera vas a ir deshilachando la planta y procedes de la misma manera que con las demás, restregándolas con el agua.

Al terminar rellenas la cubeta con agua y deja reposar todo al menos 30 minutos. Transcurrido este tiempo puedes colar el agua e iniciar con el baño.

Este baño,  no debe ser llevado a cabo en la cabeza, sólo del cuello para abajo.


fuente :Terapia Violeta



No hay comentarios:

Publicar un comentario