BRUXISMO.




En la actualidad, muchas personas están aquejadas de bruxismo (mala función, de los músculos de la masticación, y que se realiza de forma inconsciente). 

Esta disfunción, que acaba dañando gravemente a los dientes, tiene su origen en el estrés, la tensión y el impedimento para manifestar lo que nos perturba. 

Esta impotencia expresiva seria la causa del rechino de los dientes inconscientemente.


Es necesario analizar qué nos perturba y cómo mitigar esta tensión antes de que se provoque tensiones musculares en los hombros, cuello, cabeza, mandíbula etc. La ofuscación confrontada y entendida es menos dañina que escondida detrás de nuestros dientes.



" El bruxismo podría ser la expresión física de un estado inconsciente de sub-alerta".




Los siguientes remedios caseros son efectivos para eliminar el bruxismo:

- Preparar una infusión de unos 15 gramos de la raíz de valeriana, dejar reposar durante toda la noche. Beber en ayunas y antes de acostarse.


- Poner en infusión de 3 cucharadas de salvia seca en un litro de agua. Añadir al agua del baño , bañarse con esta preparación durante 15 o 20 minutos.


- Poner en infusión 20 gramos de manzanilla, reposar en una taza de agua caliente, beber todas las noches antes de acostarse.



Seguir las recomendaciones para evitar el bruxismo:


- Colocar un protector bucal o férula.

- Practicar técnica de relajación para descargar la tensión de otra forma.

- No consumir cafeína y carbohidratos refinados.


- Darse baños calientes.





Hay muchas técnicas para combatir el Bruxismo. Aquí te ponemos unos ejercicios muy sencillos que puedes hacer antes de dormir, estos te ayudaran a disminuir la tensión de la musculatura de la mandíbula.

1. Con las yemas de los dedos masajear circularmente, de forma suave y lenta la musculatura situada por encima del ángulo de la mandíbula (1 minuto como mínimo).

2. Con los pulpejos de los dedos índice, corazón y anular, realizar una suave presión en la misma musculatura, situada aproximadamente un dedo por debajo del hueso del pómulo. Si se notan zonas de mayor tensión o especialmente dolorosas al tacto, presionar sobre ellas muy suavemente (1 minuto como mínimo).

3. El mismo ejercicio anterior, solo que se colocan los dedos índice y corazón por debajo de la sien, ligeramente más arriba del hueso del pómulo (1 minuto como mínimo).

4. Colocar los índices sobre los molares inferiores. La boca se debe mantener ligeramente entreabierta, de forma cómoda y relajada. Se realiza una contracción suave de 3 a 5 segundos intentando cerrar la boca mientras los índices resisten la contracción. Cuando cesa la contracción, con los índices se empuja suavemente el maxilar inferior hacia los pies. Mantener unos 30 segundos o más, o hasta que se note la relajación completa de la mandíbula. Repetir tantas veces como se quiera.

Otro ejercicio:

1-Relaja la musculatura de la zona y deja la boca abierta. Muy suavemente lleva la mandíbula hacia adelante. Repite este movimiento 10 veces.


2- Relaja la boca, déjala entreabierta y lleva la mandíbula hacia atrás. Repite este ejercicio 10 veces.



http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario