Los ejercicios secretos de los monjes taoístas.





Kim Tawm Chi Kung.

Los ejercicios secretos de los monjes taoístas.


Serie de doce ejercicios de práctica diaria, al amanecer, orientado hacia el Este

Ejercicio nº 1 “Crujir de dientes”

Sentado, con las piernas cruzadas y el tronco erguido. Espire profundamente por la boca, tres veces consecutivas, y luego procure encontrar el vacío mental. Chasque las mandíbulas treinta y seis veces, haciendo ruido. Enlace con el ejercicio 2.



Ejercicio nº 2 “Tragar la saliva”

Con la boca cerrada, remueva la lengua a derecha y a izquierda, hacia arriba y hacia abajo, para acumular saliva, emitiendo cierto sonido de gorgoteo. Divida la saliva en tres partes. Tráguese cada parte con fuerza y rápidamente, como si se tragara algo amargo. Enlace con el ejercicio 3.



Ejercicio nº 3 “Aseo en seco”

Siéntese con el cuerpo erguido.

Frótese las palmas de las manos una contra otra, hasta que las sienta muy calientes.

Aplique enseguida, y sucesivamente, las palmas sobre las partes siguientes:

– Sobre la frente, busque el contacto cubital de las manos; deslícelas hasta la parte trasera de la cabeza, volviendo a la posición de partida, para realizar el movimiento tres veces consecutivas.

– Sobre los ojos, frótese hasta la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre las mejillas, frótese hasta la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre la nariz, frótese hacia la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre la boca, frótese hasta la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre el mentón, frótese hacia la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre el cuello, frótese -por debajo de las orejas- hasta la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre la nuca, frótese hacia la parte posterior de la cabeza, tres veces.

– Sobre las orejas, frótese hasta la parte posterior de la cabeza, tres veces.

Durante este ejercicio, hay que frotar las palmas de las manos cada vez que se enfríen.



Ejercicio nº 4 “Tamborilear”


Siga sentado con el cuerpo erguido. Tápese las orejas con las palmas de las manos, y los dedos dirigidos hacia el occipucio, con los extremos de los corazones uniéndose en la base del hueso occipital. El índice de cada mano, doblado y apoyado firmemente sobre el dedo corazón. Acentúe la presión de los índices para hacer que resbalen, con el propósito de que golpeen simultánea y secamente en la base del occipucio.

Repita treinta y seis veces este movimiento.


 



Ejercicio nº 5 “Masaje en la médula espinal”


Con la palma de la mano izquierda frótese la zona alta y media del cuello, treinta y seis veces. La mano se ha de desplazar lateralmente, efectuando un movimiento de vaivén.

Repita el ejercicio con la mano derecha.



Ejercicio nº 6 “Rotación del tronco celeste”


Siéntese con las piernas cruzadas y el tronco erguido. Ponga la mano izquierda sobre el hombro derecho; la mano derecha sobre el hombro izquierdo.

Lentamente, gire el tronco hacia la izquierda, después hacia la derecha, siete veces hacia cada lado.



Ejercicio nº 7 “Sostener el cielo”

De pie, con el cuerpo derecho, levante los brazos verticalmente, con los puños cerrados. Inspire por la nariz, inclinando simultáneamente la cabeza y el tronco hacia atrás. Cuando llegue al final de la inspiración, espire soltando rápidamente hacia adelante el cuerpo y los brazos, cogiendo las rodillas con las manos.

Repita este ejercicio tres veces.



Ejercicio nº 8 “Tensar el arco”

Siéntese con las piernas cruzadas y el tronco erguido. Extienda ambos brazos, paralelamente hacia adelante, los puños cerrados y los índices levantados hacia el cielo.

Gire el tronco hacia la izquierda, los brazos extendidos seguirán el movimiento. Fije la mirada en el índice izquierdo. Lleve la mano derecha (puño cerrado, pulgar hacia arriba) en dirección a la derecha, como cuando se tensa la cuerda de un arco para tirar una flecha. Durante todo el movimiento, la cabeza mirará siempre hacia el índice izquierdo.

Vuelva a la posición inicial y ejecute de nuevo el movimiento hacia el lado opuesto.

Haga el ejercicio siete veces hacia cada lado.



Ejercicio nº 9 “Masaje en el ombligo”

De pie con el cuerpo derecho, coloque su mano izquierda sobre los genitales. La mano derecha dará masaje al abdomen, describiendo un movimiento circular alrededor del ombligo, treinta y seis veces.

Invierta la posición de las manos, y dé masaje de nuevo, treinta y seis veces.

Ejercicio nº 10 “Masaje en los riñones”
Siéntese y mantenga el tronco erguido. Frote las palmas de sus manos hasta que estén calientes.

Aplique las manos sobre los riñones, dando masaje enérgico treinta y seis veces, de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba.



Ejercicio nº 11 “Masaje de Iong-Tsiuann”

Siga sentado y con el tronco derecho. Con la mano izquierda sujetará el pie izquierdo. Con la mano derecha dará enérgico masaje en la parte anterior de la planta del pie, treinta y seis veces, donde se encuentra el punto de acupuntura “iong-tsiuann”, primer punto en el meridiano de los riñones.

Ejecute el mismo masaje en la planta del otro pie, treinta y seis veces.



Ejercicio nº 12 “Masaje en la columna vertebral”


Con el tronco erguido, seguirá sentado. Frote las palmas de sus manos, una contra otra, hasta que estén muy calientes. Únalas en la columna vertebral, dando enérgico masaje, treinta y seis veces, desde la cintura hasta el cócix.


http://litrus.net/






SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario