EL YIN Y EL YANG EN LA ALIMENTACION Y EN LA VIDA.






Si observamos estas energías, vemos que no existe una sin la otra, cuando se produce un efecto yang, se busca compensar con una fuerza yin.



Los alimentos también tienen energías, energías de "acumular-dispersar", "tensar-relajar", "fuerza centrífuga - fuerza centrípeta", "tonificar-debilitar", "abrir - cerrar", "hacía dentro - hacía fuera", y también los hay que tienen una energía neutra, equilibrada, que son los alimentos recomendados para tomar a diario.

Los problemas de salud también están regidos por estas energías, vemos por ejemplo como los problemas cardiovasculares, como el colesterol, es una energía de acumulación, de fuerza centrípeta, hacia dentro.
En cambio podríamos observar también el problema de pérdida del cabello, o de osteoporosis (pérdida de minerales), o de gases, son energías de dispersión, hacia fuera, de pérdida, de fuerza centrífuga.
Podemos clasificar estas fuerzas en dos grupos, que les llamaremos Yin y Yang:

Yang
Fuerza centrípeta, de acumulación, hacia dentro, cerrar, tensar, pequeño (más concentrado), seco 

Yin
Fuerza centrífuga, de dispersión, de pérdida, hacia fuera, abrir, grande, húmedo 

También podemos observar como en las personas predomina más una fuerza u otra. Puede ser de constitución (a nivel físico) o de condición (a nivel mental y emocional). Y todo esto nos lo podemos cambiar con la alimentación. Hemos de tener en cuenta que la sangre necesita 10 dias para su completa renovación, y nuestro cuerpo 7 años para su completa renovación celular. Por eso, el cómo te sientes hoy, tiene que ver con lo que has comido los últimos días, y por eso, esto no es "una dieta", sino un estilo de vida.

También podríamos clasificar las emociones y las actitudes frente a la vida:

Emociones y actitudes Yin
Baja autoestima, muchas ideas pero luego no hay suficiente fuerza de voluntad para realizarlas, inseguridad, dependencia hacia otras personas, cansancio, debilidad, falta de memoria, víctima de la vida, depresivo, no se puede concentrar, , hipersensible, "falta de raíces", falta de vitalidad, falta de dirección en la vida, frío interior, siempre preocupado, tendencia a agobiarse, más de "pensar" que de "hacer". Algunos tienen insomnio a la hora de dormir porque se ponen a pensar cosas, son más de irse a dormir tarde y levantarse tarde, de llegar tarde a los sitios..

Emociones y actitudes Yang
Sentimientos de ira, falta de flexibilidad, rigidez de ideas, arrogancia, controlador, apego al pasado, impaciente, insensible, falta de empatía, egoísmo, tendencia a estresarse, tensión interna, agresividad, más de "hacer" que de pensar, calor interior, activos, su tipo de insomnio es que se despiertan entre las 2 y las 4 de la noche y les cuesta dormir, son más de acostarse temprano y levantarse pronto y ponerse a hacer cosas, poco creativos, poco espontáneos...

Estas actitudes, se pueden superar cambiando nuestra alimentación, eliminando los grupos de alimentos que clasificados como Yin y Yang, y comiendo principalmente los de energía equilibrada, incorporando algo de yang como la sal y condimentos salados, y algo de yin, como las hierbas aromáticas frescas, un poco de setas, algún plátano, y algo de tomate de vez en cuando para dar color a nuestros platos.

A continuación cito la clasificación de los alimentos

De más a menos Yang


Sal (usar sal marina)

Condimentos salados: Miso, Shoyu, Tamari, Umeboshi
Kuzu

Horneados de harina: pan, bollería, pizzas, pasteles y bizcochos..
Alimentos equilibrados, orden de más Yang a más Yin

Cereales: trigo sarraceno, mijo, quinoa, arroz integral, espelta, kamut, avena, centeno, trigo, maíz.

Proteínas vegetales: Seitán, lentejas, garbanzos, judías, alubías, tempeh, tofu ahumado y tofu fresco cocinado o macerado con mugi miso (queso de tofu).

Algas de mar: alga kombu, espaguetthi de mar, arame, nori, wakame, dulse, hiziki.

Verduras: de raíz, redondas y de hoja verde, como la cebolla, zanahorias, coliflor, chirivía, remolacha, nabo, calabaza, brócoli, calabacín, puerros, rúcula, alcachofas, coles, boniato, judías verdes.

Semillas y frutos secos: Sésamo, girasol, calabaza, piñones, almendras, avellanas, nueces, anacardos. Mantequillas de frutos secos y semillas como el tahín, crema de almendras, crema de avellanas.

Frutas locales y de la estación: fresas, frutas del bosque, cerezas, nísperos, melocotones, manzanas, peras, melón, sandía.

Frutas deshidratadas: orejones, pasas, manzanas, peras.

Endulzantes naturales: melaza de arroz, melaza de cebada y maíz, jugo concentrado de manzana y otros concentrados de fruta, estevia.


Alimentos Yin, de menos Yin a más Yin :

  
Setas: por su poder depurativo, no abusaremos de ellas.

Verduras solanáceas: berenjena, pimientos, patata, tomate.

Verduras altas en oxalatos: espinacas y acelgas.

Frutas tropicales: piña, papaya, coco, mango, pomelos, ciruelas, higos, dátiles...
Hierbas aromáticas: Orégano, tomillo, albahaca, menta, cilantro, cebollino..(consumir en cantidades moderadas).

Especias: curry, pimienta negra, mostaza, chile, guindilla, ajo..

Leche de soja y tofu fresco (el tofu se ha de cocer 20 minutos con alga kombu o macerardo 24h con mugi miso). Mejor utilizar leche de cereales y frutos secos (leche de arroz, de avena, de almendras, de avellanas, de sésamo, etc, en lugar de la leche de soja).

Algas de lago: espirulina, clorella, klamath.. (por su rápido efecto, nos enfrían a medio-largo plazo)

Azúcares: azúcar refinado, azúcar moreno, miel de abeja, jalea, chocolates, helados, levadura, galletas.

Estimulantes: café, té, bebidas gaseosas azúcaradas.

Alcohol y vinagre: vino, cerveza, licores, etc, vinagre de manzana, vinagre de módena, vinagre de vino.

Medicamentos (excepto que los que afectan a una parte del cuerpo)

Drogas

A veces, cuando algunas personas escuchan sobre estos grupos de alimentos, piensan que si están yin han de comer yang o al revés, o que si comen yin lo tienen que compensar comiendo yang.
Esto no es así, se recomienda comer los alimentos clasificados como equilibrados, pero alguna cosa de yang (como la sal y condimentos salados), y de yin (como las hierbas aromáticas, ajo, no pasa nada por comer algún tomate, y poco más, el resto mejor evitarlo).
Una persona que está yin, comerá alimentos equilibrados pero haciendo más enfásis en los cereales y proteínas vegetales, que dentro del grupo de los equilibrados, son los más yang, y con estilos de cocción que calienten más (más yang), al igual que una persona que está yang utilizará estilos de cocciones más cortas (más yin, que enfríen), tales como macerados, prensados, salteados cortos.

Efectos negativos en nuestro cuerpo de algunos alimentos nombrados anteriormente:

Exceso de sal (en crudo) y de condimentos salados:
Tensión, sobrecarga el hígado y el riñón, retención de líquidos, obesidad (acumula), sindrome premenstrual (quiere más azúcar), piedras (en vesícula y en el riñón), presión alta, problemas circulatorios y respiratorios, exceso de apetito.


Horneados de harina:
Mucosidades, gases, flatulencias, problemas en el sistema digestivo, problemas en el sistema respiratorio, obesidad, retención de líquidos.

Verduras solanáceas, verduras altas en oxalatos, frutas tropicales, hierbas aromáticas, especias, algas de lago:
Desmineralización (puede desencadenar a osteoporosis), gases y flatulencias, diarrea, enfriamiento del cuerpo, congelan las grasas (las fijan), afectan al sistema digestivo, al sistema respiratorio, al sistema circulatorio, al sistema óseo y al sistema inmunitario (producen alergias).

Azúcares y estimulantes:
Acidifican la sangre, obesidad, diabetes, desmineralizan, crean dependencia, alergias, problemas de piel.

Alcohol y vinagre, medicamentos, drogas:
Acidifican, desmineralizan, debilitan el sistema inmunitario, el sistema nervioso, el sistema circulatorio, el sistema digestivo, el sistema óseo.

Si queremos gozar una buena salud, nuestra dieta básica deberían ser los cereales, las legumbres, las verduras, y añadir un poco de algas, frutos secos y semillas, de germinados, y también frutas locales .


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario