SÍNTOMAS DE DESEQUILIBRIOS EN LA TIROIDES.








Si tu tiroides está hiperactiva, produce demasiada cantidad de la hormona tiroidea, desarrollando así el hipertiroidismo. 

En contraposición, la tiroides puede llegar a estar insuficientemente activa, desarrollando muy poca hormona tiroidea, desarrollando así el hipotiroidismo. 


Sentirse triste o deprimido 

Según la Clínica Mayo, una tiroides sobre o sub-activa puede alterar por completo su estado de ánimo. Muy poca hormona tiroidea puede afectar los niveles de serotonina “felicidad” en el cerebro, haciendo que te sientas inusualmente triste o incluso deprimido. 
Por otro lado, demasiada hormona tiroidea puede hacerte sentir ansioso, inquieto, o irritable. 



Estreñimiento 


Si estás sufriendo estreñimiento, es probable que una interrupción en la producción de hormonas de la tiroides haya provocado una desaceleración en la digestión y en la eliminación-



Dormir demasiado 


Una tiroides inactiva puede hacer las funciones corporales lentas, haciendo que te sientas somnoliento incluso durante el día. o que te lleve a dormir demasiado 



Pérdida del cabello y piel seca 


¿Tu piel se encuentra seca y con comezón ? Esto puede ser un síntoma de hipotiroidismo. El cambio en la textura es gracias a un metabolismo más lento, lo que puede reducir la sudoración. 

Tu cabello y uñas pueden sentirse secas y quebradizas, también. Tu cabello puede incluso caerse. La razón es que la falta de la hormona tiroidea interrumpe  el crecimiento del pelo, ocasionando a veces  la pérdida de cabello, e incluso hasta las cejas. 




Repentino aumento de peso 

Aunque el aumento de peso puede ser causado por muchos factores, el aumento de peso repentino sin ningún cambio en sus hábitos alimenticios o físicos podría ser motivo de preocupación, casi siempre se debe a una tiroides poco activa. 



Sin Interés Sexual 

Muy poca hormona tiroidea disminuye la libido.




Dolor muscular o tirantez 

Si sientes endurecimiento o adormecimiento repentinos  en tus brazos, manos, piernas o pies, considera que tu tiroides puede ser el culpable. 

La falta de la hormona tiroidea con el tiempo puede dañar los nervios que envían señales desde el cerebro hasta el resto de su cuerpo. “El resultado es un hormigueo ‘inexplicable’ y punzadas”



Agitación en el corazón 

 Si experimentas  palpitaciones del corazón,  puede significar que hay demasiadas hormonas tiroideas inundando tu sistema. 



Confusión 

 El exceso de hormona tiroidea puede hacer que sea difícil concentrarse,mientras que a su vez también afecta a la memoria 



Presión arterial alta 


Si tienes presión arterial alta y nada parece ser la solución del problema sin medicación como por ejemplo una dieta más sana o más ejercicio – es posible que debas hacerte un chequeo de tu tiroides. 


Aumento del apetito o cambios en el paladar 

Una tiroides hipoactiva puede cambiar tu sentido del gusto y el olfato. 

Si no puedes dejar de comer, puede ser hipertiroidismo – o tiroides hiperactiva. Y es posible que no suba de peso a pesar de ingerir demasiadas calorias  


Malestar en el cuello o la garganta 

“Sostén un espejo en la mano, concentrándose en la zona frontal inferior de tu cuello, por encima de las clavículas, y debajo de la caja de la voz. La glándula tiroides se encuentra en esta área de su cuello. 

Además de centrarte en esta área, inclina la cabeza hacia atrás. Toma un vaso de agua y traga. Cuando estes tragando, mira tu cuello. Comprueba si hay bultos o protuberancias en esta área al traga.

No confundir la nuez de Adán con la glándula tiroides La glándula tiroides se encuentra más abajo en el cuello, cerca de la clavícula 

Si ves cualquier bulto o protuberancias en esta área, puedes tener una glándula tiroides inflamada o un nódulo tiroideo. 




SAIKU


No hay comentarios:

Publicar un comentario