PRESIÓN en RELEXOLOGÍA, como realizarla.



Presiones:

Existen varias consideraciones de cómo deben de ser las presiones fundamentales en un masaje reflejo.
- La presión nunca ha de resultar insoportable para el paciente.
- La parte tratada, ha de estar apoyada desde la posición contraria a la presión ejercida.
- La duración de la presión para ser efectiva a de ser de 7 a 12 segundos.
- La presión debe ser ejercida con el impulso del cuerpo del terapeuta y no por esfuerzo muscular, de este modo, siempre será constante y progresiva, de menos a más.
- La presión siempre será firme.
- La presión ha de ejercerse en un ángulo de 90º en relación a la parte tratada.
- Una forma de familiarizarse con las distintas presiones consiste en practicar en una balanza de baño. Presionar sobre la balanza con el dedo pulgar hasta conseguir que marque 3 kilos.

Presión directa:




Es la presión realizada con 90º del pulgar en una zona concreta.
Presión circular sedante:
Se presiona con el pulgar, siendo la presión siempre soportable por el paciente. Partiendo de un punto central de la zona a tratar, se irá realizando un masaje de giros (en el sentido contrario a las agujas del reloj), ampliando progresivamente el círculo de rotación.







Presión circular estimulante:
Es semejante a la presión circular sedante, con la diferencia de comenzar a presionar desde la periferia avanzando hacia el punto central (igual al sentido de las agujas del reloj).
El masaje:
Nunca hemos de olvidar que la superficie refleja es proporcional al tamaño de la glándula u órgano correspondiente que estamos trabajando.




Reflexología Podal


No hay comentarios:

Publicar un comentario