Rescue Remedy.





El reconocido Dr.Edward Bach (1886 – 1936) descubrió los fines terapéuticos de las esencias florales y creó un remedio natural para rescatar precisamente, a los pacientes que se encuentren en dicha crisis. El medicamento, que por cierto lleva por nombre “Rescate”, se pensó como un remedio de primeros auxilios que asiste a personas indispuestas para afrontar situaciones difíciles. El remedio también puede presentarse con el nombre de Rescue Remedy, en gotas o crema. Su sabor puede variar dependiendo de la marca o de las esencias florales.



Este remedio es muy recomendado en momentos que requieren de un tratamiento rápido, tales como: crisis nerviosas o estados de shock que pueden ser debidos a malas noticias, accidentes, etc.

También se recomienda su uso antes de someternos a situaciones que sabemos que nos van a suponer un estado de ansiedad o estrés, como podrían ser: hablar en público, enfrentarse a un examen o una entrevista de trabajo.

El Rescue Remedy también puede proporcionar un alivio rápido en casos de angustia profunda o cuando tenemos esa sensación de no poder más. Aunque si estas sensaciones son frecuentes y requiere de un tratamiento prolongado resulta más eficaz hacer una mezcla de flores de Bach más acorde con nuestras necesidades, ya que el Rescue Remedy es un remedio para usar durante cortos periodos de tiempo.



La dosis de este remedio puede variar según el estado de la persona. Por lo general, se recomienda tomar 4 gotas, 4 veces al día. En casos extremos se ha recomendado tomar 10 gotas en la mañana y 10 gotas en la noche. Adicionalmente, si la persona pierda excesivamente el control puede tomarse 4 gotas de emergencia durante el día.
La forma más adecuada de tomar las gotas, es tomando el gotero y aplicar las gotas bajo la lengua, dejar actuar unos segundos y luego tragar el líquido. Esto se recomienda pues al dejar reposar las gotas bajo la lengua, el organismo las absorbe más rápido logrando que el efecto se produzca en tan solo unos minutos.
Al ser una medicina natural, no existen casos de sobredosis, efectos secundarios perjudiciales ni reacciones negativas. El paciente se sentirá más tranquilo al tomar este remedio, podrá pensar con facilidad y retomar el control de su cuerpo y mente ante una situación desfavorable.

El número de tomas del remedio de rescate depende de cada persona ya que se pueden repetir tantas veces como sea necesario hasta que sintamos que tenemos nuestras emociones bajo control.

La forma de tomarlo es igual que con las mezclas de flores de Bach: 4 gotas debajo de la lengua fuera de las comidas, aunque también se pueden poner 4 gotas en un vaso de agua (o botellita de agua, en cuyo caso pondremos una cantidad equivalente) e ir bebiendo a sorbos.

Este remedio está elaborado a base de:
Rock Rose– para situaciones de pánico o terror en las que para nos quedamos paralizados

Impatiens– para la ansiedad y el stress que provoca una situación de urgencia

Cherry Plum– Para la desesperación que puede provocar una situación límite o una mala noticia repentina. Ayuda a calmar la pérdida de control que suele provocar una situación de este tipo.

Star of Bethlehem– Para reponerse inmediatamente del shock recibido.

Clematis– Para los desmayos repentinos o pérdida de conocimiento. Ayuda a estar en “el aquí y ahora”, o sea a despertar rápidamente del desmayo repentino, o de quedarse “perdido en el aire”, y no reaccionar






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario