Síntomas para prestar atención.


Christian Schloe



Los signos físicos y síntomas son maneras en que tu cuerpo trata de alertarte de los desequilibrios más profundos,

Deshidratación: labios agrietados
Los labios son un reflejo de la salud y la hidratación de todo el cuerpo. 
“Si estás bien hidratado, entonces tus labios estarán bien hidratados”, 
 “Si estás constantemente utilizando bálsamo labial o brillo de labios para calmar los labios agrietados, es una señal de que necesitas beber,” 
Dolores de cabeza, micción no frecuente, orina de color amarillo oscuro o huele mal, la piel seca, turgencia lenta (lo que significa que si te pellizcas la piel en el dorso de la mano, no va de vuelta a su lugar). Aunque el proceso de envejecimiento ralentiza la turgencia un poco, incluso en los adultos mayores, aún debe volver a la normalidad dentro de un segundo o dos.
Beber agua, té de hierbas y consumir frutas y verduras en tu dieta diaria.  Y, asegúrate de incluir los alimentos enteros que son ricos en ácidos grasos esenciales, como los frutos secos, semillas y aguacates, que ayudan a mantener las membranas celulares sanas y mantienen la humedad.


Falta alimentación con fibra: Estreñimiento

 El estreñimiento es el indicador más claro, de la necesidad del cuerpo de más fibra. 
 la sensación de hambre frecuente, bajones de energía, problemas digestivos, problemas de la piel, enfermedades inflamatorias
: Comer más legumbres, verduras, frutas y granos enteros.
 Obtener los recomendados 35 a 40 gramos de fibra al día, no sólo mejora la salud intestinal, sino que también reduce el riesgo de diabetes y enfermedades del corazón.
Puedes usar fibra de salvado de arroz en las ensaladas o avena. 
Usar como condimento: semillas machacadas de calabaza, de lino,  sésamo, copos de algas y sal de mar – básicamente, una mezcla de gomasio, que se utiliza como una alternativa a la sal en la cocina japonesa. 

Deficiencia de vitamina B : grietas en las comisuras de la boca
 ” Ves deficiencias nutricionales primero en aquellos tejidos sensibles  como la lengua y los labios”.Las grietas o llagas que aparecen en las esquinas de la boca (también conocidas como queilitis) pueden ser una señal de que tu cuerpo no está recibiendo suficiente vitaminas B. “Las deficiencias de una o más de las vitaminas B pueden ocurrir con bastante facilidad especialmente con las dietas que incluyen cantidades sustanciales de alimentos refinados y procesados, azúcar o alcohol.
Anemia, fatiga, problemas de la piel, ojeras .
Tu mejor opción es comer una dieta de alimentos enteros y priorizar los alimentos ricos en vitaminas del grupo B. La fuente dietética más rica de vitaminas B se encuentra en la levadura de cerveza o levadura nutricional (no usar si tienes problemas de cándida), germen de trigo, cereales integrales, legumbres, batatas.

Intolerancias: eczema 
 “Una erupción cutánea o eczema es una señal de que el cuerpo está tratando de eliminar e toxinas”.
 Gases, distensión abdominal, fatiga, congestión nasal, pensamiento brumoso
 Una dieta de eliminación es la mejor manera de identificar el alimento causante. Comienza con uno o dos alimentos de los cuales sospeches.
Los alimentos que son más propensos a causar estragos en el intestino son el trigo y los productos que contienen gluten, productos lácteos, azúcar, soja, huevos, maíz y levadura.  También podrías considerar mantener un diario de alimentos. Pasa una semana o dos anotando lo que comes y cómo se siente tu cuerpo en los minutos, horas y días después (por ejemplo, una hora después de comer productos lácteos, te sientes hinchado). 

Demasiada cafeína: Fatiga

La cafeína actúa estimulando el sistema nervioso central. En concreto, la química incita a las glándulas suprarrenales a la liberación de hormonas, el cortisol y la adrenalina le dicen al cuerpo que vaya más rápido. El resultado a corto plazo puede aumentar el enfoque y mejorar la coordinación. Pero al exagerar con la cafeína en forma regular y, con el tiempo, el sistema nervioso central se queda sin reservas. 

Otras señales: nerviosismo, agitación, insomnio, irregularidades en los latidos, micción frecuente
 Vitaminas B (especialmente B5 / ácido pantoténico), vitamina C y regaliz, alimentos saludables enteros, que impulsen y mantengan tu energía.

Eructos y la indigestión

Si estás bajo de ácido estomacal, tu cuerpo no digiere los alimentos de manera eficiente, especialmente alimentos densos como las grasas y las proteínas. Lo mismo ocurre con el aire que naturalmente tragas cuando comes. que tiene sólo dos opciones – ser empujado por el tracto digestivo con comida o volver hacia el esófago y la boca. Los alimentos se demoran más tiempo en el estómago, es más probable que eructes.
Reflujo gástrico, sistema inmunológico débil, las uñas rotas, infecciones crónicas, gases.

Disfrutar de la vista y el olor de la comida antes de ingerirla para que el intestino tenga tiempo para liberar factores digestivos, como el ácido clorhídrico, en previsión de una comida. Comer más conscientemente. Mastica bien los alimentos de manera que sea más fácil para el intestino digerirlos, especialmente proteínas y grasas.

“Muchos de los síntomas, tales como la congestión nasal, las alergias y el exceso de mucosidad, son formas en que está tratando de librarse de toxinas en exceso”.

 “La medicina occidental trata de controlar estos síntomas, a través de la supresión de la fiebre o secando la congestión, en lugar de apoyar medios naturales de eliminación y desintoxicación del cuerpo.”


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/



SAIKU


No hay comentarios:

Publicar un comentario