Tratamientos naturales para la cistitis.




La cistitis consiste en una infección bacteriana ((Escherichia coli, Chlamydia trachomatis, estafilococos o estreptococos) del sistema urinario la cual es más frecuente en las mujeres (alrededor del 20 % de mujeres sufren al menos un episodio de cistitis en el transcurso de su vida) que en los hombres.

Esto es debido al hecho que la uretra femenina es más corta que la masculina y, por esa razón, las bacterias recorren una distancia menor desde la piel.


Entre los síntomas más comunes de la cistitis tenemos:

Micción muy frecuente
Dolores agudos y punzantes en el abdomen
Sensación de ardor o quemazón al orinar
Fiebre
Escalofríos
Malestar general en todo el cuerpo.

Las causas más frecuente de cistitis son:

Heridas en la uretra producidas por una relación sexual enérgica o prolongada.
Uso de métodos de control de natalidad (diafragma o las jaleas espermicidas).
Cambios hormonales del embarazo y la menopausia
Prostatitis
No orinar cuando se tiene la necesidad de hacerlo

REMEDIOS NATURALES.

-Tomar 1 cucharada de própoleo a diario, ya que es un antibiótico natural.

-Beber un vaso de agua con dos cucharaditas de vinagre de manzana y dos de miel pura con cada comida.

- Ingerir un vaso de agua con una cucharadita de bicarbonato de sodio dos veces al día.

- Tomar una infusión hecha con barbas de maíz. Para ello, se debe hervir tres cucharas de barbas de maíz en una taza de agua por 10 minutos.

- Tomar una infusión de perejil. Para su elaboración, se debe tomar dos cucharadas de perejil y hervirlo en una taza de agua por 10 minutos.

- Tomar un baño de asiento con agua templada a la que se añadirán unas gotas de aceite esencial de pino.

-Hervir 2 cucharadas de manzanilla y 3 dientes de ajo crudo en un litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego, dejar refrescar y colar. Realizar un lavado vaginal con esta preparación preferiblemente en la noche antes de dormir.







- El comer tres dientes de ajo al día.

-Tomar cuatro cucharaditas de raíz de malvavisco las cuales deben ser remojadas durante toda la noche en un cuarto de galón (un litro) de agua. Se debe beber durante el día.


-Verter una taza de agua hirviendo sobre un puñado de hojas de abedul. Dejar reposar diez minutos. Tomar una taza tres veces al día.

-Elaborar una infusión a base de bayas de enebro levemente molidas. Beber una taza por la mañana y otra por la noche.


-Lavar medio kilo de cerezas sin extraerles el rabito y poner al baño maría. Cocer hasta que estén muy blandas y, con una cuchara de madera, aplastar ligeramente, A continuación extraer algunos huesos, se rompen y vuelve a introducir en el recipiente. Continuar hirviendo hasta que se conviertan en una pulpa. Filtrar el resultante hasta la última gota de jugo y mezclar, en una cacerola, con250 gramos de azúcar de caña sin retinar. Volver a llevarlo a ebullición hasta obtener la consistencia de un jarabe. Guardar en un recipiente seco y lo tapar herméticamente. Tomar una cucharada diariamente cuando se sufre de cistitis.

-Combinar a partes iguales estigmas de maíz, hojas de gayuba, y malva. Colocar 1 cucharada de la mezcla en una taza de agua. Hervir durante 3 minutos, dejar reposar y filtrar. Endulzar con miel y tomar hasta 3 tazas diarias, acompañando de un consumo abundante de agua.

-Combinar a partes iguales bolsa de pastor, con cola de caballo y ortiga verde. Mezclar cuatro cucharadas de la mezcla en un litro de agua. Hervir 5 minutos y dejar 10 más en reposo. Beber a pequeñas dosis durante todo el día, la primera toma en ayunas y el resto después de haber comido algo.

-Hervir dos puñados de brezo en un litro de agua durante unos 5 minutos. Dejar reposar y colar. Verter en un recipiente suficientemente ancho como para poder realizar un baño de asiento con esta preparación. Realizar estos baños por la mañana o antes de dormir durante 5 minutos.

-Lavar y partir en pedazos 125 g de germinado fresco de alfalfa, 1/4 de pimentón verde y 3 ramitas frescas de poleo. Lavar, pelar, extraer las semillas y partir 4 tomates rojos. Licuar todos los ingredientes en un vaso de agua, colar y beber media hora antes del desayuno hasta lograr mejoría.

-Agregar 1 taza de cebada a un cazo con agua hirviendo y tapar. Después, adicionar la corteza de un limón y hervir la mezcla a fuego lento hasta que la cebada se ablande. Colar todo y reservar el líquido para tomarlo a lo largo del día a pequeños sorbos.

-Tomar tres vasos de jugo de arándanos ácidos al día, ya que esta fruta contienen una sustancia que impide a las bacterias fijarse en las paredes de las vías urinarias y, por ello, son fácilmente expulsadas del organismo con la orina.

-Preparar un caldo con 3 ó 4 cebollas en 1 litro de agua y beberlo a lo largo del día.

-Rallar 3 rábanos picantes y hervirlos con semillas de mostaza en un litro de agua durante 10 minutos. Tomar este jugo a lo largo del día.

RECOMENDACIONES:

Tomar muchos líquidos. Es necesario, ante la primera señal de infección, tomar, por lo menos, un vaso de agua cada hora. Con lo cual se limpia la vejiga y se expulsa las bacterias que podrían estar ocasionando la cistitis.

No esperar demasiado si siente la necesidad de orinar. La vejiga se debilita por el hecho de tener que extenderse para aumentar su capacidad y darle espacio al exceso de orina.

Debido a ese debilitamiento, la vejiga notiene la fuerza suficiente para expulsar la orina haciendo que los gérmenes y las bacterias queden en el sistema urinario.

Aplicar calor Es recomendable aplicar una compresa caliente para aliviar el dolor en el bajo abdomen.

Tomar un baño de asiento. Si tiene mucha sensación de quemazón, un baño caliente de asiento puede calmar el dolor. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deben tomar este tipo de baños por períodos largos, ya que puede causar defectos de nacimiento o abortos espontáneos.


Usar ropa interior de algodón.

Evitar las bebidas alcohólicas. El alcohol es un irritante de las vías urinarias. Por ello, se debe evitarse durante una infección en la vejiga.



CISTITIS A REPETICION Y SU COMPONENTE EMOCIONAL

ORINA-

La orina representa mis viejas emociones las cuales ya no necesito y que elimino de mi sistema.

Una inflamación de la vejiga o del conducto urinario (cistitis) provoca dolor cuando orino (incluso en pequeña cantidad).

Esto es más frecuente en las mujeres jóvenes, los diabéticos, las mujeres embarazadas.

Tratándose de una infección, esto implica que esta dolencia se vincula frecuentemente a ira acumulada.

También puede ser resentimiento, irritación o cualquier otro sentimiento ardiente que afecta nuevos aspectos de mí – mismo o de mis relaciones personales.

Como en el caso de una vaginitis (o leucorrea), puedo vivir un sentimiento de frustración con relación a mis relaciones sexuales. Al estar en comunicación mi sistema urinario y mi sistema reproductor, uno puede afectar al otro.

Puede que mis relaciones sexuales funcionen admirablemente bien y que no entienda el porqué viviría yo frustración.

Precisamente porque todo va bien, puede que me pregunte “¿porqué esperé tantos años para tener relaciones sexuales satisfactorias?” De aquí pueden proceder mi frustración y mi enfado no expresados.

También, por ejemplo, una cistitis puede manifestarse después de una separación.

Al no haber sido capaz de expresar mis emociones negativas, afloran miedos así como conflictos interiores con relación a lo que será de mí.

Teniendo grandes esperas por colmar, culpo a la gente que me rodea de este vacío y, la mayoría de las veces, a mi cónyuge en primer lugar. Paso de frustración en frustración porque dejo a los demás la responsabilidad de mi bienestar.

Es pues tiempo de asumirme, de aceptar amorosamente la responsabilidad de mi vida. Tomo la decisión de seguir adelante, estoy renaciendo, independientemente de las relaciones presentes y anteriores.


CISTITIS-

La cistitis es una inflamación de la vejiga. Ciertos acontecimientos o ciertas situaciones me llevan a retener mi irritación y mis frustraciones. Estoy tan preocupado en mis esperas que mi vejiga se inflama.

Vivo un estado de gran presión.

Tomo consciencia de que es esencial soltar para liberarme de ellas porque, reteniéndome, bloqueo mi energía sólo porque tengo miedo.

El disgusto frente a los acontecimientos, el cual produce una tensión nerviosa, inflamará mi vejiga.

Acepto amorosamente vivir el instante presente al máximo y comprendo que siendo abierto, me permito saborear maravillosas experiencias.

El Gran Diccionario de Enfermedades y Dolencias, de Jacques Martel, Editions Quintessence.







 http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

1 comentario:

  1. Gracias por la información y las recomendaciones .
    Me viene muy bien ya que estoy padeciendo cistitis, no solo es doloroso, también muy molesta .
    Saludos
    Norma Méndez

    ResponderEliminar