La pérdida de vitaminas en los alimentos.




Existen formas de consumirlos en donde el valor vitamínico de los alimentos que consumimos sean pobres o casi nulos.

Comida "chatarra". 
Los llaman de esa forma por una razón, y es que su consumo representa un desperdicio de energía para el organismo al procesarlos, pues no hay nada que obtener de ellos salvo en algunas ocasiones, cantidades masivas de energía que no podrá ser utilizada por el cuerpo en su totalidad, quedando almacenada en forma de grasas en el cuerpo.

Oxidación.
Para esto hay que comprender primero que las frutas y verduras son los alimentos orgánicos con mayor contenido de vitaminas. Las frutas casi siempre las consumimos crudas y por lo general no las pelamos o sometemos a cocción para comerlas, por lo que su contenido natural de vitaminas permanece casi intacto. Sin embargo, cuando dejamos pasar los días para consumirlas, la oxidación hace que las vitaminas contenidas en la fruta se pierdan de forma natural. Según investigaciones un aproximado del 35% de las vitaminas contenidas en una fruta almacenada a temperatura ambiente son perdidas por oxidación. Cuando almacenamos las frutas en refrigeración, el proceso de oxidación se ralentiza y solo se pierde el 10% del contenido vitamínico al día.

Temperatura al cocinar

 La temperatura también hace que los alimentos pierdan parte de su contenido vitamínico, aunque existen formas para que la cantidad de vitaminas perdidas sea la mínima posible.
Los métodos de cocción más recomendables son cocción al vapor, ya que no se tiene contacto directo con la fuente de calor y la cocción en agua o hervido, ya que parte de las vitaminas contenidas en los alimentos en cocción se transfieren al caldo de la preparación, manteniéndose si bien no dentro de las frutas o verduras, dentro de la misma preparación.

cocción-al-vapor-Recetas-de-cocina-RECETASonline


Un alimento se cuece al vapor, cuando se le coloca sobre la superficie del agua y no cuando se le sumerje en ella. De este modo se somete el producto a un cocimiento con el vapor del agua hirviente. Los alimentos que se quieren cocinar pueden estar enteros o en trozos y con la ayuda de vaporeras, ollas a presión o bien, hornos que cuentan con la función de cocer al vapor.
El método del cocimiento al vapor consigue que el alimento preserve mejor su consistencia, sabor y apariencia, casi inalterados, logrando que los nutrientes se pierdan en un porcentaje mínimo (puesto que no se disuelven en el agua). Los nutrientes que se pierden al cocer los alimentos al vapor son hidrosolubles, como las vitaminas y minerales, a diferencia de las proteínas y carbohidratos que casi no se pierden con esta técnica culinaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario