DENGUE,síntomas y como prevenirlo.

Síntomas del Dengue Clásico y Dengue Hemorrágico






La primera vez que se contrae Dengue, de cualquiera de los 4 serotipos del virus, es Dengue clásico. Una vez que se tuvo Dengue clásico se queda expuesto para el resto de la vida a contraer el Dengue hemorrágico. 
Si nuevamente es picado por el mosquito portador de alguno de los otros tres serotipos, o sea, con un serotipo diferente a la primera vez, se contrae el Dengue hemorrágico, que resulta mortal en la mayoría de los casos.
Síntomas del dengue clásico
Estos síntomas se empiezan a presentar entre los 5 y 8 días después de la picadura y pueden durar de 3 a 7 días.
El inicio del cuadro es brusco, con aumento rápido de la temperatura y escalofríos, cefalea muy fuerte, dolor detrás de los ojos, dolores musculares generalizados y en la región lumbar. Luego aparecen manchas en la piel, comenzando en el tronco, extendiéndose hacia la cara, las manos, antebrazos y pies, pudiendo confundirse en el primer momento con el sarampión.
Algunos enfermos presentan:
  • Salpullido en tronco, brazos y piernas.
  • Sangrado de encías.
  • Con frecuencia hay vómito y diarrea.

Síntomas del dengue hemorrágico (potencialmente mortal).

  • Fiebre repentina alta, que puede durar de 2 a 7 días.
  • Sangrado en diferentes partes del cuerpo del cuerpo.
  • Dificultad en la respiración.
  • Vómito.
  • Alteraciones de la presión.
  • Falta de apetito.
  • Palidez, sudoración y sueño.


¿Qué podemos hacer para prevenir el dengue?

Existen cuatro serotipos del virus del dengue: 1, 2 ,3 y 4. La primera vez que una persona es contagiada por cualquiera de estos cuatro virus, adquiere el dengue clásico. Nunca volverá a padecer dengue por el mismo virus, pero sigue expuesta a los demás serotipos.
Si la persona vuelve a ser picada por un mosquito portador de uno de los tres virus restantes, puede sufrir el dengue hemorrágico, mucho más peligroso y que provoca la muerte en muchos casos.
El objetivo será entonces evitar el desarrollo de larvas del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue.

Acciones para prevenir el dengue

Para evitar el dengue es necesario eliminar los criaderos del mosquito, por lo que se debe hacer lo siguiente:
  • Mantener bien tapados todos los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico.
  • Rellenar los huecos en árboles, tapias y paredes con cemento.
  • Eliminar el agua estancada de recipientes, charcos, blocks de construcción y otros objetos.
  • Tapar muy bien los tanques de agua y cisternas para que no entre el mosquito.
  • Sustituir con tierra o arena el agua de los floreros y macetas del hogar, lugares de trabajo, centros de estudio y en cementos.
  • Hacer perforaciones en las llantas de los parques infantiles para que no se acumule agua.
  • Enterrar todo tipo de basura: cáscaras, recipientes, llantas u otros objetos que puedan almacenar agua.
  • Rellenar con tierra tanques sépticos en desuso, desagües en desuso, y letrinas abandonadas.

Prueba estos repelentes caseros para combatir los mosquitos

  • Clavo de olor como repelenteEsta receta es excelente porque no intoxica y puede ser usado sin problemas.
    Mezclar 1 litro de alcohol con 100 cm3 de aceite Johnson o cualquiera de bebé, (para que no reseque la piel), y unos 30 clavos de olor en infusión. Dejar actuar varias horas y aplicar luego sobre el cuerpo.
  • EucaliptoSe cuecen unas hojas de eucalipto, se cuelan y el líquido que se obtiene se vierte en recipientes pequeños para después colocarlos en todas las habitaciones y en las estanterías de los armarios.
  • Citronella como repelente de mosquitos
    El aceite de citronella aplicado directamente sobre el cuerpo es un excelente repelente de mosquitos, su aroma los espanta.
    Otra forma de uso es dejar abierto un recipiente de citronella para que los vapores llenen la habitación.
  • LavandaEsta es una agradable y excelente loción repelente de insectos. Mezclar aceite lavanda con algún aceite o crema corporal y aplicar sobre el cuerpo.
  • Albahaca para alejar a los mosquitos
    El olor que desprende la albahaca (Ocinum Basilicum), es de gran eficacia para repeler a los insectos, especialmente a los mosquitos. Para ello colocamos varias plantas frescas en las ventanas de la casa o vaporizamos en un quemador dos o tres gotas de su esencia.
  • Repelente a base de aceite de almendrasMezclar 100 ml. de aceite de almendras dulces y agregar 20 gotas de esencia de albahaca y otras 20 de esencia de geranio. Es apto para niños y bebés.
  • Manzanilla como repelenteFrotar manzanilla sobre la piel (o tomar té de manzanilla), es un remedio de los indios para repeler mosquitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario