5 RAZONES PARA CONSUMIR ALGAS MARINAS.





NOS AYUDAN A ADELGAZAR Y NOS MANTIENEN EN FORMA

¿Quién podría comer algas en el desayuno? Por supuesto los japoneses y seguro que ésa es una de las razones que explican su buena salud, como dicen en Japón “las mujeres japonesas, ni envejecen ni engordan”
El nutricionista Ian Marber, afirma en el el diario británico The Guardian que “el mar al no haber sido cultivado contiene una cantidad mucho mayor de minerales que los terrenos agrícolas y por ello las algas poseen una concentración de minerales que es imposible de encontrar en los vegetales que normalmente consumimos. Estos se cultivan en suelos después de varias cosechas terminan siendo muy pobres en nutrientes, al contrario el mar sigue siendo un entorno abierto y en constante renovación.
El wakame, por ejemplo, es una gran fuente de calcio, yodo y magnesio, mientras que el alga nori es especialmente rica en vitamina B. Todas las algas sin excepción tienen muchas y muy interesantes propiedades nutricionales.

SON BUENAS PARA EL CORAZÓN


Sabemos que el wakame previene la hipertensión arterial en los animales. Una investigación de la Universidad de Kioto ha demostrado que las fibras de las algas marrones ayudan a disminuir la presión arterial y reducen el riesgo de ictus en animales con predisposición a sufrir problemas cardiovasculares.
¿Pero es posible extrapolar estos estudios con animales a las personas que consumimos algas normalmente? En parte sí.
Un estudio realizado durante 25 años entre los habitantes que tienen la mayor esperanza de vida en el mundo, los de Okinawa en Japón, demostró que las algas que consumían en su alimentación cotidiana jugaban un papel fundamental para que éstos se vierán muy poco afectados por enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis.
El estudio mostraba también que las algas estaban presentes al menos en siete de cada diez raciones de frutas y hortalizas que se consumían a diario por los habitantes de Okinawa. Dato que apoya la gran contribución de las algas a su gran longevidad.

SON BUENAS PARA ELIMINAR TOXINAS


Muchos estudios y experimentos (Universidad de McGill en Canadá, Francisco’s Hospital, Nagasaki, Chernobil profesionales …) han demostrado que las algas son un excelente desintoxicante contra las partículas radioactivas. No fué casualidad que las ventas de algas se dispararán en Alemania y la Unión Soviética después del accidente Chernobyl.
Su alto contenido de yodo, disminuyó el riesgo de cáncer de tiroides causado por el yodo radioactivo de la planta nuclear.
Y eso no es todo. También son excelentes para eliminar las toxinas como el cadmio presentes en el humo de los cigarrillos y en la contaminación de nuestro entorno cotidiano.

SON BUENAS PARA MANTENER EL EQUILIBRIO HORMONAL Y PARA LA MENOPAUSIA


Las algas tienen una gran concentración de “lignanos”, se trata de sustancias vegetales que se convierten en fitoestrógenos en nuestro organismo. Los lignanos ayudan a bloquear los productos químicos estrogénicos que pueden predisponernos a sufrir cánceres como el de mama. La investigación de la Dra. Jane tés de la Universidad de Carolina del Sur indican que el consumo de algas puede ser un factor que explica la baja tasa de cáncer de mama en Japón.

SON BUENAS PARA LA DIGESTION


Los investigadores de la Universidad de Newcastle han demostrado que el alginato, una sustancia que se encuentra en las algas pardas, fortalece la mucosa intestinal (que protege el revestimiento del intestino). Y por otra parte las algas tienen un índice glucémico muy bajo.
Las algas son también muy ricas en fibra. Un estudio japonés demostró que los que consumen altas dosis de algas, aumentan el número de bacterias “buenas” en el intestino.




http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

5 RAZONES PARA CONSUMIR ALGAS MARINAS.




No hay comentarios:

Publicar un comentario