5 PANCITAS Y COMO TRATARLAS.






Cada cuerpo es distinto y, por lo tanto, necesita cuidados particulares.
El entrenador James Duigan ha identificado cinco tipos de panzas.
Cada una de ellas requiere un enfoque distinto para llegar al ansiado vientre plano.
Identifica cuál es el que te corresponde para lograr verte mejor de manera saludable.

Una vez que hayas identificado tu tipo, puedes transformarla siguiendo el siguiente plan y conseguir ese vientre plano rápido.


1.- Panza de neumático

 
 vidalucida


Estas personas tienden a llevar una vida sedentaria, tal vez con trabajos que los mantienen en el escritorio. También pueden tener un vínculo emocional con los alimentos azucarados.

Por suerte, esta “llanta de repuesto” es uno de los problemas de  estómago más fáciles para eliminar ya que es causada por el consumo de los alimentos equivocados y no hacer suficiente ejercicio.
Suele estar acompañada de grasa en las piernas y en la zona de las caderas.
Causas probables:
Poco ejercicio
Mucho consumo de azúcar, carbohidratos refinados (galletas, pasteles, pan blanco) y carbohidratos con almidón (pastas, arroz).

Tratamiento:
- Cuidado con el alcohol!!
El alcohol evita que quemes grasas hasta que tu cuerpo lo haya procesado. Además, es una fuente de azúcar que va directo a tu cintura.
– Revee tu dieta
Elige alimentos frescos no elaborados, como las verdurasy frutas.
Comer grasas buenas, como la palta y las nueces, que estimulan al cuerpo para quemar la grasa del vientre.
Y no te consueles con chocolate ni bombones!!
 - Ejercicio!!....es fundamental para esta clase de panza, aunque no es necesario que vayas a un gimnasio. Puedes hacer yoga o dar largas caminatas..



2.- La panza por estrés


vidalucida

Este tipo de panza suele corresponder a personas demasiado perfeccionistas. También se vincula con problemas digestivos tales como el el síndrome del intestino irritable, que suele causar hinchazón.
 Los vientres estresados son bastante duros al tacto, esto se debe a que el estrés hace que nuestro cuerpo produzca cortisol, hormona que hace que el cuerpo se aferre a la grasa de la zona del estómago.



Causas probables:
Saltarse comidas
Excesivo consumo de cafeína.
Comida chatarra
Tratamiento:

Las personas estresadas casi siempre duermen mal, interrumpe la producción de leptina, la hormona que ayuda a regular el apetito y el metabolismo. Esto es porque cuando se está cansado, el cuerpo pide alimentos azucarados para un impulso de energía instantánea.
Haz relajación, respiración profunda, baños con hierbas relajantes.. medita..
Limita el consumo de café a no más de dos tazas al día.Prefiere las infusiones de hierba.
Es aconsejable el yoga y caminar por sitios verdes-
El magnesio es un mineral que ayuda a disminuir la panza estresada, es aconsejable tomar en ayunas cloruro de magnesio.
http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2014/09/beneficios-de-cloruro-de-magnesio.html



3.- La ‘pancita’

 
vidalucida

Pueden ser personas adictas al gimnasio, pero atrapadas en una rutina de ejercicios y dieta, quizás siempre comiendo los mismos alimentos y haciendo la misma rutina en el gimnasio, que la mantiene delgada, pero con pancita que estropea su figura.

Causas probables:
Hacer abdominales excesivos o el uso extremo de elementos de gimnasia  que provoca que los músculos del  vientre sobresalgan.

Tratamiento:
La  fibra es esencial para mejorar las condiciones digestivas como la inflamación, la hinchazón y el estreñimiento, que son lo que empeoran una barriga de este tipo.
Ejercicio conveniente: acostándose boca abajo sobre una colchoneta, apoyándose en los antebrazos. Empuja desde el suelo, levantándote sobre los dedos de los pies y los codos, por lo que tu cuerpo está paralelo al suelo desde la cabeza hasta los talones. Comienza haciendo diez segundos y seguir hasta un minuto entero.




4.- Panza de embarazada

 
vidalucida


Panza producto de embarazos, el útero se cae y es mucho más pesado de lo que era antes. Se necesitan al menos seis semanas para volver a su tamaño normal, por lo que ni siquiera pienses en tratar de conseguir un vientre plano hasta después de ese tiempo.

Es necesario volver a entrenar el piso pélvico y bajo vientre para aumentar el flujo de sangre y fortalecer los músculos flojos.


Se sugiere esperar de dos a tres meses para comenzar los ejercicios

Trata de comer grasas buenas, como las presentes en las nueces, aceites de oliva, palta, aceitunas, semillas de chía. No sólo ayudan a quemar grasa y absorber las vitaminas de los alimentos de manera efectiva, sino que también ayudan a combatir el cansancio propio de las mamás recientes.
Ejercicios para el piso pélvico (conocidos como ejercicios de Kegel) actúan como un corsé natural para el cuerpo para aplanar tu abdomen desde adentro hacia afuera.
Aprieta y suelta los músculos del piso pélvicos 15-20 veces, en cinco sesiones al día.
Respira profundamente con tu vientre, mientras estás en ‘cuatro patas’, luega exhala lentamente mientras se hace un ejercicio de piso pélvico.


Siestas durante el día  y estiramientos antes de acostarse son formas importantes para restaurar hormonas del sueño y aumentar la quema de grasa.


5.- Panza hinchada

 
vidalucida

Los estómagos hinchados suelen estar planos en la mañana, pero se hinchan durante el día con gases o indigestión. La distensión afecta tanto a mujeres delgadas como con sobrepeso. Casi siempre es causada por las intolerancias alimentarias y alergias, o estreñimiento.

Causas probables:
Intolerancia a algunos alimentos, celíacos..


 Las intolerancias más comunes están en el trigo y gluten (pan, pastas, pasteles, pizzas, tartas y cereales), el alcohol, la levadura (en magdalenas, cerveza y pasteles) y productos lácteos procesados (queso, leche, mantequilla). El gluten en particular puede inflamar el intestino y hacer que el estómago se vea más grande

Tratamiento:
Averigua que alimentos te provocan alergia o intolerancia,
Haz del desayuno tu comida más importante, ya que en ese horario se hace más fácil la digestión y no comas más allá del atardecer.
Mastica los alimentos correctamente y bebe mucha agua para mantener en marcha el sistema digestivo.
Opta por los probióticos


Un intestino sano significa un vientre plano.


Lo creas o no, la respiración puede ser la mejor cosa que puedes hacer para este tipo de panza. Prueba esto cada mañana:
 Recuéstate boca arriba y relájate. Respira profundamente con tu abdomen 10 veces. Esto te ayudará a reducir tu panza.


También puede ser bueno caminar después de comer.





Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario