MASCARILLAS NATURALES







Vinagre

El vinagre es un efectivo tonificador facial natural que limpiará y afirmará la piel de tu rostro. Luego de limpiar tu rostro, mezcla una cucharadita de vinagre de manzana con dos tazas de agua. Déjalo secar en tu rostro y luego enjuágalo con agua tibia. Para un mayor efecto, mezcla 1/4 de taza de vinagre y 1/4 de taza de agua.







Avena

Combina media taza de agua caliente -procura que no esté hirviendo- y 1/3 de taza de avena arrollada. Luego de que el agua y la avena se hayan mezclado por dos o tres minutos, agrega dos cucharaditas de yogur (puede ser vegetal), dos cucharaditas de miel . Coloca una capa fina en tu rostro y déjala descansar por 10 o 15 minutos. Quita la máscara con agua caliente: verás cómo reavivará tu piel, haciéndola lucir tersa.


Mostaza

No muy convencional pero no por eso menos eficiente, la mostaza es un vigorizante estimulador de la piel. Para hacer una mostaza casera, debes mezclar 55 gramos de semillas de mostaza, vinagre blanco, una cucharada de miel, una cucharadita de cúrcuma y 1/2 cucharadita de sal. Primero, prueba un poco en una pequeña zona de piel. Si no te has irritado, coloca una fina capa en todo tu rostro y déjalo reposar por diez minutos. Tu piel te lo agradecerá.



Limón

El limón, además de revitalizar la piel, es un blanqueador natural. Una mascarilla muy efectiva proveniente del recetario de más de una abuela es mezclar jugo de limón con aceite de oliva o de almendra. Solo debes exprimir un limón y mezclarlo con 1/4 de taza de alguno de estos aceites. Aplícalo con un algodón en todo el rostro y luego remuévelo con agua tibia.




Calabaza

Repleta de vitaminas, antioxidantes y nutrientes que tu piel amará, la mascarilla de calabaza será tu principal aliada de belleza. Mezcla 1/4 de taza de calabaza hecha puré, una cucharadita de miel y tres cucharadita de leche (puede ser vegetal) Luego, aplica el resultante en tu rostro con un pincel.



Canela y nuez moscada

Las propiedades desinflamatorias de la canela y la nuez moscada te ayudarán a retraer cualquier brote que puedas tener en la piel. Mezcla dos cucharadas de miel con una cucharadita de canela y otra de nuez moscada. Bátela hasta que quede una pasta espesa. Luego, colócala en tu rostro y déjala durante 30 minutos. Remuévela con una esponja para rostro y agua caliente.


Cacao



Esta mascarilla de cacao hará que tu rostro parezca que está siendo tratado por un costoso barro en alguno de los mejores spa. Solo debes mezclar dos o tres cucharadas de yogur griego, una cucharadita de cacao, una cucharadita de manteca, 1/4 de plátano pisado, una cucharadita de miel y una cucharadita de jugo de limón. Si tienes la piel muy seca, deja de lado el limón y utiliza la cantidad equivalente de miel. Deja reposar la mezcla durante 20 o 30 minutos y remuévela con un poco de agua fresca.



 


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario