Posturas que sedan.








La postura de triángulo es una de las posturas más poderosas para fortalecer el sistema nervioso, relajando los músculos del cuerpo.

Con sólo practicar unos minutos, puedes cambiar estados emocionales, mejorar la capacidad de resolver conflictos y mantenernos en paz con nosotros y nuestro entorno, ayudándonos a desarrollar la paciencia.

Postura:

Colocar las manos y los pies en el suelo, creando un triángulo de 60 grados. Bajar la cabeza y relajarla. Las manos abiertas a la altura de los hombros y los pies a la altura de la cadera. Observar que el peso esté balanceado entre manos y piernas elevando el coxis hacia arriba.

Hacer un esfuerzo por bajar los talones hasta el suelo, con los hombros mantenidos hacia atrás. Apretar los abdominales y respirar profundamente.

Comenzar con 1 minuto y aumentar hasta 3, agregando 15 segundos por día.

Observar lo que sucede durante la postura, poner atención a cada emoción, sensación e incomodidad que surge, eso dirá mucho de lo que ocurre en el interior de cada uno.

Para terminar, inhalar profundo, sostener el aire unos segundos y relajarse apoyando las rodillas, los glúteos tocando los talones, la frente en el suelo y los brazos hacia atrás con las palmas de las manos hacia arriba.

SENTIRAS UN CAMBIO MUY POSITIVO AL REALIZAR ESTA POSTURA!








Si te ha interesado este artículo, compártelo !!!!
Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo

http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SAIKU

 Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

1 comentario:

  1. Esta postura es llamada Perro cabeza abajo tambien..la del triangulo para mi es otra..

    ResponderEliminar