La Vitamina K y los Huesos





La pérdida de masa ósea es un problema de salud que afecta a muchas personas a partir de cierta edad y sobre todo a las mujeres que han alcanzado ya la menopausia.

La importancia de la vitamina K2

Desde hace mucho tiempo se ha recurrido al aporte suplementario de calcio y vitamina D como la mejor solución para mantener unos huesos sanos y fuertes. Sin embargo, recientes estudios evidencian la importancia de esta materia de una vitamina, concretamente la vitamina K, que por su acción sobre el metabolismo de l calcio se ha revelado especialmente beneficiosa para el mantenimiento de una estructura ósea sana y para la prevención de problemas derivados de la disminución de la densidad de los huesos.

La vitamina K2, y más concretamente la variante bioquímica menaquinona-7, es un potente catalizador que contribuye de manera muy eficaz a que el calcio asimilado se adhiera a la matriz ósea evitando a la vez el exceso de calcio en el torrente sanguíneo y en otros tejidos.





La población japonesa

Numerosos estudios realizados a este respecto demuestran que la vitamina K2 es la responsable de la buena salud ósea y cadiovascular de la población nipona, gracias al cotidiano consumo de natto, obtenido de la fermentación del poroto de la soja, alimento que más cantidad de vitamina K2 contiene. Prueba de ello es que los japoneses viven en otros paises donde no se consume tanto natto padecen los mismos problemas óseos y cardiovasculares que su población anfitriona.
La alimentación cotidiana occidental no aporta vitamina K2, ésta tan sólo se produce en cantidades casi insignificantes en nuestro intestino por acción de unas bacterias sobre la vitamina K1 contenida en algunas verduras de hoja verde. Sin embargo, esto no es así en el caso de la población japonesa, tan acostumbrada a comer natto como nosotros pan, siendo el natto el único alimento que contiene vitamina K2 en grandes cantidades dado que esta vitamina no existe en los alimentos de forma natural sino por un proceso de fermentación.

Se trata, pues, de un nutriente esencial que juega un papel fundamental en el metabolismo del calcio y cuya presencia en el organismo en las cantidades adecuadas contribuye al mejor desarrolo de la masa ósea y por lo tanto al buen estado del hueso, además de evitar el exceso de calcio en las arterias y otros tejidos.


La Vitamina K y los Huesos





http://saikualternativo.blogspot.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario