FIBRAS: VARIEDADES Y SUS PROPIEDADES


La fibra, componente fundamental de nuestra alimentación, ha sido objeto de muchos estudios que han puesto de manifiesto su alto valor funcional para el bienestar de nuestro organismo.
Las fibras pueden dividirse en:
                 Insolubes(cáscara)    
 Solubles(glucomannano, pectina, etc.)
¿Qué fibra es la más indicada para el sobrepeso?
Cuando se habla de sobrepeso las fibras solubles son particularmente útiles, nuestro organismo absorbe una pequeña parte de fibra después de su fermentación y desarrolla sus funciones gracias a su capacidad de modificar algunas características físicas por ejemplo la viscosidad, del contenido gástrico e intestinal y eventualmente por interacciones específicas con nutrientes enzimáticos, etc.
Características de la Fibra y su Influencia sobre la Funcionalidad del Aparato Gastro-Intestinal y la respuesta fisiológica a su ingestión.
Viscosidad - Capacidad de ligar el agua - Fermentabilidad - Capacidad de ligar las grasas
La viscosidad es la propiedad que tiene la fibra de alterar la viscosidad del contenido gástrico e intestinal.
¿Cuales son las fibras viscosas?
Hay varios tipos son: las gomas, las pectinas, los beta-gluconos, etc.
Por ejemplo el Glucomanano es sin lugar a dudas una de las fibras más viscosas, podría decirse que en igualdad de concentración en una solución acuosa, es 100 veces más viscosa que la pectina.
¡A tener en cuenta!
La viscosidad puede depender del pH, por lo tanto es importante tener en cuenta que existen al menos dos macrozonas del sistema digestivo en el que el pH es muy diferente, ácido en el estómago, básico en el duodeno, por lo tanto, a capacidad de una fibra soluble de dar soluciones viscosas puede depender del pH de tal manera que sería diferente en el estómago y en el intestino.
Hoy en día se considera que la viscosidad es responsable de dos fenómenos destacables:
_ 1 La ralentización del vaciado gástrico.
_ 2 La ralentización de la velocidad de absorción de los nutrientes del intestino.
1-Se piensa que la ralentización del vaciado gástrico se debe a la expansión del volumen como consecuencia de la hinchazón de la fibra de la masa a evacuar y de las señales recibidas en los sucesivos tramos del estómago.
2-La ralentización de la velocidad de absorción de los nutrientes en el intestino, depende por una lado del vaciado del estómago y por otro del aumento de la viscosidad en la luz intestinal.
Es en la luz intestinal que se producen complejos movimientos de mezclado de todo lo digerido con la finalidad de completar el proceso de homogenización que comenzó con la masticación y continuó en el estómago, así como también el proceso de mezclado con las enzimas digestivas, lipasas, amilasas, etc.
Para que los nutrientes sean absorbidos adecuadamente deben difundirse de la luz intestinal hacia la bilis intestinal y los entericitos en los que se encuentra una película de líquido no sujeto a movimientos y por lo tanto no mezclado.
Un aumento del espesor de esta capa representaría un importante obstáculo para la difusión de los nutrientes frenando la absorción. 
Se ha visto que el espesor de esta capa depende de cuan eficaz y fuerte sea el mezclado que se realiza en el interior de la luz intestinal, ya que más sutil será la capa y más rápida la absorción y a la inversa.
Las fibras viscosas son capaces de ralentizar la mezcla de los nutrientes en el interior de la luz intestinal produciendo como efecto un aumento del espesor de la capa no mezclada y por lo tanto una ralentización de los procesos de absorción.
Las capacidades de ligar y retener el agua están relacionadas con la capacidad que tiene la fibra de hincharse en agua y de retener el agua en el interior de su propia matriz incluso cuando el sistema está sometido a algún tipo de estrés como por ejemplo la centrifugación.
Este tipo de fibras son capaces de aumentar el volumen total del contenido intestinal en particular el de la fase acuosa.
Puesto que los nutrientes se absorben en la fase acuosa, su aumento significa un aumento de la dilución con la ralentización de todos los procesos de absorción, además este tipo de fibras pueden ser capaces de ligar y retener en su propia matriz compuestos como por ejemplo nutrientes enzimáticos, etc.
Fibras y la absorción de lípidos
Las fibras inciden en los mecanismos de absorción de los lípidos que son los nutrientes más calóricos y también en la sensación de hambre y saciedad.
Según los estudios las fibras viscosas podrían tener la capacidad de  unirse a las lipasas reduciendo la actividad, la velocidad y la cantidad de triglicéridos hidrolizados, por tanto reduciendo la cantidad de grasas absorbidas.
La emulsión de las grasas es una fuente fundamental de la digestión, las lipasas trabajan sólo en ambiente acuoso y los lípidos que son insolubles en agua, han de emulsionarse antes de poder ser digeridos.
Según los estudios las fibras son capaces de interferir con el proceso de emulsión, en vez de formarse pequeñas gotitas con una consiguiente elevada área superficial sobre la cual las lipasas pueden actuar eficazmente, se forman menos gotitas pero más grandes, con una sensible reducción del área superficial y como consecuencia se reduce la lipolisis.
Además los estudios demuestran que tal efecto de la fibra es proporcional a la cantidad de fibras ingeridas y mayor cuanto mayor es su viscosidad.
¿Cuándo han de ingerirse las fibras viscosas?
Aunque el proceso de emulsión de los triglicéridos se realiza principalmente en el duodeno por obra de los ácidos biliares segregados por el hígado, este proceso en realidad ya se ha iniciado en el estómago.
Los estudios han demostrado que las fibras viscosas influencian mayormente en la emulsión de las grasas cuando son ingeridas antes o inmediatamente antes del comienzo del proceso.
Por lo tanto, parece que es preferible ingerir fibras viscosas inmediatamente antes de las comidas si se quiere obtener el máximo efecto.
Algunas fibras han sido estudiadas como por ejemplo la Opuntia o higo de la India sus fibras han mostrado su capacidad ya a nivel de estómago de unirse a las grasas en un alto porcentaje, 1 gramo de Opuntia es capaz de ligar 5 gramos de grasas aproximadamente.
Estas interacciones lipófilas pueden tanto interferir con el proceso de formación de las mezclas o emulsión como en la actividad de las lipasas llevando a la eliminación de una cierta fracción de lípidos con las heces.
http://www.clubsaludnatural.com/




No hay comentarios:

Publicar un comentario