MASAJE FACIAL EXFOLIANTE UNISEX.






Los exfoliantes faciales  acompañados de masajes, resultan eficaces para eliminar las células muertas o dañadas de la superficie de la piel; penetran en los poros para rejuvenecerla devolviéndole el brillo y la elasticidad. La textura de estos productos es arenosa, lo que les confiere sus propiedades exfoliantes.

Esta práctica consiste en aplicar un agente que actuará de exfoliante con unos suaves masajes y movimientos circulares.

Regularmente masajea la piel de la cara con aceite de ricino o aceite de almendras dulces, es uno de los mejores remedios para el lavado de cara natural, en casa. Realiza un lavado de cara natural con un masaje que relaje los músculos faciales, apriete la piel floja, y reduzca las arrugas.
Estos masajes también ayudan a mejorar la circulación, el tono de piel y el cutis, la liberación y el lavado de las toxinas y depósitos grasos.

Avena y Limón

Masajea tu rostro con una pasta de avena y jugo de limón, una vez a semana para tonificar la piel y sacar células muertas.

Mostaza

Acaricia a tu cara con mostaza amarilla suave para un tonificante facial que va a calmar y estimular la piel. Pruébalo en una pequeña área para asegurarse de que no irrita.


A base de Azúcar

Mezcla una taza de azúcar  con otra taza de aceite de oliva de manera suave y con movimientos envolventes, ya que el aceite puede ser difícil de incorporar. Luego añade el jugo de medio limón y termina por mezclar el exfoliante.
Aplica la preparación sobre tu rostro mediante movimientos suaves y circulares, como si fueran masajes. Deja que actúe en tu piel unos 5-10 minutos y luego retírala suavemente con agua de tu rostro

Banana y leche vegetal

Mezcla una banana madura hecha puré con leche de soja, avena, almendra, etc…y masajea tu rostro por unos minutos, luego enjuaga con agua fría y seca dando golpecitos.

Vinagre de manzana

Después de lavarte la cara, mezcla 1 cucharada de vinagre  de manzana con 2 tazas de agua como un enjuague final a limpia y estira la piel.

Limón con oliva

Mezcla el jugo de 1 limón con aceite de oliva y 1/4 de taza o aceite de almendras dulces. Exfolia e hidrata de manera excelente.


Harina de Maíz

Mezcla una cucharada de harina de maíz con una cucharada de azúcar, e incorpora poco a poco tres cucharada de jugo de limón .Mézclalo todo muy bien.
Aplica esta preparación en tu rostro con movimientos circulares, haciendo suaves masajes y dejando que el exfoliante actúe unos 15 minutos. Retíralo con agua fresca .


SAIKU



No hay comentarios:

Publicar un comentario