LA AUTO-CURACIÓN.




EL SER HUMANO ESTÁ EXPUESTO A TRES TIPOS PRINCIPALES DE ENFERMEDAD: 
Las enfermedades espirituales, las enfermedades mentales y las enfermedades físicas como consecuencia de las anteriores. 
Las de tipo espiritual se manifiestan como laxitud, indiferencia, inercia, indolencia, pereza, dogmatismo y fanatismo. 
Las del plano mental se manifiestan como los celos, la angustia, los estados depresivos, los sentimientos de autofrustración, desaliento, odio, resentimiento y sentimiento de culpa o preocupación. 
Los físicos como ya se vio, son el resultado y manifestación visible de los estados anteriores.
Existe dentro de la medicina cósmica una serie de ejercicios que nos ayudan en el proceso de curación

portal.codigosdelser


El Primero de ellos es la RESPIRACIÓN CONSCIENTE, que podemos realizar, ya sea sentados, acostados o de pie; lo importante es que nuestra posición sea relajante, no forzada; luego seguimos con un proceso de respiración rítmica y profunda, manteniendo pensamientos de pureza; llenamos nuestros pulmones, nuestro vientre y todo nuestro ser, de aire puro, lleno de Prana vital, inhalando y exhalando por la nariz rítmicamente. 
De esta manera el aire penetra en nuestros pulmones y en nuestro vientre, nutriendo todos nuestros órganos abdominales, llenándolos de vida; hacemos una pausa para dar lugar al intercambio y luego exhalamos suave y prolongadamente, expulsando de nosotros todo tipo de toxinas, por el intercambio, bioquímico que se realiza a nivel de nuestros centros Swadistana y Manipura, librándonos de estas energías dañinas.


xochipilli


El segundo ejercicio es la RESPIRACIÓN-VISUALIZACIÓN, en éste caso, además de la respiración rítmica acompañada de pensamientos de pureza, visualizamos todo el cuerpo completamente iluminado, es decir, conscientes de la energía radiante que estamos recibiendo. Al llegar en esta visualización a la parte afectada vemos como allí se intensifica ésta luminosidad, como un sol radiante y centrando nuestra atención, le enviamos una corriente de Prana Vita








Un tercer ejercicio es la llamada auto-curación: en éste caso frotamos nuestras manos para activar nuestros vitris y ubicamos la mano derecha sobre la parte afectada y la mano izquierda sobre el chakra que controla el órgano afectado; luego giramos nuestra mano derecha en sentido rotatorio de izquierda a derecha, enviándole amor y energía vital, la cual visualizamos emanando desde el chakra correspondiente. 
Ahora bien: si ignoramos cual es el chakra que controla dicho órgano, colocamos nuestra mano izquierda sobre nuestro chakra anahata, desde donde la energía es irradiada a todo el cuerpo, ya que no hay un solo órgano, tejido o célula que no sea irrigado por la sangre desde nuestro corazón físico. 





SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario