Consejos para el síndrome de colon irritable







Este síndrome, llamado también colon espástico o IBS (sus siglas en inglés), no está considerado como una enfermedad propiamente como tal sino más bien como un trastorno funcional porque es causado por una contracción y distensión anormal de los músculos intestinales.

Este movimiento entorpece el paso de los alimentos y los materiales de desecho por el conducto gastrointestinal causando una serie de síntomas entre los cuales podemos mencionar:

Retortijones abdominales
Episodios alternados de diarrea y estreñimiento
Hinchazón
Flatulencia
Náuseas
Fatiga
Entre sus causas, se menciona:

Predisposición genética
Tensión emocional
Susceptibilidad a ciertos alimentos
Consumo excesivo de alcohol o café
Fumar
Abuso de laxantes


Si usted ha sido diagnosticado de Síndrome de "colon irritable" o "intestino irritable" y presenta estreñimiento o diarrea leve o bien alternancia de estreñimiento y diarrea, deberá aumentar la ingesta de fibra, mediante:

Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel y verduras.
Utilice suplementos de Salvado de Trigo: 4 a 8 cucharadas al día, mezclados con líquidos o alimentos.


 Modifique sus hábitos de comidas:
Haga una dieta "pobre en grasas" y "rica en proteínas" .
Coma despacio y procure masticar bien.
Evite comida copiosas, son preferibles comidas más frecuentes y menos abundantes.
Evite los alimentos que usted note que le desencadenan o empeoran sus síntomas. 

Los que con más frecuencia le perjudican son: especias, alcohol, tónica, sopas de sobres, cacao, derivados lácteos, quesos, yogurt, bollería, pasteles, helados, mantequilla,...
Si lo que predomina es la diarrea evite los derivados lácteos, café, té y chocolate. Puede tomar leche vegetal (de almendras).
Evite las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como: col, coliflor, habas, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos y en conserva.
Aumente la ingesta de agua (de 1.5 a 2 litros diarios), sobre todo si predomina el estreñimiento.
Procure mantener un horario fijo de comidas, e intente evacuar siempre a la misma hora y sin prisas, preferiblemente después del desayuno.
Realice ejercicio físico, caminar, nadar,...
El dolor abdominal se puede aliviar aplicando calor local suave.
Evite el uso de laxantes.
Evite, en lo posible, las situaciones que le pongan nervioso o estresen.


Remedios naturales:

- Consumir un aguacate rociado con dos cucharaditas de vinagre  de manzana lo cual beneficia la digestión facilitando el paso de los alimentos por los intestinos.

-Tomar una cucharadita de melaza disuelta en una taza de agua caliente.

-Hervir dos cucharadas de manzanilla en una taza de agua por 10 minutos. Dejar refrescar y tomar después de cada comida.

- Lavar dos trozos (tamaño regular) de raíz de jengibre y luego cortarlos en pedazos pequeños. Después agregarlos a una taza de agua que deberá hervir por 15 minutos. Tomar después de cada comida.


- Limpiar y cortar las patatas a rodajas y dejar durante una noche en una taza con agua fría y sal. Colar y beber el agua cada mañana con el estómago vacío. .Las patatas pueden reducir el ácido estomacal, pues contienen pequeñas cantidades de atropina, una sustancia con efectos antiespasmódicos.




Controlar el estés. Debido a que, según investigaciones realizadas, gran parte de los problemas de un intestino irritable pueden tener una raíz en el estrés, se aconseja mantener el control frente a situaciones que causen tensión. Para ellos existen muchas técnicas. Por ejemplo, cuando se sienta los dolores abdominales, se puede respirar profundamente, y tomar conciencia de lo que está sucediendo reconociendo que eso ya ha sucedido antes y que pronto pasará.


Igualmente, se puede emplear las técnicas de visualización. Un ejemplo de ella consiste en lo siguiente: Si una persona siente dolor, debe dejar de hacer lo que esté haciendo y debe buscar un lugar cómodo donde sentarse o recostarse. Luego, debe cerrar los ojos y, en vez de concentrarse en el dolor, debe imaginar que está zambulléndose en una hermosa playa tropical donde las palmeras se mueven serenamente o que está caminando por un frondoso jardín en una lejana isla exótica.


Hacer ejercicio El ejercicio se recomienda por diferentes razones siendo una de ellas el hecho que fortalece el cuerpo (y el intestino también) y, además, ayuda a aliviar la tensión y libera endorfinas que ayudan a controlar el dolor. Sin embargo, todo en exceso es malo y si la persona con este problema se excede a la hora de hacer ejercicio, esto le puede producir diarrea.





http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SAIKU



No hay comentarios:

Publicar un comentario