REMEDIOS NATURALES PARA LA VESÍCULA INFLAMADA-.CONSEJOS PARA LAS PERSONA SIN VESÍCULA



La colecistitis o inflamación de la vesícula puede estar causada por varias razones, abuso de alcohol, tumores, infecciones, acumulación de barro biliar o piedras en la vesícula. 
El 90 % de las personas con piedras en la vesícula no padecen ningún síntoma aparente, al menos durante los primeros años, si las piedras bloquean el conducto biliar se producen cólicos biliares en los que la vesícula de contrae vigorosamente durante una, dos horas o mas, causando fuertes dolores que ni siquiera se atenúan cambiando de posición, la respiración profunda agrava el dolor durante estos episodios, el dolor generalmente comienza en la zona epigástrica, es decir el centro superior de la tripa y se extiende principalmente por la parte derecha hasta incluso el hombro y la escápula.
En algunos casos la bacteria intestinal invade la vesícula inflamada causando infecciones, si la vesícula inflamada se rompe el paciente ha de ser operado de urgencia.
Síntomas de Vesícula Inflamada y Piedras en la Vesícula
Inflamación abdominal, gases e indigestión
Inflamación de la lengua, a veces aparece sucia
Diarrea después de comer
Constante sabor amargo con independencia de lo que se coma
Dolor en el pecho después de comer especialmente comidas grasas
Nauseas y/o vómitos
Destellos brillantes que aparecen en el campo visual
Dolor en el centro del abdomen que se extiende a los hombros especialmente al hombro derecho, la escápula e incluso el lateral del cuello.
Dolor en los pies
Arrugas verticales entre las cejas
Manchas oscuras (marrones o negras) entre las cejas, la frente y bajo los ojos
Ojeras amarillentas y,o bolsas bajo los ojos
Manchas oscuras en los labios
Manchas blancas o amarillas en los ojos
Mal aliento y tos continuada con moco debido a la irritación de esófago por las malas digestiones
Aguilla constante en la nariz
Heces de color inusual generalmente 
claro o heces grasas que tienden a flotar en el inodoro 
Orina oscura
Picor rectal
Dolor de cabeza especialmente por encima del ojo derecho
Si las piedras obstruyen el conducto biliar pueden causar fiebre y escalofrios

¿Quienes corren más riesgo de padecer problemas de vesícula?
Las personas sedentarias
Pacientes con ciertos tipos de anemia
Las mujeres embarazadas o con terapia hormonal sustitutoria
Los obesos
Los diabéticos
Los que pierden peso muy rápidamente
Personas con dietas muy grasas
Personas con enfermedad hepática crónica
Si se tienen antecedentes familiares se incrementan las probabilidades
Alimentos que Ayudan a Limpiar la Vesícula
Las hojas de alcachofa 
Diente de León en té y,,o fresco en ensalada
Cardo Mariano (semillas, hojas o planta fresca)
Por sus propiedades antiinflamatorias: olmo rojo, malvavisco y manzanilla; Wild yam (Dioscorea villosa) la uva de Oregón o Mahonia
La menta por su contenido en terpenos, planta seca o fresca, aceite esencial
Pshyllium, Plantago o Ispagula es lo mismo, rico en fibra y vitamina C
El extracto de remolacha
El chucrut
Suplementos o dietas ricas en vitaminas C y E
El zumo de manzana y el vinagre de sidra o manzana gracias a el ácido málico que contienen
Zumo de pera
Las especias como la curcuma, la pimienta, el jengibre en la dieta diaria
El café con moderación favorece la producción de bilis
 Remedios naturaleses para la prevención y limpieza de la vesícula:
Manzana mix: 1 vaso de zumo de manzana con una cucharada de vinagre de sidra, mezclar y beber
Mix de manzana-remolacha: Manzana y remolacha picadas en crudo con un chorreón de limón y 2 cucharadas de aceite de oliva ecológico prensado en frio 
Bebida de pera: Medio vaso de agua templada con medio vaso de zumo de pera y una cucharada de miel
Jugo de verduras: a partes iguales mezclar zumo de zanahoria, zumo de remolacha y zumo de pepino (puedes variar su sabor añadiendo sin alterar los ingredientes anteriores a partes iguales: manzana, jengibre, apio, etc.)
Té de menta: Menta seca o fresca en infusión con un poco de miel o otro endulzante
Remedio Ayurveda para las piedras de la vesícula: 30 ml de zumo de limón, 30 ml de aceite de oliva, un poco de pasta de ajo, durante 40 días.



El hígado está continuamente sintetizando bilis, se estima que hasta 1 litro de bilis al día; la vesícula se encarga de almacenar la bilis entre comidas, para liberarla mediante contracciones cada vez que hacemos una ingesta vaciando su contenido, un fluido verde, en el intestino delgado donde se mezcla con los alimentos para digerirlos, desafortunadamente las carencias nutricionales y la exposición a ciertos tóxicos pueden hacer que la bilis se espese, convirtiéndose en lo que llamamos barro o lodo biliar lo que dificulta que la vesícula vacíe su contenido en el intestino delgado, es como beber granizado o puré de patatas espeso por una pajita.
Este lodo será el causante de colecistitis y de la formación de las piedras en la vesícula que no son más que bilis coagulada.
Se estima que alrededor de un 20% de la población desarrollará piedras en la vesícula en algún momento en su vida, una persona con la vesícula limpia tiene mejores digestiones, menos flatulencia, menos alergias, más energía vital, menos dolores de espalda entre otros.
¿Cómo puede afectarme no tener vesícula?
La operación para eliminar la vesícula debido a los problemas que ocasiona si no está limpia es muy habitual, al fin y al cabo, después de ser extirpada se continúan digiriendo los alimentos porque la bilis sigue fluyendo al intestino.
Algunas personas creen que la vesícula no es necesaria, según el Dr. Joseph Mercola, esto es una muestra de ignorancia, puesto que los pacientes que piensan así no toman medidas ante la falta de la vesícula y quedan "condenados" a la carencia de ácidos grasos esenciales durante su vida, ya que no pueden emulsionar las grasas (el ejemplo que nos da es que sería como fregar los platos sin jabón); de hecho el Dr. Mercola piensa que casi todas las extirpaciones de vesícula podrían evitarse si el problema se atajase a tiempo  y se limpiase la vesícula de forma natural periódicamente con ejercicio y una dieta específica controlada.
Según el caso el especialista utiliza diferentes métodos para extirpar la vesícula, una de las complicaciones más serias que se pueden dar en la operación, es dañar el conducto biliar, especialmente en el caso de la laparoscopia debido a la falta de visibilidad.
Otra complicación a largo plazo de la falta de vesícula está relacionada con la incapacidad para almacenar los ácidos biliares, de manera que éstos están continuamente goteando al intestino, de manera que irritan el intestino delgado y pueden ser causa de diarreas, se piensa que a largo plazo incluso cáncer de colon, de hecho al parecer el cáncer en el lado derecho del intestino es más común en personas que no tienen vesícula, por otro lado la digestión de las grasas y de las vitaminas liposolubles es insuficiente al quedar alterada la concentración de los jugos biliares.
Otras personas no parecen experimentar grandes cambios, excepto porque afortunadamente desaparecen los dolores y las nauseas que les producían las piedras en la vesícula, si bien cada persona es un mundo los médicos piensan que esto se debe a que el organismo ya se había acostumbrado debido al mal funcionamiento previo de la vesícula.
¿Qué son los ácidos biliares?
Los ácidos biliares son los componentes de la bilis, compuestos que derivan del colesterol, esteroideos; lípidos insaponificables, cuyas sales actúan como detergentes y alcalinizantes de los tan ácidos jugos gástricos en el intestino y emulsionando las grasas, convirtiéndolas en lipasas que son necesarias para la absorción de las vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales.
Consejos para la Dieta de una Persona Sin Vesícula
Comer porciones más pequeñas y más a menudo
Evitar alimentos muy grasos (las grasas saturadas)
ncrementar gradualmente la ingesta de fibras
A algunas personas les cuesta digerir los lácteos, el azúcar y los alimentos con cafeína después de una extirpación de vesícula.
Como los ácidos grasos esenciales no se absorben bien, puede compensarse la falta de la acción de la vesícula conCenzimas digestivas, en este caso Lipasa, que permitan la digestión de las grasas (el aguacate es una importante fuente de ésta enzima.
La remolacha fresca o en jugo, por su alto contenido en Betaína facilita el procesado de la bilis por el organismo.

http://www.clubsaludnatural.com/




No hay comentarios:

Publicar un comentario