LOS 5 PRINCIPIOS DE REIKI

                                                                                                                                                                                       





1-Sólo por hoy no te Preocupes
2-Sólo por hoy no te Enfades
3-Honra a tus Padres, Maestros y Mayores
4-Gana tu Sustento Honradamente
5-Muestra Gratitud por todo lo que te Rodea




Primer principio: Sólo por hoy no te Preocupes




La preocupación influye negativamente en el segundo chakra y produce bloqueos en él que pueden causar enfermedades, por consiguiente, cuando te sientas preocupado, analiza la razón de tu preocupación observándola desde una perspectiva distante y decide si tiene el poder suficiente para sentirte así. Analiza si le estás dando demasiada importancia a la situación, ríete de ello y piensa que tu vida continuamente te está dando la oportunidad de manifestar tu alegría y tu amor, sumérgete en estas situaciones y disfruta de ellas con alegría y gozo. 

Pero si por el contrario, existe una poderosa razón para estar preocupado, manifiesta exteriormente tu preocupación para desbloquear lo máximo posible la energía negativa y después sal a la calle y contempla la vida que discurre y fluye sin detenerse pensando que “aquí y ahora” tu formas parte de ella. 

Se consciente de que continuamente en tu vida se van a seguir produciendo tanto las situaciones que te alegran como las que te preocupan e intimidan, y la finalidad de ambas es enseñarte las lecciones que te corresponden. Una vez asimiladas estas enseñanzas, continua viviendo con alegría y amor.

La preocupación y el miedo provocan en nuestro organismo un conjunto de modificaciones fisiológicas como taquicardia, aumento de la presión sanguínea, respiración superficial jadeante y una sensación de vacío en el estómago, producida por una descarga de adrenalina en el torrente sanguíneo destinada a preparar nuestro cuerpo para la huída o la acción. Si esta situación se repite con frecuencia y no gastamos este exceso de adrenalina en una huída o en una lucha con su correspondiente descarga emocional, nuestro cuerpo se envenena y contamina y las glándulas suprarrenales se habitúan a segregar un exceso de adrenalina al menor contratiempo, lo que disminuye nuestra capacidad inmunológica, haciéndonos más vulnerables a la enfermedad. 

Por ello hay que educar a la mente para adoptar una actitud de neutralidad ante las situaciones de la vida capaces de afectarnos y debemos cultivar la alegría, el optimismo y la confianza en nosotros mismos.

Una sonrisa es la llave que abre todas las puertas..



Segundo Principio: Sólo por hoy no te Enfades


La irritación es un estado de desarmonía que proviene de diferentes fuentes pero principalmente de sentimientos de cólera y de ira, que a su vez son generados porque queremos controlar y dominar todas las situaciones en las que nos vemos inmersos. 
Cuando las cosas no son como queremos y se nos escapan de nuestro control, experimentamos sentimientos de enfado, rabia, odio, cólera, etc. que nos producen un estado de desconexión con nuestro Yo Superior, de la consciencia universal y del amor divino.

Cuando te sientas furioso o irritado por algo, recuerda este principio. Analiza el motivo de tu irritación y contempla lo intrascendente que es y la poca importancia que tiene, pensando que esta furia te está impidiendo expresar tu amor de forma incondicional, separándote del sentimiento de unión y de formar parte de la consciencia universal.


Nuestras reacciones coléricas hacia los demás nos ayudan para descubrir los puntos débiles de nuestra personalidad y una vez identificados, estaremos en condiciones de asimilar las enseñanzas que encierran.
Cuando los pensamientos son de odio, rabia o crítica, las sustancias químicas
que produce nuestro cuerpo deprimen el sistema inmunitario.
Cuando los pensamientos son de amor, paz y comprensión,
produce otras sustancias químicas que fortalecen y
estimulan el sistema inmunitario.



Tercer Principio: Honra a tus Padres, Maestros y Mayores

Sólo por hoy sé amable con todos los que te rodean y respeta a todo ser viviente



Cada entidad de la Creación con la que tenemos contacto, ya sea persona, animal, vegetal o mineral, es merecedora de todo nuestro respeto, amabilidad, compasión y amor. Esta actitud de amoroso aprecio a todo lo creado nos hace recordar que todos procedemos de un mismo origen situándonos en una posición que nos favorece emocionalmente y que colma nuestras expectativas vitales y nuestra duda existencial al experimentarnos a nosotros mismos como parte de la creación. Nos hace sentirnos nutridos por una sensación de pertenencia a la Conciencia de la Unidad Cósmica y Universal.

Cuando proyectamos hacia nuestro entorno sentimientos compuestos de vibraciones de amor y energía positiva, comenzamos a recibirlos nosotros también.

Al enfrentarte a situaciones difíciles recuerda siempre que cada persona física tiene en su interior un ser de luz y acércate a él con amor y respeto.

La amabilidad es un gesto que vuelve..


Cuarto Principio: Sólo por hoy Gana tu Sustento Honradamente



Una de las consecuencias de amar nuestro trabajo es que después lo realizamos honradamente, lo que supone hacerlo en base a los principios básicos de amor a ti mismo y a los demás, aportando luz y claridad a todas nuestras actividades.

Ser honrado no tiene nada que ver con la moralidad
o con ser bueno o virtuoso.
La honradez es un acto de amor hacia nosotros mismos.
El principal valor de la honestidad está en que cualquier
cosa que demos en la vida la recibiremos de vuelta.




Quinto Principio: Muestra Gratitud por todo lo que te Rodea

Sólo por hoy agradece todos los dones de tu vida.


Agradece todo lo bueno que hay en tu vida.
Agradece las maravillosas experiencias
que favorecen tu crecimiento.
Da las gracias por ser capaz de expresar gratitud.
Agradecer al Universo las bendiciones que recibimos
nos ayuda a atraer más cosas positivas a nuestra vida.


La persona agradecida es una persona feliz..



2 comentarios: