Los poliedros

Los poliedros son formas geométricas que representan el micro y el macro cosmos en el que vivimos. En la naturaleza existen sólo 5 poliedros regulares que se disponen de forma estable, de los cuales parten las demás formas.
Estos expresan los cinco elementos: éter, agua, aire, fuego y tierra, Pitágoras estudió con entusiasmo esta asociacion, por lo que también se les ha llamado sóligos pitagóricos. Los poliedros regulares o poliedros platónicos, Platón los asoció con los 5 elementos, son las únicas figuras que caben en una esfera que a su vez no es un poliedro, porque no tiene caras, siendo la matriz universal, que irradia la energía en todas direcciones.
Platón describe la existencia del universo como base de la geometría sagrada que parte de estos 5 poliedros, conocidos como sólidos platónicos. Cada una de las formas de los poliedros corresponde a una energía determinada que tiene su resonancia con todo lo creado.
El hombre, como parte inseparable del mundo, se puede beneficiar mucho del buen uso de estas formas geométricas de los poliedros. Su fin es aportar siempre equilibrio y armonía a la salud, a una idea, a un espacio, etc. y a cada uno se le atribuye una vibración gracias a su forma que actúa armonizando campos energéticos. Se emplean en decoración, feng shui, tallado de joyas y terapias armonizadoras del campo energético como el reiki.
Sus usos entre muchos otros son:
Armonizar los espacios
Equilibrar y armonizar los cuerpos físico, energético y sutil.
Aumentar o disminuir la falta o exceso de energía en determinados puntos.
Colocar como adorno con el fin de equilibrar un espacio.
Dodeacedro: Representa el Éter, es un gran armonizador, su función relajante se puede sentir poniendo en cada mano un dodecaedro y esperando unos minutos su efecto.
En casos de alteraciones nerviosas se coloca en el plexo dolar o en la frente.
Icosaedro: representa al agua, corresponde al mundo emocional. Es un excelente activador energético y se usa en estados de decaimiento. Se coloca sobre la parte del cuerpo que se sienta más débil.
Octaedro: Representa el aire. Se relaciona con el cuerpo físico y etérico, es un armonizador de estos cuerpos y se coloca sobre el tercer chacra o el estómago o bien en cualquier otra parte que no esté armonizada.
Hexaedro: Representa la tierra, su relación con el mundo material ayuda a reforzar los aspectos de debilidad. El mejor lugar para ubicarlo es encima del bajo vientre. También se puede reforzar cualquier otra parte del cuerpo debilitada.
Tetraedro: Representa el fuego, se relaciona con el cuerpo mental y se coloca sobre el cuerpo en el primer chacra, entre las piernas. Se ubica sobre y donde hay un exceso de calor o fuego.

http://www.clubsaludnatural.com/

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


Saiku

No hay comentarios:

Publicar un comentario