¿Qué es el Trastorno bipolar?




Nombres alternativos
Depresión maníaca; Trastorno bipolar afectivo


Es una afección de la salud mental en la cual una persona tiene períodos de depresión y períodos en los que está extremadamente feliz o malhumorado o irritable. Además de estos altibajos en el estado anímico, la persona también tiene cambios extremos en la actividad y los niveles de energía.

Causas
El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres, y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. La causa exacta se desconoce, pero se presenta con mayor frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.

En la mayoría de las personas con trastorno bipolar, no hay una causa clara para los períodos (episodios) de extrema felicidad y mucha actividad o energía (manías) o de depresión y baja actividad o energía (depresión). 


Los siguientes factores pueden desencadenar un episodio maníaco:

Parto
Medicamentos como antidepresivos o esteroides
Períodos de no poder dormir (insomnio)
Consumo de drogas psicoactivas
Síntomas
La fase maníaca puede durar de días a meses. Puede incluir los siguientes síntomas:

Fácil distracción
Involucramiento excesivo en las actividades
Poca necesidad de sueño
Deficiente capacidad de discernimiento
Control deficiente del temperamento
Comportamientos imprudentes y falta de autocontrol, como beber, consumir drogas, tener relaciones sexuales con muchas parejas y hacer gastos exagerados
Estado de ánimo muy irritado, pensamientos apresurados, hablar mucho y tener creencias falsas acerca de sí mismo o de sus habilidades


El episodio depresivo puede incluir estos síntomas:

Tristeza o estado de ánimo bajo diariamente
Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones
Problemas en la alimentación como inapetencia y pérdida de peso o consumo exagerado de alimentos y aumento de peso
Fatiga o desgano
Sentimientos de minusvalía, desesperanza o culpa
Pérdida de placer en actividades que alguna vez disfrutaba
Pérdida de la autoestima
Pensamientos de muerte o suicidio
Dificultad para conciliar el sueño o dormir demasiado
Alejarse de los amigos o las actividades que alguna vez disfrutaba
Las personas con trastorno bipolar están en alto riesgo de cometer suicidio. Pueden consumir alcohol u otras sustancias en exceso. Esto puede empeorar los síntomas y el riesgo de suicidarse.

Los episodios de depresión son más frecuentes que los de manía. El patrón no es el mismo en todas las personas con trastorno bipolar:

Los síntomas de depresión y manía pueden ocurrir juntos, lo cual se llama estado mixto.
Los síntomas también pueden ocurrir inmediatamente uno después de otro, lo cual se denomina un ciclo rápido.
Pruebas y exámenes
Para diagnosticar el trastorno bipolar, el proveedor de atención médica puede realizar todas o algunas de las siguientes acciones:

Preguntar si otros miembros de la familia tienen trastorno bipolar
Preguntar acerca de las fluctuaciones del estado de ánimo recientes y por cuánto tiempo las ha tenido
Llevar a cabo un examen completo y solicitar pruebas de laboratorio para buscar enfermedades que puedan estar causando los síntomas que se parezcan al trastorno bipolar
Hablar con los miembros de la familia respecto a los síntomas y la salud general
Preguntar sobre cualquier problema de salud que tenga y cualquier medicamento que tome
Vigilar el comportamiento y el estado de ánimo


PSICOTERAPIA Y PROGRAMAS DE APOYO


Muchas personas con trastorno bipolar no reconocen cuando se están volviendo más depresivas o maníacas. Unirse a un grupo de apoyo puede ayudarle a usted y a sus seres queridos. La participación de los familiares y cuidadores en su tratamiento puede ayudar a reducir la probabilidad de reaparición de los síntomas.

Las habilidades importantes que usted puede aprender en tales programas incluyen cómo:

Hacerle frente a los síntomas persistentes, incluso mientras esté tomando medicamentos
Dormir bien y mantenerse alejado de las drogas psicoactivas
Tomar los medicamentos correctamente y saber cómo manejar los efectos secundarios
Estar atento al retorno de los síntomas y saber qué hacer cuando estos reaparezcan
Averiguar qué desencadena los episodios y cómo evitar dichos desencadenantes
La psicoterapia con un profesional en salud mental puede ayudarle a personas con trastorno bipolar.

Expectativas (pronóstico)


Los períodos de depresión o manía retornan en la mayoría de las personas, incluso con tratamiento. Las personas también pueden tener problemas con el alcohol o el abuso de drogas. Igualmente pueden tener problemas con las relaciones interpersonales, la escuela, el trabajo y las finanzas.

El suicidio es un riesgo muy real tanto durante el estado de manía como durante la depresión. Las personas con trastorno bipolar que piensan o hablan respecto al suicidio necesitan atención de emergencia de inmediato.

Cuándo contactar a un profesional médico
Busque ayuda de inmediato si usted:

Presenta síntomas de manía
Siente el impulso de hacerse daño o dañar a otros
Se siente desesperado, asustado o abrumado
Ve cosas que en realidad no existen
Siente que no puede salir de casa
No es capaz de cuidarse por sí mismo

Los síntomas están empeorando
Sufre los efectos secundarios de los medicamentos
No está tomando los medicamentos de la manera correcta







Aquí hay 5 señales de que estos estados cambiantes pueden deberse más a un trastorno bipolar que a una personalidad extravagante o difícil.


Muy buen ánimo.

El trastorno bipolar se caracteriza por episodios de manía y depresión, de arriba a abajo. Durante una fase maníaca, algunos pacientes pueden pasar por una ruptura total de la realidad.
Sin embargo, la hipomanía, que es también un síntoma de la enfermedad, es un estado de alta energía en el que una persona se siente exuberante, pero no ha perdido su contacto con la realidad.
“La hipomanía puede ser un estado muy agradable”, dice la Dr. Carrie Bearden de la Escuela David Geffen de Medicina en UCLA. El ánimo de una persona se eleva, y esta experimenta una gran cantidad de energía y creatividad, y hasta euforia. Este es el lado del trastorno bipolar que vendría a ser el “arriba”.


Inhabilidad para completar tareas.

Una casa llena de proyectos a medias es una característica del trastorno bipolar. Sin embargo, las personas que sufren este trastorno y aprovechan su energía cuando se encuentran en una fase de hipomanía, puede ser muy productivo.
Algunos, sin embargo, planifican grandes proyectos, poco realistas, que nunca terminan y luego pasan a otra cosa.
“Estas personas pueden ser bastante distraídas y pueden iniciar un millón de cosas y nunca acabar con nada”, dice el doctor en medicina Don Malone, director del Centro de Salud Mental y del Departamento de Psiquiatría de la Clínica Cleveland, en Ohio.


Hablar rápido.

Algunas personas son naturalmente habladoras. Pero “El discurso de presión” es uno de los síntomas más comunes del trastorno bipolar.
Este tipo de discurso se produce cuando alguien no está realmente en una conversación de dos vías. La persona tiende a hablar con rapidez y si tú tratas de hablar, simplemente pasará sobre ti y seguirá conversando.
También saltan de tema en tema. Se considera como ‘bandera roja’ cuando esta característica -siendo atípica en alguien- aparece de repente.


Depresión.

Una persona que se encuentra en un estado depresivo bipolar se va a ver como alguien que tiene depresión normal. Ellos tienen los mismos problemas de energía, apetito, sueño y atención, que aquellos que tienen depresión regular.
Por desgracia, los antidepresivos típicos no funcionan bien en los pacientes que son bipolares. Incluso pueden acelerar el ciclo bipolar, empeorando el estado, o enviar a alguien a un episodio de ruptura con la realidad.
Los antidepresivos pueden ser peligrosos en personas con trastorno bipolar, ya que pueden enviarlos a la manía.


Irritabilidad.

Algunas personas con esta enfermedad sufren de “manía mixta”: ellos experimentan síntomas de manía y depresión al mismo tiempo. Durante este estado, se ponen extremadamente irritables.
Todo el mundo tiene días malos, esta es una de las razones por las que este tipo de bipolaridad es mucho más difícil de reconocer.
“Todos nos ponemos irritables o de mal humor a veces”, dice la Dr. Bearden. “Pero en las personas con trastorno bipolar a menudo se vuelve tan severa esa condición que interfiere con sus relaciones”. Ellos no saben por qué están tan irritables y no pueden controlarlo.






Curas naturales para el Trastorno Bipolar





Ciertas hierbas, naturalmente, ayudar a controlar la depresión maníaca.
La lavanda que ayuda a calmar a la persona y disminuye las posibilidades de los disparadores emocionales.
Otra hierba que le da el mismo efecto calmante es Passiflora incarnata.
Estas hierbas calmantes funcionar de tal manera que ayuda en traer un equilibrio en los neurotransmisores en el cerebro.



Dieta.

Los alimentos también ayudan en el control de la enfermedad bipolar.
Se debe consumir una dieta balanceada y nutritiva que incluya vegetales frescos, frutas, nueces, legumbres, baja en grasa, cereales integrales, etc
También hay algunos productos alimenticios que una persona con trastorno bipolar deben evitar, como el consumo de cafeína, ya que reduce el sueño y lo agita.
Además, hay que evitar las carnes, el azúcar y el alcohol.

Ejercicios.

Los ejercicios son muy importantes para mantenerse en forma y llevar una vida saludable.
Hacer ejercicio con regularidad se dice que ayuda a mejorar el estado de ánimo de una persona, por lo que sin duda ayudará a una persona que sufre de trastorno bipolar.

Junto con ejercicios simples como caminar y trotar, también se puede practicar yoga.
El yoga, no sólo ayuda a relajar el cuerpo, sino también la mente y sería sin duda una manera eficaz de controlar la depresión. También se puede intentar hacer meditación, lo que alivia el estrés y la tensión,y ayuda a la persona a obtener la paz interior y tranquilidad.

Acupuntura.

Estudios recientes han encontrado que la acupuntura es un tratamiento efectivo para la enfermedad bipolar.
En la terapia de acupuntura, las agujas se insertan en los puntos de presión diferentes partes del cuerpo, lo que ayuda a equilibrar el sistema nervioso central.

También ayuda en la regulación de la frecuencia cardiaca, temperatura corporal, los patrones de sueño, etc




No hay comentarios:

Publicar un comentario