CURACIÓN POR EL PENSAMIENTO -NOESITERAPIA-




(FUNDAMENTOS BIOLÓGICOS)
-----
DR. ÁNGEL ESCUDERO JUAN
PRÓLOGO
La Noesiterapia ha devuelto a los pacientes el protagonismo en el proceso de
la curación. Nosotros les enseñamos cómo funciona el cerebro y la
trascendencia que el pensamiento tiene en la vida del ser humano. Damos
autonomía a los pacientes; ellos deben ser sus propios médicos. Les
enseñamos, les aconsejamos, les ayudamos, y son ellos los que ponen en
marcha los mecanismos de la curación y cambian el rumbo de sus vidas.
Voy a limitarme a reproducir lo que escribía en el prólogo de mi primer libro
"La voluntad vence al dolor" (1973) en su primero y último párrafos:
"Dios ha puesto en la naturaleza humana cualidades maravillosas que están
esperando ser utilizadas.
…Cuando leas más adelante, sé que pensarás en la trascendencia que podrían
tener estas cosas generalizadas al máximo en Medicina y fuera de ella, en
cualquier actividad humana. Sé también del escepticismo de los que piensen
en las dificultades para llegar a practicar intervenciones quirúrgicas sin un
miligramo de medicación anestésica. Pero incluso a éstos, yo les diría que
entre esas intervenciones con anestesia psicológica y nada hay un largo
camino de posibilidades al alcance de todos. Cada cual puede marcarse su
meta, pero por favor, no anules de antemano tus posibilidades pensando que
no serás capaz. Estás programando tu cerebro negativamente. Piensa que lo
que otros han conseguido tú también lo puedes lograr y que debes andar tu
propio camino con fe."

"El punto en que hoy se encuentra mi experiencia es claro, diáfano. Cada vez
son más simples las cosas, cada vez mayor el bien que encuentran mis
pacientes; porque están aprendiendo a usar la maravillosa energía de sus
almas…, a través de su pensamiento."
Cuando los conocimientos básicos adquiridos en mi larga experiencia se
lleven a la Escuela Primaria se producirán cambios muy positivos que
enriquecerán nuestra sociedad.
El Autor
El amor es un catalizador imprescindible en la relación paciente
noesiterapeuta.
La enfermedad suele ser, en la vida de las personas, un vacío de
amor, lo que se traduce en una disarmonía psicosomática.
Psicológica y físicamente la enfermedad es una demanda de amor.
La humanidad está hambrienta de soluciones para sus problemas.
Desde el 4 de Julio de 1972 que operé a Erika Lakner de varices y
trombosis hemorroidal, utilizando un sistema personal para lograr la
anestesia psicológica, muchos cientos de pacientes han pasado por mi
quirófano y se han dejado intervenir con lo que llamo Psicoanalgesia
Volitiva (PAV).
Estos pacientes están plenamente conscientes en la mesa de
operaciones y gozan de gran bienestar. Escuchan música o charlan de
lo que les place, o se miran en un espejo, comprobando en él su
magnífico autocontrol y saludable aspecto. Están completamente
sueltos y libres mientras hacemos nuestro trabajo. Y, al terminar, salen
del quirófano por su pie para volver a su vida normal.
Imagina a un panadero, a un carnicero, a un profesor universitario o a
un ama de casa después de una complicada intervención quirúrgica de
varices, sin necesidad de anestesia química. Salen del quirófano por
su pie para retornar a su vida normal. Piensa, por añadidura, que con
el poder creador de su pensamiento superaron su anterior dependencia
de la química, con las ventajas que ello conlleva. No necesitaron
antibióticos y no he registrado ni un solo caso de infección
postoperatoria desde el año 1972.
Estos resultados contrastan con el alto porcentaje de infecciones
postoperatorias observado en todos los hospitales del mundo.
Debemos meditar sobre su significado
Trataré‚ según mis posibilidades, de encontrar explicaciones para
estos hechos, con objeto de incorporarlos a la ciencia. Trataremos de
comprender mejor al hombre, que vive con ansias infinitas de
felicidad, pero que, para encontrarla, desgraciadamente camina en
sentido totalmente opuesto al que le conviene.
Hay que liberarle de las cadenas del miedo y de la ignorancia de sus
capacidades, en especial de una de ellas: el desconocimiento de que
cada uno de sus pensamientos es un programa en la computadora
de su cerebro y que su vida la construye pensamiento a
pensamiento.
El cerebro rige nuestro fisiologismo y nuestra vida, pero ¿quién nos
enseñó a programar, a gobernar la computadora de nuestro cerebro?
Eso es lo que me gustaría que comprendieras a lo largo de estas
páginas: cómo puedes programar tu cerebro para que tu vida sea tan
positiva y digna de ser vivida como te conviene, para que aprendas a
ser más feliz.


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario