BOLSAS DEBAJOS DE LOS OJOS Y PATAS DE GALLO: tratamientos naturales.



El rostro es una parte del cuerpo que hay que cuidar especialmente, ya que sufre más los efectos del paso del tiempo, el clima, etc.
Y de la cara, una de las zonas más delicadas es precisamente la que rodea los ojos, ya que es una piel muy fina que tiende a evidenciar una noche de insomnio, una mala alimentación, una tendencia a retener líquidos o las primeras arrugas.
La relación con el hígado
También las bolsas bajo los ojos, cuando son de contenido graso y no acuoso, están relacionadas con el hígado.
Evitar las grasas perjudiciales : fritos, grasas trans, lácteos, y carnes 
Aplicaremos calor sobre la zona del hígado (costillas del lado derecho) cada noche antes de acostarnos.

Aliñar las comidas con jugo de limón fresco.
En algunos casos los problemas de vista pueden condicionar la aparición de las patas de gallo. También la vista está directamente relacionada con el hígado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario