Artritis y remedios alternativos..

Remedios para la artritis
univision




¿Qué es la Artritis?
Es una enfermedad reumática en las articulaciones, de naturaleza inflamatoria, que viene acompañada de todos los signos característicos de la inflamación, en una o varias articulaciones. El dolor se siente independientemente de los movimientos que se hagan, y hace sufrir al enfermo tanto durante el día como en la noche.
La artritis una enfermedad articular y degenerativa que produce dolor y es la más común de las enfermedades articulares. Aproximadamente el 70% de las personas mayores muestran alguna evidencia de esta enfermedad. Suele afectar al cuello, la región lumbar, rodillas y caderas principalmente, aunque también podemos encontrarla en otras articulaciones, consecuencia de algún traumatismo u otra enfermedad articular.

Existe una predisposición genética: la artritis afecta entre el 1 y el 2% de la población mundial, apareciendo principalmente en mujeres, a partir de entre los 30 y 40 años de edad.

La inflamación de las articulaciones puede llegar a producir deformidad e incapacidad. Al principio suele atacar a manos y pies para posteriormente ir extendiéndose a otras articulaciones. En casos extremos puede llegar a dañar y destruir, además de tejido blando y cartílago, el propio hueso. Otra de las características de la enfermedad es que se van alternando los períodos de más gravedad con los de mejoría. Entre brote y brote pueden pasar varios años, aunque lo más frecuente es que la artritis avance progresivamente, poco a poco.


Causas y Factores a tener en cuenta.

EDAD: El desgaste producido con los años y la dificultad cada vez mayor de la recuperación del tejido.
LA GENÉTICA: Parece que la artritis de las manos en las mujeres podría tener carácter hereditario. Debido a un gen llamado HLAP 27, que es determinante en la aparición de la enfermedad. Entre un 5 y un 10% de los afectados de artritis reumatoide tienen antecedentes familiares.
LA OBESIDAD: El sobrepeso daña las articulaciones, sobre todo de las caderas y de las rodillas.
LA SOBRECARGA: Debida a diferencias de tamaños entre las piernas, lo que provoca que una articulación cargue más que otra.
LAS LESIONES: Cualquier lesión que haya afectado a una articulación predispone a una artritis ya que la recuperación nunca es completa.
LA PROFESIÓN: Los profesionales que por su modo de trabajo esfuerzan su organismo, están más predispuestos ya que sobrecargan las articulaciones.
INFECCIÓN: Infección en otra zona del cuerpo (intestinal o del tracto sexual) al aparecer el Síndrome de Reiter.
LA HUMEDAD: El exceso de humedad en la zona donde el sujeto vive o trabaja.
LA ALIMENTACIÓN: El tipo de alimentación, rica en carnes o mariscos, que pueda producir ácido úrico, formando cristales en la artritis gotosa.
CAMBIOS HORMONALES: Estos pueden producir desequilibrios químicos en el organismo.
OTRAS CAUSAS: Causas desconocidas de la artritis reumatoide, la psoriasis y el lupus eritematoso.
La reumatología la reconoce como una enfermedad crónica que durará toda la vida del paciente, donde tendrá temporadas sin ningún dolor y otras donde precisará ayuda para poder mitigar las molestias.

 Cuando solo están afectadas una o dos articulaciones, el tratamiento que se aplica es la utilización de antiinflamatorios que no curan la enfermedad, tan sólo alivian el dolor y poseen efectos secundarios importantes.


Remedios naturales:

1. Comidas con ácidos grasos omega-3: frutos secos y semillas de chia.

Los ácidos grasos omega-3 disminuyen la producción de sustancias químicas que propagan la inflamación. Además, inhiben las enzimas que la provocan, también contienen vitamina D, que ayuda a prevenir la hinchazón y el dolor.

Una correcta dieta para la artritis debe contener al menos un gramo de omega-3 al día. Puedes tomar semillas de chia diariamente, también es recomendable añadir frutos secos a las ensaladas.

2. Aceite de oliva.

El aceite de oliva contiene oleocantal, una sustancia que bloquea a las enzimas que participan en la inflamación.. Basta con una cuchara sopera al día, en ensaladas, pan o vegetales.



3. Pimientos, cítricos y otros alimentos ricos en vitamina C.

La vitamina C protege el colágeno, principal componente de los cartílagos.


4. Nueces de Brasil.

Las nueces de Brasil son una importante fuente de selenio: 272 microgramos en sólo tres o cuatro nueces.
Un bajo nivel de selenio en el cuerpo podría estar relacionado con la artritis reumatoide. El mineral ayuda a los antioxidantes a limpiar los radicales libres que dañan las células, promueve la regulación de la glándula tiroides e, incluso, podría prevenir el cáncer.


5. Cebollas y puerros.
Los puerros y las cebollas contienen quercetina, un antioxidante que puede inhibir sustancias inflamatorias. Las manzanas, las coles y los tomates cherry también son ricos en quercetina. Basta con tomar, una ración de alguno de estos vegetales al día.


6. Té verde.

Los estudios muestran que ciertos componentes antioxidantes que tiene el té verde pueden disminuir la severidad de la artritis.

Es recomendable tomar tres o cuatro tazas de té verde al día, evitando las versiones descafeinadas, que no contienen algunos de los nutrientes beneficiosos de la infusión. No quita el dolor, pero lo hace más llevadero.

RECOMENDACIONES

1.- Alimentación adecuada rica en antioxidantes, alcalinizantes, depurativos, sedantes y antiinflamatorios naturales.

2.- Normas de comportamiento diario, donde el ejercicio regular y moderado es importantísimo.

3.- Aportes extraordinarios a base de suplementos naturales de:
Vitaminas: A, B1, B2, B3, B5, B6, B12, C, D, E, F, P.
Minerales: Azufre, Calcio, Cloro, Cobre, Fósforo, Germanio, Magnesio, Manganeso, Potasio, Selenio, Silicio, Zinc.
Aminoácidos: Arginina, Cisteína, Fenilalanina, Glutamina, Hidroxipolina, Histidina, Metionina, Prolina, Treonina.

Plantas y Complementos: Abedul, Aceite de borraja, Aceite de Casis, Aceite de onagra, Ajenjo, Ajo, Alfalfa, Alforfón, Árnica, Berro, Borraja, Cardamomo, Consuelda, Cúrcuma, Eufrasia, Glucosamina, Guaraná, Guayaba, Hamamelis, Harpagofito, Hiedra, Jengibre, Licopodio, Limón, Matricaria, Mostaza negra, Rábano rusticano, Rutina, Sulfato de condroitina, Sulfato de glucosamina, Tejocote, Tila, Trinitaria,Vid roja.


4.- Aplicación de sesiones de Hipertermia profunda para reducir la inflamación y regenerar tejidos dañados.


DEL DICCIONARIO DE ENFERMEDADES EMOCIONALES:

ARTRITIS.

Es una enfermedad reumática de las articulaciones, de naturaleza inflamatoria, que viene acompañada de todos los signos característicos de la inflamación (hinchazón, enrojecimiento, calor y dolor), los cuales se presentan en una o varias articulaciones. El dolor se siente independientemente de los movimientos que se hagan y hace sufrir al enfermo tanto durante el día como en la noche. Además, esta enfermedad produce rigidez en las articulaciones, con la consiguiente molestia para quien la padece.
-----Desde el punto de vista médico, hay diferentes tipos de artritis. La gravedad del problema nos indicará la gravedad del bloqueo emocional, mental y espiritual existente.
En general, la artritis se manifiesta en personas que son duras consigo mismas, que no se conceden el derecho a detenerse o a hacer lo que les gusta, y además les resulta difícil pedir lo que necesitan. Prefieren que los demás las conozcan lo suficiente para ofrecerles lo que precisan. Cuando los demás no responden a sus expectativas, se decepcionan y sienten amargura y rencor. Incluso pueden abrigar deseos de venganza, aun cuando se sientan impotentes. Esto les hace experimentar una ira que reprimen muy bien. Poseen un sentido crítico interno muy fuerte.
El lugar en el que se presenta la artritis indicará qué área de su vida es la afectada. Por ejemplo, si es en las articulaciones de las manos, le beneficiaría adoptar una actitud diferente al trabajar con ellas. Si necesita ayuda debe pedirla y no esperar a que los demás utilicen la telepatía o adivinen que desea que la ayuden.
Las personas que padecen artritis tienen un aspecto de docilidad, pero en realidad viven con una gran ira interna y rechazan profundamente este sentimiento. Al igual que la artritis, también las emociones nos paralizan, por lo que estas personas se beneficiarían si dejaran de acumularlas.
-----Si padeces artritis, revisa por qué te resulta tan difícil pedir lo que necesitas. Si es porque crees que haciendo lo que te gusta vas a exagerar y a volverte egoísta, te sugiero que revises si esto es cierto. También te ayudaría consultar la definición de la palabra "egoísta". Acepta la idea de que te puedes permitir decir "no" cuando no quieras realizar algunas tareas y, si te decides a llevarlas a cabo, debes hacerlas con placer y sin criticarte internamente.
Si te impones muchos deberes porque buscas reconocimiento, confiésalo y reconoce que lo haces por ti y no porque alguien te obligue. Concédete el derecho de buscar reconocimiento haciendo cosas para los demás. Si realizas tus tareas con alegría en lugar de criticarte mentalmente, la vida te parecerá más agradable y te volverás más flexible y ágil.

----Se define la artritis como la inflamación de una articulación. Puede afectar cada una de las partes del sistema locomotor humano: los huesos, los ligamentos, los tendones o los músculos. Se caracteriza por inflamación, rigidez muscular y dolor que corresponden, en el plano metafísico, a un cierre, crítica, pena, tristeza o ira.
----Simbólicamente hablando, la gracia y la libertad de movimiento son las principales cualidades, vinculadas a la articulación. Cuando se vuelve ésta inflexible, o cuando se endurece, la artritis está asociada a cierta forma de rigidez de mis pensamientos (pensamientos cristalizados), de mis actitudes o de mis comportamientos, de tal forma que todas las emociones profundas que debería expresar normalmente, lo son por la manifestación física de esta enfermedad.
Así, la artritis se produce si soy demasiado inflexible, demasiado exigente, testarudo, intolerante, muy moralista, criticón, restringido o demasiado orgulloso con relación a mí - mismo, a los demás o a las situaciones de mi existencia.
Un sentimiento de impotencia acompaña habitualmente el sufrimiento que me frena. Vivo el sentimiento particular de estar mal amado, de no estar amado y apreciado a mi justo valor, lo cual me trae mucha decepción y amargura frente a la vida y mal humor. Manifiesto entonces un espíritu excesivamente racional. Crítico con frecuencia todo o nada porque tengo miedo a la vida y siento frecuentemente una forma de inseguridad crónica.
Me siento explotado: hago acciones y pongo gestos más para complacer a los demás que por real voluntad e interés, de tal modo que digo “sí” por deber cuando, en verdad, es “no”.
Quizás haya vivido un traumatismo de infancia y me inhibo ahora mis emociones, sin admitir lo que sucedió (ocultación) porque “sufrí mucho en tal experiencia y me permito inconscientemente censurar y quejarme para que los demás puedan comprender hasta qué punto padecí”.  Esta manifestación se relaciona con el sacrificio de sí.

---La artritis también puede proceder del modo en que me trato o trato a los demás con relación a la crítica. La artritis también provoca una especie de acción retrógrada; tengo la sensación de volver atrás en el plano energético, como si se me indicara hacer algo más en una dirección diferente, en vez de ir hacia delante. Ya que mi miedo, mi débil valoración propia y mi rigidez hacen que se creen profundas emociones referentes al porqué, el cómo o a la dirección de mis movimientos en la vida, puedo tener el sentimiento de estar obligado, restringido, inmovilizado o encerrado. Entonces, sentiré una incapacidad a doblar (mi actitud), a ser mentalmente flexible o capaz de abdicar.

----La articulación artrítica me indica lo que vivo y me da más informaciones.
--Al nivel de las manos (dedos), la pregunta es: ¿Estoy realmente haciendo lo que deseo y lo que quiero hacer? ¿Mis propios asuntos están “bien entre mis manos”? ¿Hay gente a quienes ya no tengo el gusto de “dar la mano”? Mi libertad y mi espontaneidad en “manejar” lo que sucede en mi universo están limitadas por mi rigidez y mi dureza.

--A nivel de los codos: “Estoy inflexible a los cambios de direcciones por tomar en mi vida? Permito a los demás ser libres y expresar su pleno potencial?


--En las rodillas: Frente a quién o qué tengo la sensación de tener que arrodillarme y delante de quién o qué no quiero doblar? A partir de ahora, compruebo mis verdaderas intenciones con relación al amor. Debo cambiar mi modo de pensar y adoptar una nueva actitud frente a las situaciones de mi vida. Quedándome abierto al amor que está omnipresente (por todas partes) y expresándolo de modo más honesto, libre y espontáneo, mi corazón será radiante y respetaré a los demás tanto como a mí - mismo. Amistad, comprensión y perdón son ahora disponibles para mí.


Si se presenta artritis, necesariamente hay una impotencia – desvalorización en mi vida y la parte de mi cuerpo en cuestión refleja esa situación, mi cuerpo refleja el drama y dolor de lo que vivo. Por otro lado la persona que padece esto es muy crítica consigo misma y sobre todo con su síntoma.
Qué conflicto emocional se esta viviendo?

Si se presenta artritis, la gravedad o la velocidad con la que ésta se presente, dependerá de la gravedad del bloqueo emocional, mental y espiritual hacia la vida misma. Entre más duro sea la persona consigo misma , entre menos sienta que tiene derecho a hacer lo que le gusta o a ser como le gusta, menos sanara .

La parte del cuerpo que presenta la artritis, indicará qué área de la vida es la más afectada:
Si tengo artritis en las manos, estará relacionado con la actividad, que hago, con mi trabajo. Si mi artritis está en mis piernas, tendrá relación con mi avance en la vida. Si mi artritis está en mis rodillas, estará relacionado con la forma en que me obligo a ser, etc.

A continuación te presentaremos algunos síntomas en relación a conflictos en nuestra vida:

Artritis en Codos, Hombros o Rodillas:
Dificultad para manejar los cambios en la vida.
Dificultad para expresarme.
Rigidez en el carácter.
Inflexibilidad para mostrarme como realmente soy.
Necesidad de obligar a los demás.
Necesidad de juzgar y criticar a los demás.
Artritis en dedos:
Sensación de no ser amado.
Actitud de crítica.
Resentimiento
Deseo de castigar.
Acusación.
Sentirse víctima
Artritis reumatoide:
Fuerte crítica de la autoridad, nadie es mejor que yo.
Me impido ser imperfecto.
Me explotan.
Jamás debo mostrarme vulnerable.

En pocas palabras, toda artritis demuestra mi inflexibilidad ante la vida, ante las personas y ante las circunstancias. Expresa mi incapacidad para decir con palabras lo que en realidad quiero, pienso y siento.

Cómo libero esa emoción biológica?

Tomar en cuenta que la artritis esta en fase de reparación lo cual significa que la persona esta en proceso de sanación.
El problema radica que la persona al ver la parte de su cuerpo con artritis le genera impotencia y critica a esa parte de su cuerpo haciendo que se active el conflicto original de la artritis  impotencia por no poder hacer, actuar o mover. Por eso se dice que esta enfermedad tiene un conflicto auto prográmante, el que lo padece activa su enfermedad.
Acércate a descodificar tu síntoma y a reiniciar el camino a tu Sanación
MEMORIA EMOCIONAL

Es sorprendente comprobar cuando hay un padecimiento, que siempre le corresponde una emoción, o un reflejo de lo que la persona siente y piensa. Y es que el cuerpo es como un espejo de los sentimientos y pensamientos, y puede materializarlos en forma de malestares o enfermedades.

En la artritis es fácil leer un estado de tensión por la necesidad de la persona de querer controlar todo lo que ocurre a su alrededor y a las personas que la rodean. Hay personas que viven su vida como “supervisores” o “aduanales” de todo cuanto sucede, esto crea una tensión tremenda, porque siempre se está desconfiando de los demás. Se llega a creer que sólo nosotros tenemos la razón y que los demás tratarán a toda costa de burlar la vigilancia y eso nos mantiene en constante alerta, porque nuestra “misión” es evitar que los demás se equivoquen y decirles cómo deben hacer las cosas.

Desde luego que este estado de tensión o estrés no puede traer nada bueno, más que roces y conflictos con todas y cada una de las personas que nos rodean, además, que nadie nos hará caso y la vida seguirá con sus altas y sus bajas y las personas seguirán cometiendo errores o equivocaciones a pesar nuestro.

A las personas que sufren artritis en cualquiera de sus formas, se les recomienda confiar más en la vida y en las personas y aprender a “soltar” las riendas. Tomar conciencia de que no nos corresponde marcar el paso a los hijos o a la pareja en todos los actos cotidianos. Que hay que dejar que los demás actúen de acuerdo a su albedrío y que si se equivocan, ya vendrán a nosotros a pedir un consejo, pero mientras no lo soliciten, tenemos prohibido dar nuestra opinión.

Cuando se aprende a dejar fluir la vida a nuestro alrededor y a aprender a que sólo lo nuestro nos incumbe y que cada quien tiene derecho a tomar sus propias decisiones sin tener que escuchar nuestra opinión, habremos avanzado un mucho en la curación de la artritis.

La persona con artritis debe concentrarse solamente en pensar y hacer cosas placenteras, que realmente disfrute y le encante hacer. Debe tratar de relajarse para que sus articulaciones también lo hagan y entonces pueda moverse sin dolor.





http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

1 comentario: