PROPIEDADES MÉDICAS Y CURATIVAS DEL AJO GERMINADO

Cuando el ajo ha germinado, es decir, cuando los viejos bulbos han comenzado a tener brotes verdes y brillantes que salen de los dientes, ya no se consideran útiles y por lo general terminan en el cubo de la basura.
Sin embargo, un equipo de científicos de la Asociación Americana de Química, reportaron que este tipo de ajo tiene aún más actividad antioxidante para el corazón que sus contrapartes más frescas.
Después que el proceso de germinado lleva cinco días de madurez es cuando los antioxidante están en su máxima concentración, hay una cantidad muy  considerable y mucho más potente que cuando el ajo esta sin germinar en su estado normal, lo cual es muy beneficioso para la salud de los seres humanos.
Un antioxidante es una molécula que previene o retarda la oxidación de otras moléculas, ellos son los encargados números uno de luchar en contra de las células muertas de nuestros cuerpos y los radicales libres que pueden derivar muchos tipos de cáncer, convirtiéndose así en una medicina anticancerígena natural. Así que si se te ocurre hacer un antídoto natural el cual conlleve ajo, pues no dude a elegir el ajo germinado, es tu mejor opción. Esto lo demostró un estudio que fue realizado por la Journal of Agricultural and Food Chemistry.
¿POR QUÉ EL AJO GERMINADO TIENE MÁS PROPIEDADES QUE EL AJO SIN GERMINAR?
Pues es simple, el ajo se está convirtiendo en una planta y para su propia protección produce múltiples sustancias químicas, unas de las variedades de sustancia que más se producen y las más importantes son las fitoalexinas. El ajo produce esta sustancia para protegerse de insectos, virus, bacterias y plagas, ya que será un árbol y es más susceptibles a ser atacado que cuando es un simple ajo.
Las fitoalexinas en sus mayorías son toxicas para los microorganismos e insectos, pero gracia a la madre naturaleza son inofensivas para los seres humanos y altamente beneficiosas para su salud.
Es muy importante que recordemos que el ajo es muy rico en azufres saludables, entre lo que encontramos la muy conocida alicina, la cual muchos estudios han demostrado que combate la aterosclerosis (arterias duras), ayuda a bajar la hipertensión arterial disminuyendo así el riesgo de sufrir un infarto y como si esto fuera poco ayuda a disminuir considerablemente el riesgo de padecer múltiples tipos de cáncer.

http://noticiamedica.com/



1 comentario: