COMO HACER ACEITE DE LAVANDA.




El Aceite de Lavanda puede ser de gran ayuda: no sólo es ideal para hacer masajes y para reactivar la circulación, sino también para mejorar quemaduras y curar eczemas; además de tener un potente efecto antifúngico.
Se elabora a partir de las flores, que son las que tienen el aceite esencial.

Si bien se puede encontrar en cantidades de almacenes y tiendas y comercios especializados, también tienes la posibilidad de ser tú mismo quien lo prepare, y como verás no es difícil.

INGREDIENTES:
Aceite de almendras dulces (se puede conseguir en una farmacia o droguería).
Hojas, flores y tallos de lavanda, que deberán estar previamente machacados con un mortero.
Frasco de cristal o tarro de boca ancha.

PREPARACIÓN:

Coloca las flores en el tarro y añade el aceite de almendras dulces sin llegar a llenarlo por completo.
Cierra y deja en un lugar oscuro y cálido (puede ser en cualquier armario donde no entre la luz).
Cada día deberás tomar el tarro y agitar la mezcla, para lograr que los componentes se mezclen bien.

Pasado un mes deberías filtrar el aceite utilizando un colador. Coloca en un nuevo frasco.

                                            
                                                                                         littlethingsandco. 



Entre las propiedades de la lavanda destacamos su acción calmante. Sirve para clamar todo tipo de
dolores: dolores musculares, cefaleas, dolores de pies y pies cansados, dolores articulares...Basta con que utilices dos o cuatro gotas de aceite de lavanda en la zona dolorida o realices un masaje con la crema relajante de lavanda.

Se emplea mucho en casos de insomnio o estados de ansiedad. Y es muy útil para usarlo cuando tus hijos no puedan dormir. Antes de que se acueste puedes poner un poco de aceite de lavanda en las sábanas  y hacerle un masaje en el pecho con el aceite de lavanda.

Lo relajará y le ayudará a conciliar el sueño.


Además es un potente bactericida y antiséptico, lo que la convierte en un aliado contra heridas y quemaduras. Incluso se utiliza para infecciones como la candidiasis. En casos de  candidiasis debes poner un par de gotas de aceite de lavanda sobre una compresa y verás como se baja la inflamación y desaparece el picor.

También es útil contra problemas respiratorios y combate la tos y congestión pulmonar. Para ello debes realizar un masaje con dos o cuatro gotas de aceite de lavanda en la zona del pecho.




http://saikualternativo.blogspot.com.ar


No hay comentarios:

Publicar un comentario