SANÁNDONOS CON ACEITE



GÁRGARAS CON ACEITE

Nuestro organismo está cargado de toxinas derivadas de la mala alimentación, la contaminación, el estrés y las emociones negativas, la medicación, los excesos en general, la falta de ejercicio, etc.
Estas toxinas deben eliminarse periódicamente de manera natural (a través de las excreciones, sudor, respiración, etc) pero también se pueden realizar terapias naturales puntualmente que nos ayuden a eliminar estos excesos. Si nos acostumbramos a hacerlas estaremos ayudando a nuestro cuerpo a mejorar enfermedades crónicas y a prevenir otras más graves en el futuro.
Una manera curiosa, sencilla y económica de desintoxicar el cuerpo es mediante los enjuagues de aceite. Está especialmente indicada cuando hay problemas bucales, pero hay que tener en cuenta que las distintas partes del cuerpo no funcionan por separado, por lo que eliminar toxinas a través de la boca será una manera de limpiar el cuerpo en general.
Ésta es una técnica ayurvédica (antigua medicina de la India) que está especialmente indicada en dolencias como dolores de cabeza, migrañas, mucosidad, sinusitis, asma, problemas de la piel, alergias, infecciones de la boca, problemas de las encías, placa dental, gingivitis, dentadura oscurecida, dientes flojos, entre otros.

¿Qué se necesita?

Aceite de girasol o de sésamo de primera presión en frío.

¿Cómo se hace?

Cada mañana, en ayunas y antes de comer, beber o lavarse los dientes, poner una cucharada de aceite de girasol o de sésamo en la boca y removerlo por toda la boca durante 15 o 20 minutos. No són gárgaras, si no enjuagues.
Se pueden hacer movimientos de mandíbula, mover la lengua, intentando llevar el aceite a los distintos rincones de la boca (debajo de la lengua, al fondo). Al cabo de un rato notaremos que el aceite se vuelve menos denso y más espumoso, y entonces lo podremos escupir. En ese momento el aceite debería ser de color blanquecino. Si sigue amarillo es que no lo hemos hecho el rato suficiente.
Posteriormente nos enjuagamos bien con agua y si lo deseamos, nos lavamos los dientes. Idealmente deberíamos beber después uno o dos vasos de agua para potenciar la depuración.


Indicaciones

Es muy importante no tragar el aceite y echarlo al sanitario, ya que ese aceite está cargado de parásitos, toxinas y bacterias que los enjuagues han permitido extraer de la boca y de nuestro tubo digestivo.

Inicialmente podemos notar alguna crisis curativa, es decir, señales que da el cuerpo de que se está limpiando (granitos, dolor de cabeza, entre otros síntomas similares), pero en todo caso estas molestias deberían ser ligeras y durar máximo algunos días. Si son fuertes o perduran demasiado se pueden reducir los minutos o la frecuencia.



                                                                                                                                                        labuenavida.          


CON ACEITE DE OLIVA:

Para beneficiarnos del aceite de oliva deberemos tomar 3 cucharadas al día.

Reduce el nivel de colesterol en sangre: gracias a los ácidos grasos mono insaturados, logra disminuir el LDL de nuestro cuerpo, mientras aumenta el llamado colesterol bueno, el HDL, equilibrándolo.
Mejora las enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis.
Reduce la hipertensión gracias a los poli-fenoles y el ácido oleico.
Mejora la digestión al actuar como protector frente al exceso de ácidos del estómago.
Mejora el PH de nuestro organismo.
Permite absorber el calcio y del magnesio.
Previene el estreñimiento.
Mejora la digestión de los nutrientes: el aceite de oliva logra al estimular la secreción de bilis por la vesícula biliar, evitando así digestiones lentas o pesadas debido a las grasas.
Mejorías cognitivas gracias a los polifenoles y sus grasas mono-insaturadas.
Acción anti-inflamatoria similar al ibuprofeno.
El aceite de oliva es indicado durante la menopausia.
Es un gran antioxidante, disminuyendo el envejecimiento.
Ofrece sensación de saciedad  es muy indicado para las dietas.
Ofrece elasticidad a la piel, repara el cabello, nutre uñas y pestañas.

Remedios con aceite de oliva

1. Estreñimiento

Es recomendable tomar 2 cucharadas de aceite de oliva por la mañana en ayunas, si lo deseas puedes mejorar el sabor con unas gotitas de jugo de limón. Si el estreñimiento es más serio, puedes preparar una mezcla de aceite de oliva (1 cucharadita) y agua templada (otra cucharadita), y aplicarlo en forma de enema.

2. Dolor de oídos

Para resolverlo, es conveniente poner en cada oído una gotita de aceite de oliva tibia y cubrirlo con un algodón.

3. Caída del cabello

El aceite de oliva permite que el folículo piloso se relaje y que aumente el riego sanguíneo en la zona. Para ello debes masajear el cuero cabelludo con aceite de oliva, para después, cubrírtelo con una toalla un par de horas. Después, acláratelo con agua y champú.

4. Reumatismos y torceduras

Cómo hemos señalado antes, el aceite de oliva tiene propiedades muy similares a las del ibuprofeno. Para ello, es muy beneficioso que te des masajes con una o dos cucharadas, lo viertes sobre la zona afectada y date un masaje de unos diez minutos para que se absorba bien. Notarás alivio.

5. Quemaduras

Para mejorar y curar una quemadura, es muy beneficioso aplicarse una cucharada de aceite de oliva. Pero eso sí, no lo hagas justo después de que te hayas quemado, puesto que primero hemos de dejar unos minutos para que la herida respire. El aceite, lo que hace, es hidratar la piel y aliviar el dolor.

6. Estrías de la piel

Es muy habitual que todas tengamos alguna que otra estría en muslos, abdomen o pechos. Para resolverlas, podemos mezclar una cucharada de aceite de oliva, con otra de aceite de germen de trigo, lo aplicamos en la piel y damos un suave masaje. La hidratación irá mejorándolas. Pero eso sí, hay que hacerlo a diario y ser constante.

7. Acné

Gracias a las propiedades antioxidantes del aceite de oliva, podremos encontrar un aliado perfecto para resolver los problemas de acné. Para ello es recomendable que lo incluyamos en nuestra dieta, y que además,  mantengamos la piel limpia e hidratada. Para ello, elaboraremos un tónico especial con 10 gotas de aceite esencial de lavanda en un cuarto de litro de aceite de oliva. Cada día, nos haremos masajes faciales en la parte afectada.

8. Eliminar tapones de los oídos

Para eliminar los tapones de cera de los oídos, es muy efectivo dejar caer dos gotas de aceite de oliva en el oído cuando vayamos a dormir. Después lo tapamos con un algodón. Al día siguiente aplicamos en el oído un poco de agua caliente con la ayuda de una jeringuilla, por ejemplo, de ese modo los tapones se disuelven sin dolor.

9. Cálculos en la vesícula

Puede que te sorprenda, pero un remedio muy común y efectivo para resolverlos es tomar una cucharada de aceite de oliva por las mañanas,  mezclado con unas gotas de limón. Requiere que seas constante, pero poco a poco los cálculos de la vesícula se van resolviendo.

10. Suavizar arrugas

Gracias a su poder antioxidante y su excelente hidratación, es muy beneficioso para nuestro cutis. Podemos suavizar las marcas de las arrugas si, cada noche, nos hacemos un masaje en el rostro con una cucharada de aceite y dos gotitas de limón. Nuestra piel lucirá brillante y más recuperada. No dejes de probarlo



http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2014/05/enjuagues-de-aceite-para-limpiar-el.html
http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2014/07/aceite-de-oliva.html



http://saikualternativo.blogspot.com.ar/




SAIKU



No hay comentarios:

Publicar un comentario