COMO REDUCIR LOS EFECTOS ADVERSOS DE LA QUIMIO Y LA RADIOTERAPIA.






Las reacciones provocadas por la quimioterapia se deben a los efectos de los fármacos que componen la terapia, siendo agresiva para nuestro organismo.
Los fármacos encargados de combatir el cáncer actúan también sobre las células sanas de nuestro organismo.
No todas las personas que padecen un cáncer y están en tratamiento con quimioterapia tienen los mismos efectos secundarios, varía de una persona a otra.

Los síntomas secundarios de la quimioterapia son variables, pero los más comunes son:

- Generalmente la hepatotoxicidad y la nefrotoxicidad.
-  El síndrome de lisis tumoral.
-  La disminución de los factores de coagulación.

Fatiga: es un estado de cansancio y falta de energía prolongada por efecto de la destrucción celular, debido a la quimioterapia.
Náuseas y Vómitos: en algunas personas se tiende a provocar náuseas como reacción secundaria a la quimioterapia.
Perdida del cabello: también es un efecto secundario a tener en cuenta ya que afecta mucho a la parte psicológica de la persona.
Dolor: los fármacos implicados en la quimioterapia pueden afectar a los nervios, por lo que hay veces que provocan quemazón, entumecimiento, hormigueo en las puntas de los dedos de los pies y manos. También puede provocar dolor de cabeza, dolor muscular, o abdominal.
Anemia: la anemia es provocada porque la quimioterapia ataca a todas las células del organismo, lo que incluye los glóbulos rojos que son los responsables de aportar oxígeno gracias al hierro que contiene la hemoglobina (componente de la sangre)
Infecciones: - la quimioterapia también destruye de nuestro organismo los glóbulos blancos encargados de nuestras defensas, con lo cual se tiene más posibilidades de contraer enfermedades infecciosas.
Problemas de coagulación: las plaquetas son las encargadas de nuestra cicatrización y coagulación, con lo que las personas que padecen cáncer y están en tratamiento con quimioterapia tienen tendencia hacerse hematomas y sangrar más de lo normal con cualquier corte.
Otros:
-  cardiotoxicidad,
- diarrea o estreñimiento,
- problemas gastrointestinales,
- hipersensibilidad en la piel,
- dificultad para tragar,
- inflamación de los tejidos de la boca y esófago,
- retención de líquidos,
- afectación de órganos por sobrecarga funcional.

Remedios para evitar los efectos secundarios de la quimioterapia

Fitoterapia.

- Se debe de depurar y regenerar el hígado, para esto se recomienda tomar diariamente 30 gotas del extracto de cardo mariano, una vez en la mañana después del desayuno y otra antes de acostarse.

- Beber abundante agua, mínimo 2 litros diariamente, para eliminar las toxinas, también dejar remojar en esta cantidad de agua una hoja de sábila (sin mucosidad) y beberla durante todo el día.

- Preparar una infusión con dos tazas de agua, una rama de menta, dos hojas de zarzamora, todo estos ingredientes se dejan hervir y al retirar del fuego agregar el zumo de medio limón y beber en ayunas.

- Alcachofera: es una planta ideal para limpiar el hígado, que es un órgano que queda muy afectado en la quimioterapia.
- Uña de Gato: esta planta esta indicada como protectora anticancerígena, incrementa las defensas a la vez que aumentando la energía.
- Diente de León: ideal para las buenas digestiones, así como también trata la Vesícula Biliar e Hígado.
- Cola de Caballo: para la retención de líquidos, vigilando la hipotensión ya que baja la tensión arterial.
- Corteza de limón: ideal para las náuseas y vómitos.
- Melisa: es una de las plantas medicinales más eficaz para las náuseas de la quimioterapia.
- Jengibre: esta especia es uno de los remedios más utilizados para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia (en infusión dos veces al día y como condimento en las comidas)


Terapia Ortomolecular

Hay muchos nutrientes que también pueden ayudarnos a compensar o paliar los efectos secundarios de la quimioterapia.

Vitaminas A, C, E, Selenio y Zinc: por su efecto antioxidante ayudan a sobrellevar mucho mejor los efectos de la quimioterapia.
Los aceites Omega 3.6.9 favorecen la regeneración de los tejidos y son antiinflamatorios naturales, así como su propiedad de analgésico perfecto para los dolores articulares.
Levadura de Cerveza: la levadura de cerveza aporta hierro, vitaminas del grupo B, Cobre y Selenio.


Dietética

En general es conveniente evitar fritos, alcohol, café, leche de vaca y aquellos alimentos que cada persona ya siente, en su caso personal, como pesados. Los alimentos recomendados en caso de tratamiento con quimioterapia son:

 - Zumos suaves de frutas.
- Dieta blanda (en caso de no poder masticar)
- Consumir alimentos ricos en vitamina C, como tomates y pimientos.
- Consumir además alimentos anticancerígenos como el ajo, la cebolla, el brócoli, el repollo.
- Consumir nueces ya que contienen Selenio.
- Consumir alimentos antioxidantes como los arándanos, granadas, albaricoques, etc.

Tomar alimentos ricos en Hierro: Legumbres, vegetales, hortalizas, carne roja, berberechos, pollo, brotes de soja, etc. procurar tomar siempre estos alimentos junto a otros que sean ricos en vitamina C como cítricos, frutas, tomates y pimientos.
Tomar alimentos anticancerígenos: Ajo, cebolla, brócoli, repollo, col de Bruselas, hortalizas amarillas y rojas.
Nueces por su riqueza en Selenio.
No olvidar los alimentos especialmente antioxidantes: bayas Goji, arándanos, açai, granadas, albaricoques, etc.

Acupuntura

La Acupuntura es ideal para aportar energía así como para aumentar defensas y tratar el dolor. El tratamiento personalizado también nos ayudará a combatir esos efectos secundarios de la quimioterapia.

Otros consejos

En el caso de pérdida de cabello
Lavarse el pelo con champú de niños.
Se recomienda no teñirse en cuanto salga.

En el caso de insomnio
Poner unas gotitas de lavanda en la almohada.
Infusiones de tila-pasiflora-valeriana antes de dormir.
Hacer cualquier tipo de terapia relajante como por ejemplo: Yoga. meditación, etc.

Conclusión

Cuando seguimos el tratamiento oncológico tradicional y queremos evitar, en lo posible, los efectos secundarios de la quimioterapia lo ideal es buscar asesoramiento de un buen profesional de la medicina natural.

Cuidar la dieta, descansar las horas que necesitemos, practicar alguna técnica de relajación o visualización, ayudarnos con fitoterapia o plantas medicinales y los nutrientes que sean adecuados a nuestro caso es vital para mejorar nuestra calidad de vida.



Prevención y manejo de los efectos secundarios de la radioterapia

Cuando la radiación causa daños a los tejidos sanos adyacentes, esto puede ocasionar efectos secundarios. 


 A continuación se ofrecen algunos consejos generales:

Asegúrese de descansar lo suficiente. Puede ser que sienta más cansancio de lo normal. Procure dormir bien durante la noche. El cansancio excesivo o fatiga puede durar varias semanas después de terminado el tratamiento,

Adopte una dieta balanceada y saludable. Es posible que su médico o enfermera recomienden cambios en su alimentación dependiendo de la región del cuerpo que reciba la radiación. 

Informe a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando. Proporcione a su médico una lista completa de todo lo que esté tomando, las dosis y las frecuencias, incluso de productos como aspirinas, vitaminas o sustancias herbarias. 

No olvide incluir aquellas cosas que toma solamente cuando lo cree necesario, como somníferos (pastillas para dormir), antiácidos (pastillas para la acidez estomacal), remedios para la cabeza y antihistamínicos (pastillas para las alergias).

Cuide mucho la piel del área tratada. Si recibe radioterapia externa, la piel de la región bajo tratamiento puede ponerse más sensible o adquirir la apariencia y sensación de quemadura solar. 

Los efectos secundarios pueden variar



Los efectos secundarios varían de persona a persona, y dependerán de la dosis de radiación, así como del cuerpo que reciba el tratamiento. Algunas personas no presentan efectos secundarios en absoluto, mientras que otras presentan una cantidad considerable de ellos. No hay forma de predecir quién tendrá efectos secundarios.

¿Cuánto tiempo duran los efectos secundarios?

La radioterapia puede causar efectos secundarios tempranos y tardíos. Los efectos secundarios tempranos son aquellos que suceden durante o justo después del tratamiento. Normalmente desaparecen dentro de unas semanas tras finalizar todo el tratamiento. Los efectos secundarios tardíos son aquellos que tardan meses o incluso años en manifestarse y a menudo son permanentes.

La mayoría de los efectos secundarios iniciales son cansancio excesivo (fatiga) y cambios en la piel. Otros efectos secundarios iniciales por lo general se relacionan con el área bajo tratamiento, como la pérdida del cabello o los problemas de la boca que se dan tras recibir tratamiento en el área de la cabeza.

Terapias de Hierbas

Enfoques naturales para combatir las náuseas de la radioterapia incluyen la suplementación con hierbas que poseen propiedades carminativas, como el hinojo, jengibre, manzanilla y alcaravea. La fórmula herbal china Qi Zao Granulado --- que contiene el astrágalo, azufaifo, hoelen, y Millettia --- tiene fama de aumentar mientras que la producción de células, mientras que un paciente se somete a un tratamiento de radiación.

Ganoderma

De acuerdo a la Fundación de curar el cáncer, este hongo contiene polisacáridos que proporcionan varios beneficios contra el cáncer, además de reducir las náuseas, fatiga, pérdida de cabello, disminución del apetito y la inmunidad comprometida debido a un tratamiento de radiación.

Terapia Nutricional

Los antioxidantes como la coenzima Ql0, vitamina E, beta-caroteno, ácido alfa lipoico y vitaminas del complejo B pueden ofrecer protección contra el daño a los nervios (neuropatía) y los efectos tóxicos de la radiación.

Acupuntura

Algunos pacientes experimentan un alivio de las náuseas y dolor asociado con el tratamiento de radiación de la acupuntura.

Cuerpo-Mente Medicina

La imaginación guiada, la visualización y movimientos suaves realizados en el yoga, Tai Chi y Qigong ayudan a algunos pacientes a superar la ansiedad y el estrés asociado con el tratamiento de radiación.



En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente.

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa




Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.









No hay comentarios:

Publicar un comentario