EL MEDICO SIN MEDICAMENTOS: NOESOLOGÍA

                                                                                                                                                                                              "Yo me he visto en todas esas situaciones, y siempre he encontrado la
forma de ser útil a mis pacientes, desde un politraumatizado en la
carretera, hasta haber logrado operar a todos mis pacientes sin
anestesia química, como cosa ordinaria. Y esto, no porque nos falte
nada en los centros en que realizo mi trabajo, sino porque estoy
demostrando que muchas de las cosas que se han considerado como
imprescindibles para el correcto ejercicio de la Medicina, no lo son...
Si el médico y el hombre, en general, se sienten impotentes ante
ciertas situaciones de enfermedad y de dolor, es porque no se conocen
los recursos humanos para vencer estas situaciones, para encontrar
soluciones a las mismas."
En estas páginas voy a hablarte de mi búsqueda en torno a los recursos
humanos, tratando de encontrar nuevos caminos para ofrecerlos al
hombre y a la Medicina.
El profesional de la Medicina debe ser más eficaz usando cada vez
menos química o, al menos, usándola con más respeto y abusando
menos de ella. Debe enseñar a su paciente a respetar la capacidad
creadora de su pensamiento, para enriquecer con ella su
vida, para que aprenda a vivir más feliz, porque esto va a ser la base
de la más elemental y eficaz de las profilaxis.
Si no se comprende que la " Prevención Primaria" de que habla la
Organización Mundial de la Salud empieza a este nivel, nunca se
llegará verdaderamente a ponerla en práctica.
---
NOESIS
Noesis significa en griego: acción de pensar. Cada pensamiento
produce en la vida del ser humano lo que he llamado una
respuesta biológica global armónica (RBGA), que es el
fundamento, la piedra angular de la Noesiología: ciencia que
estudia los efectos producidos en la vida por la puesta en marcha
del pensamiento. La RBGA es el conjunto de reacciones
psicobiológicas producidas en el ser humano por la puesta en
marcha de cada pensamiento. La llamaremos, para simplificar,
respuesta biológica (RB).
Cada pensamiento origina una respuesta biológica, global,
armónica, de todo su ser, material y espiritual, en el sentido que
marca el contenido del pensamiento que la originó. Dicho de otra
manera, cada pensamiento influye en el encauzamiento y utilización
de las energías globales del hombre, y según su contenido
intrínseco, se va a producir un efecto útil beneficioso, o negativo y
perjudicial.
Por tanto, según el contenido del pensamiento, la respuesta
biológica (RB), puede ser positiva, útil, o negativa, lo que significa
un uso incorrecto y nocivo de las energías vitales, con repercusión
en el funcionamiento del organismo, aunque a veces sea a niveles
sutiles, y con repercusiones físicas y psicológicas en la salud.
Y es armónica, porque todo el ser y cada una de sus partes
funcionará programado, de alguna manera, en el sentido que marca
el contenido de cada pensamiento.
El pensamiento dirige la orquesta de la vida.
Imagina una orquesta pendiente de las indicaciones del director, el
pensamiento. Cada instrumento, y la orquesta en su conjunto, estará
pendiente del director. Siempre habrá armonía, pero esa armonía
puede ser tranquilizadora, relajante y positiva o, por el contrario, esa
armonía puede ser intranquilizadora, enervante, negativa, cuando el
pensamiento también lo es.
El amor hace vibrar en respuesta biológica positiva, que nos hará
armonizar con todo lo que nos rodea. Ésa es la razón del precepto
evangélico, del mandamiento del Amor, como medicina preventiva.
El control interno del sistema biológico humano está regido
fundamentalmente por la voluntad de la persona. De ahí que una
voluntad decidida por la vida es fundamental para seguir
viviendo, para movilizar los mecanismos naturales de la salud.

Al mismo tiempo ese control interno se traduce en órdenes que,
pensamiento a pensamiento, el ser humano va dejando en la
computadora biológica de su cerebro. Éste es un instrumento puesto al
servicio de la voluntad para transmitir al resto del organismo las
órdenes pertinentes por medio de los sistemas nervioso y hormonal,
además de otras vías de transmisión de decisiones de las que dispone
la materia-energía de que se constituye el cuerpo humano.
La Noesiología aumenta el conocimiento que el hombre tiene de sí
mismo. 

Es necesario encontrar la forma de vivir en armonía con todo
lo que le rodea, para que aprenda a vivir feliz, ya que esa felicidad es
 la base de la mejor y más eficaz de las profilaxis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario