MACA.Sus Propiedades.




La maca  es una planta herbácea anual o bienal nativa de los Andes del Perú,donde se cultiva por su hipocótilo comestible. Otros nombres comunes:maca-maca, maino, ayak chichira, ayak willku.

Proteínas: La Maca presenta un promedio de 11gr % en la raíz seca. 

Fibras: En la raíz de la Maca se han encontrado celulosa y lingina, es decir, una amplia cantidad de fibras. Tanto interés en las fibras surge de las investigaciones que dieron como resultado que una gran cantidad de fibra disminuye el riesgo de cáncer del intestino grueso, estimulando el funcionamiento intestinal ayudando al organismo a eliminar los residuos alimenticios que no se aprovechan.

Carbohidratos: Estos son las principales fuentes de energía humana y vegetales más baratos y fácil de ingerir.

Almidón: El almidón de la Maca contiene calcio, hierro, formando compuestos químicos propios que van a influenciar en la nutrición y salud del consumidor.

Maltosa: Es un disacarido con poder reductor que no se encuentra en grandes cantidades en la naturaleza y como otros muchos oligosacaridos, se obtienen por hidrólisis parcial de moléculas más grandes.

Fructosa o Lebulosa: Es un azúcar utilizado por el plasma seminal para la producción de espermatozoides.

Taninos: A los taninos se le utilizan internamente como coadyuvante en el tratamiento de la diarrea.
Combinado con otros medicamentos tiene utilidad en el tratamiento de procesos inflamatorios de poca extensión crónica como las ulceras, llagas, etc.

Ácidos grasos: Existen ácidos grasos empleados como antisépticos y/o antisépticos locales, funguicidas y conservador de alimentos.

Alcaloides: La Maca presenta 4 alcaloides, Macaína 1, 2, 3 y 4. Los alcaloides ejercen acción fisiológica sobre el organismo humano y animal, actúan en muy pequeñas cantidades, provocando efectos notables. Los alcaloides tienen caracteres propios, son muy distintos de las proteínas, forman sales al ser solubles con los ácidos y también se disuelven en solventes orgánicos. El extracto alcaloideo de la Maca es una sustancia química inocua en cantidades muy pequeñas, pero que estimulan las hormonas reguladoras del sistema reproductor que se encuentran en el cerebro, pero no sólo eso, sino que ayuda a las hormonas de crecimiento. El extracto alcaloideo de la Maca podría activar las hormonas que regulan el metabolismo del calcio y del fósforo de la sangre.

Macronutrientes: La raíz de la Maca presenta vitaminas y minerales esenciales para la vida, debido a ello sirve como un coadyuvante alimenticio en enfermos de tuberculosis, HIV, leucemia, anemia y en personas convalecientes.
Calcio: El calcio en la Maca es un elemento de vital importancia para el desarrollo de los seres vivientes. Está concentrado en la planta en mayor cantidad que en la leche; es indispensable para la formación de los huesos, los dientes, el esqueleto y en la coagulación sanguínea, en el funcionamiento del corazón, de los nervios y del sistema sanguíneo.

Fósforo: El fósforo de la Maca ayuda a las funciones estructurales que afectan el esqueleto y los tejidos blandos, y a las funciones reguladoras como la transmisión neuromuscular de los estímulos químicos y eléctricos.

Micronutrientes y oligoelementos:
En esta parte de la planta existen muchos minerales en una cantidad pequeña, pero que juntos ayudan a la producción de anticuerpos por las células de linfocitos tipo b, los cuales disminuyen si hay deficiencia de ellos.

Magnesio: La deficiencia de este elemento en el organismo es improbable, de cualquier manera, si esta deficiencia existe puede tener lugar en diarreas, y una vasta deficiencia del magnesio, puede llevar a la perdida de la susceptibilidad en el estimulo visual mecánico y acústico.

Potasio: El potasio participa en la regulación de la presión osmótica y del equilibrio ácido básico, sólo que su actividad es desempeñada en el interior de las células.

Hierro: Ayuda en la elaboración de la hemoglobina para evitar las anemias causadas por la falta de estos. Aún así, la excesiva cantidad de hierro puede ser nociva pues bloquea la buena absorción del fósforo en el organismo y puede llevar al raquitismo.

Silicio: Ayuda especialmente a los tejidos conectivos, incluidos la aorta, la traquea, los tendones, los huesos y la piel, pues contienen casi todo el silicio del cuerpo.

Sodio: Junto con el potasio favorece al descenso de la presión arterial. Se descubrió que el aumento en la dieta diaria de la relación sodio-potasio ayuda a las personas hipertensas, sin embargo, el incremento excesivo de esta relación podría dar lugar a una disminución de la susceptibilidad a los accidentes básculo-cerebrales que no dependen de la presión arterial.

Manganeso: Se ha demostrado que una dieta experimental carente de este elemento, indujo al retiro del crecimiento en ratones y alteraba la reproducción en ratas. Aún así, están pendientes resultados en las personas.

Cobre: El cobre es muy importante pues absorbe el hierro al nivel del tubo digestivo y es probable que sea participe en la formación favorable de la hemoglobina. La falta de cobre hace que disminuyan una gran cantidad de enzimas necesarias para el organismo.

Estaño y Aluminio: Estos elementos se encuentran generalmente asociados con el calcio y sílice, formando carbonatos y silicatos que intervienen en la formación



Aumenta la energía y vitalidad, permitiendo una mayor resistencia física y mental, es un potente regulador hormonal conocido por incrementar la fertilidad. Reduce la fatiga física y mental. Es un adaptógeno, que equilibra nuestra dieta en función de las deficiencias y necesidades de nuestro organismo. Perfecto para las personas de mediana y tercera edad, alivia los síntomas de menopausia y andropausia, regula los ciclos menstruales y ayuda en los dolores pre-menstruales, regula las funciones de la glándula tiroides y el sistema endocrino, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a crear sangre de mejor calidad, mejora la anemia... por su aporte de hierro, permite mejor calcificación de los huesos. Muy indicado para personas convalecientes, o que están en recuperación de alguna enfermedad y necesitan gran aporte nutricional.

Tiene un 60% de hidratos de carbono, un 10% de proteínas, un 10% de fibra y un 2% de grasas. Dispone de los 10 aminoácidos esenciales y tiene una alta concentración de Calcio, Hierro, Yodo y Fósforo, también cantidades significativas de Magnesio, Potasio, Silicio, Manganeso, Cobre, Selenio, Bismuto y Zinc. En las Vitaminas destacan las B1, B2, C y E.



Principal Método de Preparación: comida fresca/desecada, o en cápsulas.

Principales Acciones (en orden):
tónico (tonifica, balancea, fortifica funciones corporales generales), nutritivo, incrementador de fertilidad, ayuda a la función endocrina, anti-fatiga

Principales Usos:

como una fuente natural de nutrientes (aminoácidos, minerales, etc.)
para dar soporte a la función endocrina
para reducir problemas de fertilidad (ambos femenino y masculino)
para dar soporte a la función eréctil
como un afrodisíaco
Propiedades/Acciones Documentadas por Investigación:
afrodisíaco, incrementador de la fertilidad, aumenta el conteo/movilidad del esperma

Otras Propiedades/Acciones Documentadas por el Uso Tradicional:
hormonal, inmunoestimulante, estimulante, tónico (tonifica, balancea, fortifica las funciones corporales generales)

Precauciones: Grandes cantidades pueden causar gases intestinales. Hipertensión severa.

Resumen sobre la Maca

Cómo consumir harina de maca para perder peso
  • En personas adultas: Se pueden consumir3 a 4 cucharadas de harina de maca todos los días, durante 1 mes. Luego se debe descansar 1 semana. Comenzar nuevamente a consumirlo durante otro mes.
  • En personas mayores de 60 años: Se pueden consumir 2 o 3 cucharadas de harina de maca por 15 días en forma diaria. Luego descansan 10 días. Pasado este lapso de tiempo comenzar a tomar nuevamente con el mismo esquema.

Es posible agregar la harina de maca a zumos de frutas, sopas, caldos, o cualquier otra preparación que te apetezca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario