Aceite de orégano.Como hacerlo en casa.



El aceite de orégano es uno de los más potentes antisépticos naturales. Elimina bacterias, hongos, parásitos y virus con unas pocas gotas. No ocasiona efectos secundarios y su principio activo es el carvacrol. Como veremos, es un tesoro natural con múltiples aplicaciones.

La palabra "orégano" proviene del griego y significa "monte de júbilo". Mucho antes del advenimiento de la medicina moderna, los romanos y griegos se basaban en el aceite de orégano para tratar muchas enfermedades. Hipócrates (460 a.C. - 370 a.C.), el "padre de la medicina", lo usaba para combatir enfermedades estomacales y respiratorias. Paracelso (1493-1541) lo empleaba para aliviar diarreas, enfermedades de la piel y producidas por hongos.



Se asegura que el aceite de orégano puede ayudar a curar muchas enfermedades. Podemos mencionar acné, alergias, artritis, asma, pie de atleta, y una larga lista.

Las más comunes son:

Infecciones cutáneas: el aceite de orégano se aplica sobre las áreas afectadas en caso de comezón, infecciones de la piel y de encías.

Problemas digestivos: el timol y el carvacrol, componentes del aceite de orégano, ayudan a la digestión y calman padecimientos estomacales.

Hongos e infecciones virales: se afirma que las infecciones producidas por hongos y virus pueden curarse con aceite de orégano.

Alergias y problemas respiratorios: el aceite de orégano se ha usado desde hace mucho para tratar sinusitis e infecciones pulmonares.

Sistema inmune: el timol presente en este aceite ayuda a que el sistema inmune aleje enfermedades.

 Articulaciones y músculos: el aceite de orégano se usa para aliviar artritis, contusiones, músculos lesionados, torceduras, tendonitis y síndrome del túnel carpiano.


Otras propiedades del aceite de orégano

Elimina la candidiasis, las infecciones de la piel, las verrugas y el pie de atleta.
Es estimulante del sistema inmunitario.
Tiene propiedades antiinflamatoriasy anestésicas, acelerando la curación de heridas y ampollas.
Reduce el dolor de golpes, esguinces, tendinitis y artritis.
Está indicado en inflamación de encías.
Protege contra resfriados, gripes y herpes.
Antioxidante. Protege a las células de los daños causados por los radicales libres.
Limpieza del organismo


¡IMPORTANTE!

Cuando se emplea el aceite de orégano, el organismo se deshace de los elementos patógenos. Como consecuencia, el torrente sanguíneo se ve invadido por un aumento de toxinas que da lugar a una sensación de fatiga, irritaciones de la piel, etc… Estos síntomas señalan que el cuerpo se está desintoxificando. Hay que beber dos litros y medio de agua diarios para ayudar a purgar las toxinas de la sangre.

La mayoría de la gente siente bienestar rápidamente al tomar aceite de orégano. Sin embargo si hay cualquiera de los síntomas antes mencionados, reduzca el consumo de aceite de orégano y beba mucha agua pura. Una vez esos síntomas hayan desaparecido puede usted aumentar la dosis de aceite de orégano.

Cada uno de nosotros es muy diferente, no hay una dosis exacta que le servirá a todo el mundo, cierta cantidad de prueba y error puede ser necesaria para determinar la dosis optima para una condición en particular. Escuche a su cuerpo, es el mejor juez. Algunos necesitarán una menor dosis, otros necesitarán del doble o triple de la dosis recomendada, si se diera el caso, reparta las dosis extra a lo largo del día en lugar de tomar todo en una vez. Por ejemplo, tome 3 gotas 10 veces al día en lugar de 10 gotas 3 veces al día.

Le deseamos una vida sana y libre de farmacéuticos.
Se ha hecho mucha investigación respecto al orégano y su principal compuesto químico, un fenol conocido como Carvacrol. El carvacrol es un poderoso antiséptico. EL aceite de orégano contiene otras 3 clases de químicos que actúan sinergicamente para proporcional las cualidades antibacterianas, fungicidas, anti inflamatorias, antioxidantes, analgésicas, antídoto y anti parasitaria del aceite de orégano.

En cuanto a las afecciones de la piel, las verrugas pueden tratarse con un algodón empapado dejándolo en contacto el mayor tiempo posible.


En caso de herpes, además de ingerirlo, debe aplicarse directamente sobre el lugar del brote tres veces al día.



Cómo hacerlo en casa


Mezclar unas ramas de orégano con aceite de oliva hasta que las flores de la planta queden cubiertas. Guardar en un frasco de cristal tapado donde deberá recibir al menos cuatro horas diarias de sol. Macerar 4 semanas agitando a diario. Después hay que filtrarlo y conservarlo en un frasco de cristal oscuro con cuentagotas.






Síndrome de Hipersensibilidad por Cándida

Las personas con Síndrome de Hipersensibilidad por Cándida sufren de elevadas concentraciones de la levadura cándida albicans en el organismo, se recurre al aceite de orégano por sus propiedades antimicrobianas y antifúngicas.


Problemas intestinales

En la actualidad se han realizado muchos estudios sobre el efecto del aceite de orégano en los parásitos intestinales. De acuerdo con la Universidad de California en San Diego, el aceite parece inhibir eficazmente en los alimentos, las bacterias y el moho que afectan negativamente a la digestión y causan intoxicación alimentaria. El aceite también se ha utilizado como tratamiento para el dolor de estómago, la indigestión y para calmar el síndrome del intestino irritable.

Pie de atleta

Las propiedades antifúngicas del aceite de orégano han sido muy útiles en el tratamiento del pie de atleta.


Aceite de orégano para la sinusitis

1
Mezcla el aceite de orégano con agua. Comenzando con las cantidades más pequeñas, coloca una a cinco gotas de aceite en agua, jugo o en una cucharadita de miel y tómalo tres veces al día. Como alternativa, puedes utilizar un gotero y colocar una a cinco gotas de aceite de orégano bajo tu lengua. Si la sinusitis es extrema o difícil de curar, puedes necesitar dosis mayores a lo normal.

2
Utiliza aceite de orégano en forma tópica como antiséptico y como calmante para la sinusitis. Frota el aceite de orégano en el exterior de tus senos paranasales y déjalo allí por un rato. Si tienes piel sensible o si el aceite de orégano es muy fuerte para ti, dilúyelo en aceite de oliva. Si tus ojos se irritan debido a los vapores del aceite, lávalo con una sustancia soluble en aceite.



El aceite de orégano también puede ayudar en el tratamiento de la artritis, dolor articular y dolor muscular.






Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

3 comentarios:

  1. Para las quemadas es excelente,es analgésico-por tanto quita el intenso dolor de las quemaduras,es antibiótico,protegiendote de infecciones e impide que se formen ampollas.Una maravilla.Certificado personalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la información aquí cerca donde vivo en Linares Nuevo León México hay una montaña pequeña y hay mucho orégano solo lo usamos como condimento para las comidas y en té para la gripe voy a preparar mi propio hacerte de orégano. Saludos

      Eliminar