PSORIASIS






La psoriasis es una enfermedad inflamatoria y crónica de la piel, cuyas causas no se conocen exactamente. Tiene un componente autoinmune y hereditario, aunque éste no es un factor determinante, es decir, no es seguro que una persona con antecedentes familiares de psoriasis vaya a desarrollar la enfermedad.

No es contagiosa. Puede afectar a cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente en codos, rodillas, manos, pies, uñas y cuero cabelludo. Entre los posibles desencadenantes y agravantes de los brotes están el estrés, las heridas dermatológicas y algunas infecciones o medicamentos. Algunos pacientes desarrollan además una forma de artritis llamada artritis psoriásica (10 a 30%).

Es fundamental una buena hidratación de la piel. 


La combinación de baños de mar y relajación suele ser muy beneficiosa, pero debe vigilarse la exposición al sol, ya que su exceso y las posibles quemaduras pueden empeorar las lesiones o hacer que aparezcan otras nuevas.



Como plantas depurativas se usan 


Agracejo (Berberis vulgaris), Manayupa (Desmodium sp.) , Cardo Mariano ( Silybum Marianum ), Diente de león ( Taraxacum dens leonis ) u otras plantas que drenan hígado y vesícula biliar. Además Flor de arena o té indio ( Tiquilia paronychioides) es una hierba selvática que crece preferentemente en las riberas de los ríos, que tiene propiedades depurativas, estomacales y antialérgicos: riñones, estómago, sistema nervioso y sistema linfático

Luego de usar estas plantas medicinales en forma de infusión alternándolas cada una por 10 a 15 días conjuntamente con la dietas depurativas, se puede comenzar el uso de otras plantas medicinales para el tratamiento desinflamante de la psoriasis como las semillas de linaza (Linum usittissimun) remojadas en agua hasta que toma una consistencia gelatinosa y licuadas cruda en jugo de frutas , la cual contiene ácidos grasos polinsaturados que son importantes porque limita la formación de lipoxigenasa y de otros mediadores de la inflamación que promueve la formación de prostaglandinas 1y 3. Calahuala (Polipodium angustifolium), la cual posee antraquinonas, con poder antiinflamatorios muy efectivos en la psoriasis y eczemas. 


En algunos pacientes pueden dar buen resultado otras plantas antiinflamatorias usadas por vía oral como la Uña de gato (Uncaria tomentosa) planta de reconocido efecto antiinflamatorio por sus glucósidos del ácido quinóvico y alcaloides; Sábila (Aloe vera) que es también desinflamante por acción de las aloinas son heterósidos antraquinónicos; Zarzaparrilla (Smilax medica) que contiene sarsa saponina y parrillina de efectos antiinflamatorios.

Los baños de hipertermia 38 a 40 grados centígrados dos veces por semana, son muy útiles y se pueden usar durante todo el tiempo que dure el tratamiento por su efecto desinflamante, inmunomodulador, antiestrés.

Para uso tópico se puede usar la savia lechosa de la Papaya (Papaya cárica) , como líquido que se unta sobre las escamas plateadas de las psoriasis, se deja de una a dos horas y se lava con abundante agua para producir descamación, 


Sobre las placas eritematosas que quedan se aplica Aceite de Oliva, gel de Sábila, compresas de hojas de Llantén, Calahuala u hojas de Geranio, Árbol del té (Melaleuca alternifolia), Caléndula, Cúrcuma longa, Mahonia (M. aquifolium), tepezcohuite (Mimosa tenuiflora), Onagra y Borraja.

El extracto de regaliz, funciona bien como aplicación de uso externo y como complemento de todo tipo de tratamiento contra la psoriasis. También lo es la avena. Aquí va un interesante truco: coloca un generoso puñado de avena dentro de una gasa y ponlo a hervir, sin que se evapore totalmente el agua en ningún momento, durante una hora. 


Luego, en el momento del baño, frotas la piel afectada con el atado de avena (una vez que esté tibio). Esto permitirá que el cutis recupere parte de los hidratos de carbono que pierde por culpa de la psoriasis






 


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario