Propiedades del pino para en la medicina alternativa



El Pino es probablemente el árbol más conocido en todas las sociedades, está representado por sus numerosas especies casi en cada país del mundo. 
Es una gimnosperma, es decir que no tiene fruto, pero si presenta un cono o piña. 
Esta es una estructura leñosa, que guarda las semillas del árbol en las axilas de las diferentes secciones en las que se divide. 
Sus hojas o acículas, son estructuras alargadas y finas, de un color verde muy oscuro que conservan durante todo el año ya que son perennes. Sus ramas suelen ser muy gruesas y duras, y las hojas se unen a ellas mediante una estructura más frágil y muy pequeña, de aspecto papiráceo llamado braquiblasto. 
La forma de su follaje es en general muy variada, desde la forma redondeada del pino piñonero, hasta la copa irregular del tradicional pino europeo.

Una de sus características más llamativas es la gran cantidad de resina que producen, utilizada sobre todo en la industria. 
De igual forma, la madera de pino es muy importante como una madera flexible y maleable en el mundo de la carpintería.

En la medicina, el aroma fresco y descongestionante de sus hojas lo convierte en una planta con múltiples aplicaciones médicas y terapéuticas.

Beneficios del Pino

Envenenamiento con fósforo: Beber el té cargado de yemas y brotes de pino.

Reumatismo y gota : La esencia de trementina que se saca de los pinos, es muy recomendable para estas enfermedades.

Fiebre : Cocimiento de 10 gramos de corteza de pino por litro de agua. Beber el agua varias veces durante el día.

Úlceras de la piel: El cocimiento anterior sirve también para lavar y curar las ulceraciones.

Tos, resfriados, catarros, bronquitis : Infusión de 5 ó 10 gramos en un litro de agua. Beber 3 vasos al día.

                                                                                                                                                  celeste natural

Las yemas de pino son un ingrediente habitual en infusiones y preparados para friegas destinados a aliviar catarros y gripes.


Entre las propiedades medicinales del pino cabe destacar sus acciones expectorantes, balsámicas y antisépticas, debidas a la trementina. 

Las yemas de pino permiten reducir la mucosidad en todo el tracto respiratorio, desde la nariz hasta los bronquios.

A estos beneficios del  pino debe sumársele su acción emoliente que, en el caso de las afecciones del aparato respiratorio, se traduce en una disminución de la irritación y por consiguiente de las molestias del proceso.

El pino posee propiedades antibacterianas derivadas de su contenido numerosos principios activos identificados, que actúan de manera conjunta. 

Los beneficios del pino como antiinflamatorio  ayudan a aliviar los problemas de garganta y fosas nasales durante un resfriado o procesos gripal.

También presenta propiedades antitusivas que proporcionan alivio en catarros y bronquitis.

A las propiedades medicinales del pino se le añade su elevado aporte en vitamina C, necesaria para luchar contra las infecciones. 

Las necesidades de vitamina C del organismo durante un proceso infeccioso son unas diez veces superiores a las dosis requeridas  en circunstancias normales.

Cómo aprovechar las propiedades curativas de las yemas de pino

Las propiedades medicinales de las yemas de pino pueden aprovecharse mediante su consumo por vía oral, en forma de infusión o polvo criomolido, mediante vahos o también respirando preparados que contengan su aceite esencial.



SAIKU


No hay comentarios:

Publicar un comentario