LA ANOREXIA Y BULIMIA






Hoy en día la “Anorexia y Bulimia” son dos enfermedades que están acabando con nuestras y aún nuestros jóvenes a muy temprana edad. ¿Qué pasa dentro de su interior que los lleva  a estos extremos?



 ANOREXIA



Pérdida de apetito, inapetencia o anorexia

Esta situación ocurre cuando existe cierta reducción en el deseo de consumir alimento, más o menos marcada, que se prolonga durante el tiempo sin tomar en cuenta las necesidades calóricas básicas que requiere el organismo para funcionar adecuadamente

Las causas más frecuentes son de tipo nervioso o emocional como:


Nerviosismo
Soledad
Estrés
Cansancio
Aburrimiento
Agotamiento
Ansiedad
Pérdida de un ser querido.
Depresión

Otras causas están relacionadas con enfermedades como:

Anemia
Problemas de tipo digestivo
Infecciones agudas y crónicas
VIH
Embarazo (primer trimestre)
Cáncer
Hipertiroidismo
Consumo de algunos fármacos quimioterapéuticos
Entre los síntomas podemos mencionar

Desgano
Indiferencia
Repugnancia hacia toda comida
Debido a la falta de apetito, aparece un progresivo debilitamiento, falta de energías y desnutrición.


Remedios populares

1: Preparar un jugo de tomate. Para ello, se debe lava, pelar y exprimen los tomates. Después se cuela las pepitas. Se le puede añadir azúcar al gusto. Tomar un vaso diario preferiblemente por la mañana.

2: Elaborar una ensalada de lechuga la cual deberá ser tomada como primer plato, antes que cualquier otro que se consuma, ya sea en el almuerzo o en la cena. La lechuga se recomienda en los casos de pérdida de apetito debido a que ayuda a incrementar las ganas de comer.

3: Hervir una cucharada de agrimonia en una taza de agua durante 10 minutos. Tomar la taza deesta infusión 20 minutos antes de la comida principal para estimular el apetito. No se debe usar si se tiene problemas de estreñimiento.

4: Mezclar el jugo de tres limones grandes en una taza de agua caliente media hora antes de cada comida.

5: Elaborar una infusión de menta. Para ello se debe hervir, por 10 minutos, una taza de agua y se agrega dos cucharadas de hojas de menta. Se retira del fuego y se deja enfriar. Se toma tres tazas al día; una antes de cada comida. La menta estimula el centro del apetito situado en el cerebro.

6: Tomar jugo de fresas para lo cual se debe licuar un puñado de fresas y luego se le agrega una taza de agua o de leche. Se toma preferiblemente durante el desayuno.

7: Agregar en la elaboración de los alimentos una cucharada de estragón bien picado o molido.

Comer un diente de ajo crudo en las comidas, ya que éste contiene propiedades que estimulan el sistema digestivo y aumenta el apetito.

9: Combinar canela, poleo, manzanilla, menta y melisa, a partesiguales. Escaldar en 1/4 de litro de agua una cucharada de la mezcla por taza. Dejar que repose unos 10 minutos y colar. Tomar una taza antes de las comidas principales.

10: Hervir dos cucharadas de llantén, una corteza de sauce blanco, un puñado de perejil y la pulpa de tres fresas en medio litro de agua durante 10 minutos. Colar y agregar media cucharadita de miel. Tomar tres tazas al día.

11: Colocar 3 hojas de laurel en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y colar. Tomar a diario.

12: Verter 2 cucharadas de centaura menor en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar reposar durante 20 minutos. Tomar una taza antes de cada comida.

13: Hervir 200 g. de raíz de ácoro en medio litro de agua duante 5 minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Añadir en el agua del baño.

14: Agregar 1 cucharadita de achicoria por taza de agua. Beber media hora antes de cada comida principal.

15: Hervir un puñado de la raíz de genciana en medio litro de agua durante 10 minutos. Dejar en reposo durante 15 minutos y tomar una taza media hora antes de cada comida.

16: Beber jugo de piña, sin azúcar, en pequeñas cantidades, 1 ó 2 horas antes de las comidas.

.
17: Chupar, dos horas antes de las comidas, una naranja mediana.



Recomendaciones

Distribuir la comida. Muchas personas con falta de apetito reaccionan negativamente cuando ven una comida abundante. Sin embargo, si se les presenta un plato más reducido y se le distribuyen las comidas al día en un mayor número de tomas, pueden sentir más disposición para comer.

No tomar líquidos justo antes de comer o en las comidas. Si se toma líquidos, se llena el estómago con ellos y luego puede que la persona pierda el apetito.

Hacer ejercicio. Caminar moderadamente (por 30 minutos al día) es un ejercicio recomendado para aumentar el apetito. Sin embargo, se debe evitar los ejercicios muy exigentes, más si la persona se encuentra débil o desnutrida por su inapetencia.



Conflictos emocionales de la anorexia…

Frecuentemente relacionada con una estima de sí muy baja y al deseo inconsciente de querer desaparecer, negación de la propia vida. La relación que se tiene con el alimento, simboliza a la madre.
Madre tóxica, mamá fría, separación con mamá…

La anorexia es un trastorno alimentario que implica limitar la cantidad de alimento que se come. 
Ocasiona inanición, incapacidad de permanecer en el peso ideal mínimo normal para la edad y la estatura. 
Hay un miedo enorme a aumentar de peso, hay una autoagresión importante.

Conflicto: Hay una relación tóxica con la madre. Real o imaginario es lo mismo, pero la persona que sufre esta patología lo vive así. 
Puede ser muy inconsciente y en la mayoría de los casos encontramos un fuerte peso Transgeneracional.
Conflicto con la identidad. Solución: No comer.

Ejemplo: Dos gemelas, una con anorexia. Cuando nacieron, el padre entró en depresión y la madre estaba muy pendiente del padre. Las niñas eran como un peso, un paquete y las llevaban con la abuela cuando tenían que ingresar al padre, la niña asoció que lo que la madre le daba era tóxico y no podía comer lo que le daba la madre. Había una relación de amor-odio. La anorexia también tiene que ver con la calidez de la mamá, imprescindible para un niño.
También hablamos de amor incomprendido. Si se trata al niño con amor, da igual lo que se haga o diga, si es con amor el niño lo va a captar así. Por ejemplo, una reprimenda significará que se preocupan por mí poniéndome estos límites.
Resentir: “Mi mamá me da comida/ afecto tóxica”,“Mi mamá controla mi vida, mi espacio, mi identidad”. “Rechazo a mi madre” “Rechazo el amor, el afecto de mi madre”.

ANOREXIA NERVIOSA

Mujeres que no quieren ser mujer, repudio a la feminidad y a la sexualidad. Miedo al sexo, a la proximidad y al calor. Egocentrismo encubierto, ansían atención y la consiguen por medio de la enfermedad. Tienen que hacer consciente su deseo de amor, sexo y egocentrismo.
Conflicto con la identidad.
Solución: No comer. 


COMER/MORIR: Anorexia, comer es peligroso, alimento tóxico. Conflicto de muchas chicas con su madre. Mamá = a comida tóxica
Tanto la anorexia como la bulimia expresan una negación de la propia vida, y son una forma extrema de odio hacia uno mismo. La comida es alimento en el nivel más básico.

¿Por qué te niegas el alimento? ¿Por qué quieres morir? ¿Qué pasa en tu vida, que sea tan terrible como para que quieras abandonarla?

Cuando te odias a ti mismo, en realidad odias una idea que tienes de ti mismo. Y las ideas se pueden cambiar. ¿Qué hay en ti que sea tan terrible? ¿Te criaste en una familia que criticaba continuamente tu comportamiento? ¿O eran tus maestros quienes lo criticaban? ¿te dijeron que así, tal como eras, “no servías”? Con demasiada frecuencia procuramos hallar razones “comprensibles” que nos digan por qué no nos quieren ni nos aceptan tal como somos.

“Gracias” a la obsesión de la industria de la moda con la esbeltez, muchas mujeres que se repiten continuamente a sí mismas: “¿Qué sentido tiene, si con este cuerpo no sirvo para…?”. ¡Concentran el odio en su propio cuerpo. En un nivel están diciendo que si fueran más delgadas, entonces las amarían, pero eso no funciona. Nada funciona desde fuera. La clave es la aprobación y la aceptación de uno mismo.
Hay una sensación de amor y un afecto insatisfecho. Necesidad de un alimento emocional. Necesidad de que te acepten los demás.



BULIMIA


La bulimia es un desorden alimenticio que afecta generalmente a mujeres en la adolescencia y al comienzo de la edad adulta.
Este comportamiento consiste en la ingesta compulsiva de grandescantidades de alimentos ricos en calorías (mediante atracones a escondidas) para luego eliminarlos del organismo con purgas como vómitos autoinducidos, laxantes, diuréticos, enemas, ayunos desordenados y, en algunos casos, la práctica de ejercicios excesivos e incontrolados.

La bulimia es causada por la ansiedad y preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico.

Muchas veces resulta difícil detectar la persona que sufre de bulimia, ya que, a diferencia de los anoréxicos cuyo problema de falta de peso se hace evidente, por lo general, la bulimia no se asocia a una modificación importante del peso corporal como para suponer un signo de alarma e incluso come sin problemas cuando se encuentra con otras personas.

Sin embargo, existen conductas evidentes asociadas a este trastorno como son:

Preocupación obsesiva por la comida
Miedo excesivo e incontrolado de engordar.
Desaparición inexplicable de grandes cantidades de alimentos
Constante idas al baño después de las comidas
Insatisfacción con respecto a su propio cuerpo
Desmedido afán de perfeccionamiento
Frustración y depresión (al no lograr sus expectativas)
Cambios frecuentes de ánimos.
En cuanto a los signos físicos que presentan las personas con bulimia, se puede apreciar, al inicio, erosiones en el esmalte dental, caries, inflamación en las encías y en la lengua y faringitis debido a la acidez del vómito, piel arrugada por la deshidratación, estreñimiento, problemas digestivos y debilidad muscular a causa del desequilibrio producido por la pérdida de minerales esenciales en la diarrea.

Luego, a medida que avanza este trastorno, la persona pueden desarrollar complicaciones médicas importantes como son: Colon irritable, hernia de hiato, y riesgo de apendicitis (por el abuso de laxantes), perforación del esófago; alteraciones metabólicas como descenso de glucosa, o alteraciones de los iones en sangre, alteraciones renales (por el exceso de diuréticos).y cardiacas como arritmias que, de no ser tratados a tiempo, pueden tener consecuencias fatales


Remedios populares

Como la bulimia está relacionada con estados de ansiedad y depresión, se recomienda la ingesta de los siguientes remedios naturales.

A elegir :

1: Verter 1 cucharada de la melisa seca en una taza de agua hirviendo. Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar 1 taza durante varios días para controlar la ansiedad.

2: Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de hipérico o hierba de San Juan en 1 taza de agua. Retirar del fuego y refrescar. Tomar 1 taza cuando se sienta depresivo.

3: Hervir 1 cucharada de flores secas de tila en 1 taza de agua durante 5 minutos. Beber 3 tazas al día dependiendo del estado anímico.

4: Verter 1 cucharada de valeriana en una taza de agua hirviendo. Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar 1 ó 2 tazas al día para controlar la ansiedad.



Recomendaciones

Procurar la detección e intervención tempranas, ya que de esta forma se reduce la gravedad de los síntomas y mejora la calidad de vida.

Evitar el consumo de comida chatarra, productos que contengan abundantes almidones pesados, harina blanca y con azúcar.

Realizar cinco comidas al día en lugar de tres, pero en pequeñas porciones, ya que al comer con más frecuencia se puede ayudar a controlar tanto las sensaciones de llenura como de hambre.

Tener siempre alimentos saludables como frutas cerca por si se siente deseos de comer.

Identificar patrones que empujan a comer convulsivamente como situaciones e incluso personas para evitarlos.

Tomar control de la vida y no permitir que algo (comida) lo controle.

Evitar situaciones de estrés, depresión o ansiedad mediante la práctica de deporte con moderación, meditación, ejercicios de respiración profunda, yoga y visualización.





Debido a que la bulimia ataca principalmente a los adolescentes, se les recomienda a los padres:

Mantener una relación estrecha con el hijo o hija adolescente, ya que la falta de comunicación, según los expertos, es un factor de riesgo de este trastorno.

Evitar dar excesiva importancia a las dietas y al peso, ya que unos padres obsesionados por el peso o por la imagen no son el mejor ejemplo para un adolescente.

Hacer que el hijo o hija comprenda y acepte su cuerpo y los cambios que está experimentando a raíz de la adolescencia.

Establecer unos hábitos alimentarios adecuados en el hogar para evitar la bulimia como los siguientes:

No dejar que el hijo ingiera los alimentos solo viendo la televisión y eligiendo las comidas que más les apetecen
Establecer un horario fijo de comidas
Hacer hincapié en el desayuno, ya que existen estudios que demuestran que saltarse esta comida aumenta el riesgo de padecer 

ASPECTO EMOCIONAL DE LA BULIMIA


Alimento físico = alimento emocional. Querer colmar un vacío afectivo.
Conflicto: Madre tóxica.
Resentir: “Quiero seguridad de mamá y lo que me da es angustia e inseguridad.” “Lo que me da mamá es lo que no quiero” (por eso lo vuelvo a sacar)” “Me gustaría que el afecto que me da mi madre fuese diferente”.

Como en la anorexia, el alimento es un símbolo de la madre. Mamá tóxica, mamá fría, separación con mamá… Si los niños (particularmente las niñas) toman leche tóxica pueden tener de mayores estas patologías. Leche tóxica son las emociones de la madre, que influyen en la lactancia, de manera que si la madre tiene emociones tóxicas, puede dar “comida tóxica” al niño. La leche se agria de verdad si el conflicto de la madre es muy grande. Se come en exceso y luego se entra en vómitos.

También hay una relación difícil con la madre, aquí la separación es más importante. Búsqueda de buen alimento afectivo, que puede que se haya tenido por algún tiempo y luego se haya perdido (como un destete brutal, o que se muera alguien muy cercano a la mamá, está entre en duelo y desteta al niño. Cuando se da el pecho a un niño y la madre queda de nuevo embarazada de nuevo, desteta al niño, pero es el segundo el que va a tener bulimia, porqué la mamá no lo alimenta de buena gana, pues siente que ha tenido que abandonar al primero para alimentar al segundo y le está dando a este lo que tantas ganas tenia de dar al primero.

El niño siente que la madre no le está dando alimento cálido.

Un niño pequeño que no quiere comer siempre es un conflicto con mamá (mamá tóxica).


BULIMIA NERVIOSA

Esta enfermad está causada por una necesidad de vivir, ser amado y recibir “alimento emocional”. Hay una sensación de vacío que estás intentando llenar desesperadamente. Puede que te sientas inseguro y con miedo a la perdida. Aprende a amarte tal como eres, te será más fácil aceptar el amor de otros, porque lo mereces. Date cuenta que hay una fuente sin límites de amor y alimento espiritual – y está dentro de ti.

Lo que busca la persona bulímica es protección. Y ¿qué hace?, comer, porque comida es igual a madre, “…tomo la comida que no me da mi madre…”. Al revés de la anoréxica que es “no me gusta mamá,…la comida de mamá es tóxica, por lo tanto no como,…”.

El resentir es un resentir de asco y de miedo.

Por ejemplo, hay mujeres que al mirarse al espejo se encuentran muy gordas y se dicen me doy asco, y en este momento pueden bloquear el glucagón y generan hipoglucemia y esto hace que tengan hambre y empiezan a comer. Se dicen: “me doy asco de comer de esta manera” y en este caso pueden provocarse vómitos y caer en bulimia


http://blogs.infobae.com/

www.memoriaemocional.com



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario