FASCITIS PLANTAR.




La fascitis plantar es una irritación e hinchazón del tejido grueso de la planta del pie. Es una lesión que suele causar dolor crónico en los pies si no se trata a tiempo.

La fascia plantar es una banda de tejido similar a un tendón ubicada debajo del pie, que sirve de unión entre el talón y la base de los dedos para formar el arco del pie uniendo ambos extremos.
El síntoma más común de la fascitis es el dolor localizado en el área de carga de peso del talón y en el arco de los pies. Normalmente, es más acusado al dar los primeros pasos al levantarse de la cama y suele ir disminuyendo a medida que la fascia “se calienta”, volviendo a aparecer tras un periodo de descanso.

El mejor tratamiento es la prevención:

- Ejercicios de amplitud de movimiento para mantener la fortaleza y la flexibilidad de la zona.
- Preocuparse por mantener buena postura.
- Utilizar en todo momento calzado adecuado, sobre todo para entrenar

Los ejercicios de estiramiento para la fascitis plantar puede ayudar a reducir la tensión y curar la zona.


La fascitis plantar es una condición donde los talones y parte posterior de la planta de los pies sufren dolor e hinchazón. Cuando los ligamentos fibrosos fascia plantares, que se encuentran en la parte inferior del pie, sufren rupturas en el tejido, se provoca la inflamación y el dolor. El hueso del talón, también conocido como el calcáneo, se inserta en la fascia donde este dolor se manifiesta. La inflamación se da desde la parte inferior del pie, donde comienza el talón hasta la punta del pie (arco del pie).





Causas de la fascitis:

* Aumento de las actividades físicas o deportivas.
* Rigidez en los pies.
* Correr, caminar, estar de pie o saltar sobre superficies duras o irregulares.
* Calzado incómodo.
* Embarazo o sobrepeso.
* Proceso normal de envejecimiento.

Cada vez que comienza a sentir un poco de rigidez, dolor o inflamación en el talón, no pase por alto los síntomas.
Tal vez su trabajo requiere estar siempre de pie y / o caminar mucho tiempo, y esto puede causar la tensión en el talón.




PARA DISMIMUIR LOS SÍNTOMAS:





Ejercicio 1:
Pasar una toalla por la parte central de la planta del pie. Sujetar ambos extremos de la toalla con cada mano y lentamente atraerla hacia sí. Mantener las rodillas rectas tirando de los extremos de la toalla. Mantener esta posición durante casi 15 segundos y relajar. Repetir el ejercicio por lo menos 2-4 veces con cada pie.

Ejercicio 2:
El siguiente ejercicio estirará los músculos de la pantorrilla, mientras que el fortalecimiento de la pierna y tendón de Aquiles (tendón calcáneo). Pararse frente a una pared y coloque las manos sobre ella al nivel del hombro. Llevar el pie derecho hacia atrás y colocarlo exactamente detrás del pie izquierdo. Mantener los pies bien apoyados en el suelo. Doblar la rodillas hasta sentir el estiramiento en la pierna. Mantener esta posición durante casi 30 segundos y relajar. Realizar el ejercicio por lo menos 4 veces con cada pie.

Ejercicio 3:
Sentarse en una silla y rodar un balón pequeño sobre el arco del pie. Realizarlo por lo menos 2-3 veces por día.

Puede también hacerlo de pie.











SAIKU



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario