CEFALEA TENSIONAL.







Estudios indican que entre el 70%-80% de habitantes del occidente han sufrido de cefalea tensional.

Resultado de imagen para CEFALEA TENSIONAL.


Las cefaleas tensionales ocurren cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se tensionan o se contraen. Las contracciones musculares pueden ser una respuesta al estrés, la depresión, un traumatismo craneal o la ansiedad.

Las cefaleas tensionales pueden ocurrir a cualquier edad, aunque son más comunes en los adultos y los adolescentes.

Si un dolor de cabeza sucede dos o más veces semanalmente durante algunos meses o más, se considera una afección crónica. Los dolores de cabeza diarios y crónicos pueden resultar del tratamiento deficiente o excesivo de un dolor de cabeza primario.Las cefaleas de rebote son dolores de cabeza que siguen reapareciendo y pueden ocurrir con el uso exagerado de analgésicos.






Cualquier actividad que obligue a la cabeza a mantener una sola posición durante mucho tiempo sin moverse puede ocasionar dolor de cabeza. Tales actividades incluyen teclear u otros trabajos en computadoras, trabajos minuciosos con las manos y el uso de un microscopio. Asimismo, el hecho de dormir en una habitación fría o con el cuello en una posición anormal puede desencadenar este tipo de dolor de cabeza.


Otros desencadenantes de las cefaleas tensionales son:

Consumo de alcohol
Cafeína (demasiada o abstinencia de ésta)
Resfriados, gripe o una infección sinusal
Problemas dentales como apretamiento de la mandíbula o rechinamiento de los dientes
Tensión ocular
Consumo excesivo de cigarrillo
Fatiga o esfuerzo excesivo
Las cefaleas tensionales pueden ocurrir cuando usted también tiene una migraña y no están asociadas con enfermedades del cerebro.


El dolor de cabeza se puede describir como:

Sordo, similar a presión (no pulsátil)
Una banda apretada o prensa alrededor de la cabeza
Generalizado (no sólo en punto o en un lado)
Peor en el cuero cabelludo, sienes o parte posterior del cuello y posiblemente en los hombros
El dolor puede ocurrir como un episodio aislado, de manera constante o diaria. Puede durar de 30 minutos a 7 días. Puede empeorar o desencadenarse por estrés, fatiga, ruido o resplandor.

Puede presentarse dificultad para dormir. Las cefaleas tensionales generalmente no causan náuseas ni vómitos.


Tratamiento natural para la cefalea tensional.

Existen diferentes plantas medicinales a partir de las cuales se pueden elaborar remedios naturales. Hay plantas que actúan como sedantes como por ejemplo la planta de melisa, valeriana, tilo, lavanda y lúpulo.
Por otra parte, existen plantas como plantas analgésicas como el sauce (por su contenido en salicina), y la menta.
Asimismo, las plantas que mejoran la circulación también son útiles. Dentro de estas se pueden mencionar el romero, los arándanos y vid roja.


 El estrés es una causa común de los dolores de cabeza tensionales crónicos.
Practica técnicas para combatir  el estrés como ejercicios de respiración y adoptar una actitud positiva .
Otras formas de eliminar el estrés implican descansar adecuadamente, hacer ejercicio y mejorar tus habilidades de organización.
El control de la ansiedad y la depresión también pueden mejorar tu salud emocional y detener los dolores de cabeza por tensión.

Masajes faciales: el área de la sien está situada en la frente por encima de los ojos. Cierra los ojos y lentamente masajéa esta zona con los dedos. El masaje de las sienes durante el día puede calmar los nervios y relajar los músculos. Esta técnica ayuda a reducir la tensión crónica y aliviar los dolores de cabeza relacionados con la tensión.

La fatiga visual puede contribuir a dolores de cabeza tensionales crónicos. Este problema afecta comúnmente a las personas que trabajan en una computadora. Mirar a un monitor brillante de computadora durante varias horas puede cansar los ojos y provocar dolores de cabeza. Ajusta el brillo de tu equipo y toma descansos periódicos para descansar los ojos.

La falta de sueño o de descanso puede provocar dolores de cabeza por tensión. Mejora tus hábitos de sueño y planea dormir al menos ocho horas por noche. Si eres incapaz de conciliar el sueño, o si te despiertas varias veces durante la noche, bebe té de hierbas sin cafeína antes de dormir o toma un suplemento natural para calmar tus nervios. Esto promoverá un sueño reparador y aliviará las cefaleas tensionales crónicas.

El calor y el frío son tratamientos eficaces para los dolores de cabeza por tensión. El calor relaja los músculos y alivia la tensión, mientras que el frío reduce el dolor y la inflamación. Aplica un paño caliente o una bolsa de hielo (envuelto en un trapo seco) en la frente varias veces al día en intervalos de 10 minutos.



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario