SABES LO QUE COMES ?

aditivos


Una extensa y completa lista de los aditivos más comunes que se añade a nuestro alimento la industria de la alimentación. Esa misma palabra de “industria”ya nos indica de cierto modo un alejamiento del origen de los alimentos en su estado puro y natural.

Los lectores tendrían que reflexionar sobre la importancia de alejarse de los productos manipulados y acercarse siempre que se pueda a productos en su estado natural tal y como la naturaleza nos los ofrece.

Colorantes con extracto de cochinilla y otros insectos

La práctica totalidad de los productos procesados que tienen un color rojizo o rosado llevan un colorante referenciado en la etiqueta como 'ácido carmínico', aunque en realidad no se trata más que de extracto de cochinilla u otros insectos similares. Según la FDA es un colorante seguro por su bajo grado de toxicidad. Sin embargo, grandes cadenas como Starbucks se han visto obligadas a cambiar este colorante por otro, después de que se registrasen diversos casos de alergias graves asociadas al consumo de sus productos. La lista de alimentos que contienen el eufemísticamente denominado 'ácido carmínico' es interminable.

Queso rallado elaborado a base de celulosa

El queso para gratinar o rallado está fabricado con celulosa refinada, que se utiliza para evitar que se vuelva a convertir en una masa compacta una vez en la bolsa. La celulosa es un aditivo alimentario permitido y bastante generalizado, aunque su uso más frecuente es en los helados. La celulosa se confecciona a partir de fibras vegetales descompuestas, entre las que se incluye principalmente el aserrín de la madera. Y es en este punto donde está la trampa, ya que en las etiquetas se referencia la celulosa como 'aditivo natural' o, peor aún, 'aditivo ecológico', lo que no es exactamente sinónimo de saludable.

Los residuos tóxicos (no controlados) generados por la producción de yogur

La leche sobrante como consecuencia del procesado de yogures griegos para la venta en EEUU (más cremosos que los europeos) se convierte en suero de leche ácido. Su descomposición causa graves daños al medio ambiente, pues elimina el oxígeno del agua y dificulta el desarrollo de la fauna acuática en los ríos. Esto es una de las consecuencias por las que las grandes fábricas de queso y leche se están desplazando a países con una legislación más laxa, con las consiguientes consecuencias ambientales para esas zonas.

Los aromas químicos del zumo de naranja

Las grandes compañías que comercializan zumo de naranja procesan estos productos con aromas químicos para mantener el mismo sabor en cada envase asociado a la marca en cuestión, sin importar la mezcla de variedades ni la época del año. Los potenciadores artificiales sirven en este caso para recuperar el sabor a naranja perdido al extraer el oxígeno del zumo, una técnica que se utiliza para poder conservar estas bebidas durante más de un año antes de sacarlas a la venta.

La autora de Squeezed: What You Don't Know About Orange Juice (Yale University Press), Alissa Hamilton, que ha realizado diversas investigaciones sobre este tema, explica en este ensayo que “los mismos laboratorios que hacen perfumes para Dior y Calvin Klein son los que producen los aromas del zumo”. Las sustancias empleadas en este proceso no tienen por qué constar en la etiqueta de ingredientes, ya que “técnicamente son esencias extraídas de la naranja”.

Sopas de sobre con glutamato monosódico, lo indiquen o no

El sabor de las sopas, ya sean de carne o verdura, se consigue mediante el mismo aditivo alimentario. Se trata del glutamato monosódico (también conocido como MSG, por sus siglas en inglés), una sustancia calificada como segura ya que, en cantidades normales, los seres humanos tienen la capacidad de metabolizarladebido a que su toxicidad es muy baja. Sin embargo, se suele ocultar su presencia en los alimentos, refiriéndose a este aditivo como 'natural' o 'extracto de levadura', pues se refina a partir de proteínas vegetales y levaduras.

La Food and Drug Administration (FDA) ha llamado la atención en varias ocasiones sobre este tema, al considerar como “engañoso” el etiquetaje de productos como “sin MSG” o “sin MSG agregado”, si contienen ingredientes elaborados a partir de glutamato natural.

Salchichas elaboradas a base de carne, almidón y… 'relleno de cereal'

Si los embutidos en general cuentan con una imagen poco positiva entre los consumidores, asociada tanto al desconocimiento de sus ingredientes como a la elaboración, las salchichas son las que peor fama se llevan. Pocos saben que cuando se indica el 'relleno de cereal' en su etiqueta, en realidad se refiere a pan rallado y harina de avena, unos productos que luego se mezclan con colorantes, conservantes, potenciadores de sabor, grasas saturadas, especias variadas (sal, pimienta, ajo molido…) y restos cárnicos para hacer una masa que, al menos para la vista, no se antoja demasiado agradable. Posteriormente, se dividen por unidades embutiéndolas en tripas sintéticas, elaboradas con colágeno, poliamida y fibrosa. Unos productos que, si se consumen en exceso y se combinan con otras sustancias, pueden llegar a ser tóxicos.

 BHA (hidroxibutilanisol)

Su función es evitar que los alimentos que contienen aceite se vuelvan rancios demasiado pronto.
 El BHA es empleado como antioxidante para conservar los alimentos. Se usa en cereales, goma de mascar, papas fritas y aceites vegetales y evita que grasas y aceites se vuelvan rancios. No obstante, es posible que sea cancerígeno pues su estructura cambia durante la conservación del alimento y puede formar un compuesto potencialmente riesgoso.


Parabens

Este conservante sintético , puede causar disrupción en el balance hormonal. En estudios de laboratorios, se detectó disminución de la producción esperma y testosterona. En tejidos afectados por cáncer de seno se encontraron restos de parabens.
Los parabens son un grupo de aditivos con acción antimicrobiana y antihongos que se usa también en cosméticos. En muchos países están prohibidos. Generan alergias.

 Aceites parcialmente hidrogenados

Contribuyen a la obstrucción arterial, un gran mal de esta época. La etiqueta 0 gramo trans fat es engañosa porque la FDA autoriza a ponerla en productos que no llegan a medio gramo por porción. Es decir que una etiqueta “0 g trans fat” bien puede esconder 0,49 gramos de grasas trans, que sumadas en varios consumos en el día superan fácilmente el umbral de 2 gramos considerado inocuo.

 Son las grasas TRANS que en la Argentina todavía están permitidas. Se encuentran en algunos productos de pastelería, chocolates y galletitas. Muchas empresas ya los han eliminado. Conllevan riesgo cardiovascular.

Caramel Coloring

La industria alimenticia trata el azúcar con ammonia que puede producir sustancias carcinógenas. Es el señalamiento que se le hace regularmente a las bebidas cola.





Otros colorantes

Muchas golosinas y cereales no tienen nada natural y en cambio sólo colorantes y saborizantes artificiales. Además del engaño, algunos los vinculan a daños más serios. Según el artículo un estudio publicado en el Journal of Pediatrics relaciona el Yellow 5 (Amarillo 5) con la hiperactividad infantil, otros investigadores consideran que el Yellow 6, el Red 3 y el Red 40 contienen elementos carcinógenos.


Tartrazina

Los alimentos que contengan los aditivos tartrazina, ácido benzoico (o sus sales de calcio, potasio o sodio) y dioico de azufre (o sus derivados) deberán declarar su presencia en el rotulado por sus nombres específicos (tartrazina, ácido benzoico, dióxido de azufre), con caracteres de buen tamaño, realce y visibilidad.

Castoreum

El Castoreum es extraído de las glándulas anales del castor. Es un aditivo para perfumes y en los alimentos se usa para mejorar el aroma a vainilla y frutilla.

Sulfito de sodio (E221)

Conservante utilizado en la elaboración del vino y otros alimentos procesados. Según la FDA, aproximadamente uno de cada 100 personas es sensible a los sulfitos en los alimentos. La mayoría de estos individuos son asmáticos, lo que sugiere un vínculo entre el asma y los sulfitos. Las personas que son sensibles al sulfito pueden experimentar dolores de cabeza, problemas respiratorios y erupciones cutáneas. En los casos graves, a los sulfitos pueden causar la muerte por el cierre de la vía aérea por completo, dando lugar a un paro cardíaco. Se encuentra en: El vino y frutos secos.

El nitrato de sodio / nitrito de sodio

Nitrato de sodio (o nitrito de sodio) se usa como conservante, colorante y saborizante en tocino, jamón, perros calientes, embutidos, carne en conserva, el pescado ahumado y otras carnes procesadas. Este ingrediente, que suena inofensivo, es en realidad altamente cancerígeno, una vez que entra en el sistema digestivo humano. Allí, se forma una variedad de compuestos de nitrosamina que entrar en el torrente sanguíneo y causar estragos con un número de órganos internos: el hígado y el páncreas en particular. El nitrito de sodio es ampliamente considerado como un ingrediente tóxico, y el USDA en realidad trató de prohibir este aditivo en la década de 1970, pero fue vetado por los fabricantes de alimentos que se quejaron de que no tenía otra alternativa para la conservación de los productos envasados en carne. ¿Por qué la industria todavía se usa? Simple: este producto químico se le pasa a su vez las carnes de color rojo brillante. En realidad es un fijador de color, y hace años, las carnes muertas aparecen frescas y vibrantes. Se encuentra en: salchichas, tocino, jamón, fiambres, embutidos, carne en conserva, pescado ahumado o cualquier otro tipo de carne procesada.

Dióxido de azufre (E220)

Los aditivos son tóxicos y de azufre en los Estados Unidos de América, la Administración Federal de Drogas han prohibido su uso en frutas y verduras crudas. Las reacciones adversas incluyen: problemas bronquiales en particular en las zonas propensas al asma, hipotensión (presión arterial baja), rubor sensación de hormigueo o shock anafiláctico. También destruye las vitaminas B1 y E. No se recomienda su consumo por los niños. La Organización Internacional del Trabajo dice que para evitar el E220 si usted sufre de bronquitis conjuntivitis, enfisema, asma bronquial, o enfermedad cardiovascular. Se encuentra en: cerveza, refrescos, frutas secas, jugos, licores, vino, vinagre, y productos de patata.

Bromato de potasio

Un aditivo que se utiliza para aumentar el volumen de un poco de harina blanca, pan y bollos, bromato de potasio se sabe que causa cáncer en animales. Incluso pequeñas cantidades de pan, puede crear problemas para los seres humanos. Se encuentra en los productos panificados. 


 


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SAIKU



No hay comentarios:

Publicar un comentario